agosto 02, 2007

Me urge un curso de francés!!!

Hoy se celebró el Nationalfeiertag (fiesta nacional suiza), casi casi el equivalente al 16 de septiembre mexicano. Mi maridis y yo nos pusimos de acuerdo para celebrarlo en casa asando carne con los peques, para lo que nos fuimos raudos y veloces por la mañana a comprar carne de res a Francia. Que por qué a Francia? bueno, pues porque a la mamá kerubina se le antojó una carne asada estilo Monterrey y los cortes de carne de res en Suiza no son ni por asomo los más idóneos para éste fin, por caros y por sosos (cero grasa, así como lo leen CERO GRASA). Es por eso que la mayoría de los asados en éstas tierras se hacen con salchichas (guácala) y con carne de cerdo, la carne de res asada siempre queda dura como cartón de tetrapak.

Así que nos levantamos muy tempranito para cruzar la frontera y nos dirigimos al próximo Carrefour, exactamente a una hora de camino desde la puerta de mi casa hasta Mulhouse, pueblillo rabón francés donde se encuentra el supermercado. El viajecillo fué de lo más pintoresco, mi maridis y yo hablando hasta por los codos de las muelas de la cucaracha y demás, los huercos bien entretenidos, el día hermosísimo y hasta ahí todo bonito. Pero en el mentado centro comercial pasé la vergüenza más grande de mi vida.

Después de comprar la dichosa carne y chorros de tonterías, hicimos fila en la caja para pagar. La traviesa de Zara quería ayudarme a poner los productos en la banda de la caja, pero no hacía más que revolver las cosas. Le dije que gracias, pero que lo haría yo sola y la hice a un lado. Antes debo aclarar que desde que llegué a Suiza, adquirí la costumbre de poner en el carrito una bolsa muy grande de plástico muy resistente que venden en Ikea, para empacar ahí todo el mandado. Esto por el hecho de que las bolsas de plástico normales de los supermercados aquí no son gratis, además de que no sirven para la basura como es costumbre en México, porque aquí la basura se tiene que tirar en bolsas oficiales que también tienen su costo.

El punto es que saqué las cosas y las puse en la banda de la caja registradora, el cajero (un francesito muy guapetón) después de marcar el último artículo me dijo algo en francés que por supuesto no entendí. Lo ví con cara de WHAT? y me señalaba el carrito, nomás porque Diosito es muy grande alcancé a entender que necesitaba teclear el número individual del carrito (en Alemania también lo hacen, no sé con qué fin, pero el número casi siempre está en uno de los lados) y moví el carrito buscando el bendito número. El movía las manos como loco tratando de decirme dónde estaba el número pero yo seguía sin entender, hasta que se paró y salió de la caja, caminó hasta el dichoso carrito y quitó la enorme bolsa del mandado que era la que tapaba el número en la parte posterior. Cuando quita la bolsa, se encuentra con tres artículos de belleza que yo llevaba y que Zara, al revolver las cosas cuando trataba de ayudarme, había hecho que se cayeran entre la bolsa y el metal del carrito.

El hombre puso una cara de Hitler que hizo que se me cayera la mía de vergüenza. Quise explicarle que no era mi intención robármelos, que habían caído ahí por acidente, pero cómo hacerlo si no sé ni madres de francés? Mi maridis también tenía la cara rojísima de la pena, pero el tampoco habla francés!!! Sólo me salió un "sorry, sorry!!" al punto del llanto. Toda nerviosa y con manos temblorosas saqué mi tarjeta de débito para pagar, pero el hombre ya con toda su desconfianza up to the mother (hasta la madre, para los neófitos en inglés), me dijo en el peor inglés que he escuchado "passport, passport". Claro, ahora pensaba también que la tarjeta me la había robado y con mi pasaporte quería comprobar que efectivamente fuera mía; escudriñó hasta donde pudo mi pasaporte, tanto, que al leer que esta expedido en Suiza también me pidió mi permiso de residencia!!! No conforme con toda esa humillación, en el ticket de compra escribió no sé que cosas y no sé con qué fin, tal vez pensando que haría un manifiesto en la aduana para que me regresaran los impuestos. De tonta me pasaría si después de todo ese show, todavía hubiera pedido la devolución esa. Al final debo reconocer que ante esa situación hasta yo misma hubiera pensado lo mismo que él, lo malo fué que no pude dar ninguna explicación, ni siquiera una disculpa.

