junio 03, 2008

Big Love

El año pasado, buscando información sobre la última temporada de Grey's Anatomy, encontré por casualidad la serie "Big Love" de HBO. Esta cadena si que tiene ojo para las series pioneras que pueden dejar atrapado al público por su originalidad y sus temáticas taaaaan contemporáneas (miren lo que pasó con Sex and the City). Big Love relata la vida de una familia polígama en el estado de Utah, mormona por supuesto, conformada por el dueño de una cadena de tiendas estilo Home Depot, sus tres esposas y sus siete hijos (más uno que nacerá la próxima temporada, la tercera). Mi primera impresión no fué muy positiva, de entrada lidiar con una familia polígama en tiempos modernos, no es muy entendible que digamos; pero conforme fueron transcurriendo los capítulos se fué desvaneciendo mi excepticismo y fuí entendiendo mejor la problemática que ésto implica sobre todo por las bases fundamentalistas de éste estilo de vida.

En un principio me indignaba ver la devoción que las esposas profesan al "patriarca" de la familia y aún entre ellas mismas, como parte del "precepto" que siguen a rajatabla en aras del paraíso prometido. Tanto ellas como él están convencidos y comprometidos con su elección, aunque no se escapan de situaciones típicas de celos, luchas de poder entre las esposas, secretos y hasta golpes bajos entre unas y otras. Los que llevan la peor parte son los hijos mayores, ya adolescentes, que viven en un eterno conflicto entre la obediencia a los padres, el recato demesurado y el rechazo de la comunidad mormona local (la trama se desarrolla en un poblado cercano a Salt Lake City) que afirma que la poligamia dejó de existir hace más de cien años aunque los escritores de la serie dejan en claro al final de cada capítulo que "Entre 20.000 y 40.000 personas practican la poligamia en Estados Unidos actualmente. La iglesia mormona prohibió oficialmente la poligamia en 1890". Los adultos de la familia en la serie tampoco escapan a los conflictos que conlleva esconderse de una comunidad entera, a la paranoia de verse perseguidos por una ley que condena fuertemente a la poligamia con castigos verdaderamente ejemplares, viviendo en una constante zozobra y utilizando la mentira como método de supervivencia.

La serie apenas va en su segunda temporada, en la que según los índices de audiencia no superó el éxito de la primera al cambiarse su emisión de los domingos a los lunes, en los Estados Unidos. El inicio de la siguiente temporada también se vió afectada por la huelga de escritores a principios de año y de la que todavía no se sabe la fecha exacta de emisión del primer capítulo.

Es interesante saber que ésta serie es producida ni más ni menos menos que por el mismísimo Tom Hanks y dirigida por Rodrigo García (el junio del gran Gabo, Don Gabriel García Márquez). Me imagino que de ahí la calidad de la serie, que no tiene punto de discusión. La musicalización también es un plus: a veces ochentera, a veces muy new age y muchas veces original. En general Big Love contiene una temática interesante que deja de lado el común denominador de la series actuales, aunque en algunas partes sea sexualmente demasiado explícita, una forma diferente de vivir la vida. Ojo, no dije que sea mala o buena, simplemente diferente. Yo acabo de terminar de ver la segunda temporada y me quedé con ganas de más, ustedes no se la pueden perder.

Saludos!

7 comentarios:

Abigail dijo...

Nunca he visto Big Love. A ver si me animo a buscar los capítulos, aunque sea para ver qué tal.

Eso sí, Grey's Anatomy no me la pierdo. Ya vi la 4ta temporada completita :) y el final me fascinó..

Muchos saluditos.

La Mama de Patito dijo...

Valgame,

No creo poder tolerar la tematica...aunque igual y me pasa como a ti.

Me cuesta muchisimo trabajo aceptar este estilo de vida, sobre todo tratandose del mundo occidental.

Pero buee, me esperare a que Azteca la compre y la pase por tele abierta

Saludos

Anónimo dijo...

Me encanta ver series que expresan maneras de vivir distinta, siempre tengo curiosidad por estilos de vida diferentes, no me pierdo L word y esta que mencionas me la empezare a bajar de internet.. suena genial, gracias por el tip. Considero que es interesantisimo que las nuevas series aporten algo para conocer al que piensa y vive distinto asi se fomenta la Tolerancia y el respeto, que aunque sea ficción, seguro algo de sentido común muestran al espectador y eso amplia tu mente, viva la diversidad.

Patricia dijo...

nunca le he visto pero si me llama la atencion, a vfer si ahora enb verano me pongo a fver las anteriores temporadas!!

Nancy dijo...

Fue muy controversial cuando la pasaron por acá, me llamo mucho la atención la participación de Tom Hanks en el proyecto como productor... y bueno, como dicen varias personas aquí es difícil entender ese modo de vida...creo que es como para hacer chicharrón las tripas :P
Saludos!

diana dijo...

híjole, esta es una de las tantas series que ya no pude ver en mx!
pasaron la primera temporada en el canal italiano de la fox, la pasaban a media noche y en lo oscurito.
no terminaron ni la primera temporada.
a mí se me hacía super interesante. por estos rumbos es como si los usa fueran nada más nyc, miami, l.a.... y utah???

kerubin@ dijo...

@ Abigail: Está padre, sobre todo por ser algo que es totalmente ajeno es nuestra cultura. Ojalá la puedas ver.

@ Monilla: Yo la compré por pura curiosidad, porque ni en la red hay mucha información, pero me llevé una sorpresa porque si vale la pena verla.

@ Anónimo: Me pasa lo mismo que a ti, también estoy viendo L Word, pero algo no me checa con ésta serie, no imagino a las lesbiana pensando solo en sexo y parejas todo el tiempo. Como tampoco las imagino tan glamourosas como se ven en al serie. Pero que dejan mucho de aprendijaze, eso que ni que.

@ Patricia: Puedes ver algunos promos en su página, así te das una idea y puede que hasta te guste.

@ Nancy: Es otro modo de vivir la vida, total, quien ha dicho que la monogamia sea lo correcto?

@ Diana: Aquí ni siquiera la pasaron, con la fama de irse a lo seguro de los suizos y el poco éxito que tuvo en USA, no quisieron arriesgarse. Pero está buena.