En fin, me prometí no volver ahí hasta por lo menos saber cómo se pronuncia "vous allez à l'merde", como diría el Doc de Regioblogs: perdonen mi francés!

Au revoir!


21 comentarios:

ceronne dijo...

uy keru .. pa´las pulgas de los franceses debió ser un buen oso. Por lo que dices te salió baratito eh.... lo bueno que llevabas todos tus papeles.

Pa la siguiente puedes decir un:

Nique ta mere

Te recomiendo los curso de francés en Vichy :-) :-) :-) :-)

Oye, y le diste las gracias a

Bere dijo...

No manches!!!!!!! que mega oso amigocha!!!, jajajaja oye ahora si ya me imagino en esos instantes de casi estrangular a la pobre Zara, pero haber pa que me la presionas!!, mira un remedio bien bueno que me aplicaba mi mamá era el pellizquito pulga en el brazo jajaja, no no es cierto pobrecita, oye esta de ñaca ñaca toda la chocoaventura , me reí como loca , pero nomas por como lo cuentas , eso si me uno a tu pena y a la de tu maridis y ya vez ahora a estudiar francés . Abrazotes amigocha!!

Grecia dijo...

Hello Keru

ingesu , si hasta yo senti la pena cuando estabas platicando jejeje, pero son cosas que pasan , lo bueno es que saliste librada de eso..
Saludos
Grecia

DNA dijo...

estamos en igualdad de condiciones... a mí también úrgeme un cursito de francais!. porque en este mundo globalizado no basta con que yo me desenvuelva con soltura en español, italiano e inglés, y además, allá conseguido que mi cerebro no los revuelva, como le sucede a mucha gente : P
le tengo que poner también unas notas de francés porque en eso estoy en la mierda jejeje.. no entiendo los números y siempre quiero tener billetes de a 50 euros pa' pagar, pongo cara de "en la madre" cada que un wey me echa una perorata y yo nomás quiero comprar un "cruasán" y un "café o lé".. o como se diga café con leche.
igual, mi patrón el pozza tiene sus clientes franceses y cuando la maryse (que es mitad belga y habla francés) no está, pretende que yo haga una mezcolanza del español con el italiano e inglés y chance sale francés.
esa bolsa del ikea es lo máximo : D

Farfallina - Roam 2 Rome dijo...

Bonjour!!Uf, no me quiero imaginar lo penoso que ha de haber sido la situacion!

Gusto en conocerte!

Martha Patricia
(de San Juan De Los Lagos en San Francisco x vivir en Roma)

Nancy dijo...

Uy Keru que osoteee!! aunque sabes quien tiene niños ha pasado si no por lo mismo, por cuestiones basantes similares, imagino la verguenza que pasaste, y la impotencia de no poder expresar lo que querías, espero que parlez vous francais tres bien, en un futuro ( si dije mal que es lo mas probable, ahí que me corriga ceronne) , en fin ya pasó el mega oso, ya mejor ponte a disfrutar de la carnita asada yummi :D.

mask dijo...

Mirala mirala, comprando carne para asar en Francia,que elegante!jeje

yo a lo mucho cuando compro en carnicerías San Juan me creo el muy muy

Oye y que pena con lo que paso, lo bueno es que no llegó más allá el mal entendido, que complicado pueden ser algunas cosas que aquí ni las tomas en cuenta por lo de las bolsas del super y el número del carrito ¿pa que?

saludos

mask dijo...

Se me olvidaba: 2 cosas

¿Los Carrefour en Francia son como las Sorians y Gigantes aquí no? creo que en las torres había uno pero no se si lo cerraron, solo fui una vez

Pensaba que si tenias tiempo de usar el google map y buscar tu casa, digo solo para conocer y sabercomo es tu castillo

ya pues, ya me voy

alba-dj dijo...

Ouch..!! que oso, que bueno que no pasó a mayores... tómalo por el lado amable, y piensa que es una anecdota que les contaras a tus nietecitos :P ...

saludos ;-)

Anónimo dijo...

Que impotencia que no le pudiste explicar al cajero lo que habia pasado :(, pero que nice Keru, osea voy a Francia a comprar la carne, si sabes noo?? jajjaja (broma).

Saluditos

Clau F

kerubin@ dijo...

@ Ceronne: NO me dejes así!!! a quién tengo que agradecer qué?

@ Bere: Por lo pronto queda olvidada cualquier idea de volver a hacer compras con los franchutes!!!

@ Grecia: Pues lo que se dice bien librada, nomás no, en la noche hasta pesadillas tuve de que me llevaban a la cárcel por rata! Bienvenida Grecia, no serás la Chica Regia, verdad?

@ Farfallina: El gusto es mío, bienvenida al blog y mucha suerte en tu mudanza a Italia. Saludos!

@ Nancy: Ni que lo digas, éstos huercos son los culpables de mi esclavitud a los tintes de tantas canas que me han sacado.

@ Mask: Pues no tengo idea de para qué necesiten el número del carrito, lo que si sé es que si no lo teclean no pueden acceder al total. Hasta me he llegado a preguntar qué hacen con las personas que compran con cesta en lugar de carrito. Sobre lo de la comparativa si, efectivamente es lo más parecido a un súper regio. Sobre lo de mi castillín, aguantame un poco y te hago un post con fotos, nomás dame tiempo de recoger un poco, jiji!

@ Alba DJ: Por lo pronto ya quedó para la posteridad en el blog.

@ Clau F.: Pues ni tanto, aquí en Suiza todo es carísimo, más bien los 'lanudos' son los que no tienen que cruzar fronteras para comer lo que se les antoje. Capicci?

Dra. Kleine dijo...

Tremendaaaa
jejeje
LO de menos es que se puso asi, poca paciencia tienen esos tipos, muyyy poca!

Anónimo dijo...

Keru pero deja de oirse nice jajaja, algun dia te voy a llevar unas arracheras o unos tbones de aqui de Chihuahua que te parece.

Saluditos

Clau F

ceronne dijo...

ya era noche y no sé por qué no terminé de escribir el comentario.
Preguntaba si le habías dado las gracias a Zara ;-)


Y sí, yo creo sí es la chica regia

kerubin@ dijo...

@ Dra. Kleine: Creo que todo me acusaba, pero el muy menso debió haber entendido que si llevaba cosas por más de € 250.00, no me iba robar pinches € 20.00, no???

@ Clau F.: No me digas eso, que me vas a tener como perro de carnicería con el hocico babeante hasta que me los traigas!!!

@ Ceronne: Claro, que le dí su buena regañada a la huerca condenada!

SWELT dijo...

c'est une merdè. Pero son más decentes que los gringos, los cuales por el sólo hecho de ser mexicano hasta la silla eléctrica te mandarían, que exagerado, pero bueno, hasta me parece guión para un cortometraje, las circunstancias que no lograste visualizar, y los ladridos franchutes que no entendías, pero ya pasó.

Patilu dijo...

Si yo tambien quiero aprender frances. pero nomás por lujo, pero creo que lo tuyo es necesidad.

=( le hubieras hablando en español, he escuchado que en francia les caen bien los mexicanos, asi que tal vez no te hubiera puesto carra de perro jajaja

Saludos =)

Ruth dijo...

Ay Keru digo yo no creo en esas cosas pero... ¡Una barridita! por el amor de Diosssss

kerubin@ dijo...

@ Swelt: Al César lo que es del César, la verdad es que la situación fué muy desagradable pero totalmente azarosa, ni a quien echarle la culpa.

@ Paty: En el idioma que hubiera sido le hubiera dicho mil zonzeras, los nervios me traicionaron bien feo.

@ Ruth: Yo tampoco creo, pero me lo voy a pensar, chance y ayude en algo.

Anónimo dijo...

hola chicos le paso el dato.. äl ser bibliotecaria me urgia la necesidad que profundizar el idioma y la mejor formula es www.ef.com.es/master/ils/languages/french/

cursos de frances dijo...

el frances uno uno de los idiomas mas bonitos que exiten, muy romantico.