enero 30, 2007

Caso Millet Medina: 30 años después

Desde muy niña me gustó leer el periódico, aún cuando mis hermanos y mis padres se reían de mí, pensando que no entendería nada pues me la pasaba preguntando palabras que no me eran muy familiares "mamá, qué quiere decir vapulear?". Y no sólo veía los "monitos", las secciones que más me gustaban eran, en orden de importancia: Internacional, Local, Social y Deportes. En aquel entonces llegaban a mi casa El Porvenir y El Norte, fué en éste último donde me enteré del primer crimen local que llamó mi atención a mis apenas 12 años, exactamente el 30 de enero de 1977.

Cursaba yo el sexto grado de primaria, el lunes 31 de enero una de mis compañeras de clase, que por razones obvias omito su nombre y a la que llamaré A.L. en lo sucesivo, no asistió a clases. Su ausencia fue muy notoria porque era una de las que más sobresalían por su carácter simpático y su enorme inteligencia. Al día siguiente se presentó en el salón con un semblante que parecía una mezcla de tristeza y preocupación, no pasó desapercibida para la maestra tampoco, le preguntó si le sucedía algo a lo que A.L. respondió levantándose de su lugar y dirigiéndose hacia su escritorio. Después de unos segundos, la maestra nos indicó realizar cierta actividad para mantenernos ocupadas al resto de las alumnas. Así, éstas tareas se sucedieron una tras otra durante todo el día, prácticamente A.L. se pasó todas las horas de clase recargada en el escritorio con la maestra, a ratos hablando, a ratos llorando; todo el grupo nos dimos cuenta que algo malo le sucedía. Cabe decir, que nuestra maestra era una persona sumamente religiosa (algo indispensable para laborar en aquel plantel católico del centro de la ciudad) y se mostraba ante sus alumnas más que como maestra, como una amiga en quien confiar y a quien acudir cuando lo necesitáramos.

Días después saqué mis propias conclusiones, del crimen que yo había leído en los periódicos se tenía ya la identidad del autor, por la información proporcionada por éste medio local me di cuenta que a mi compañera A.L. la unían lazos familiares con el asesino. El, un hombre de 30 años ejecutivo de una empresa relacionada con la telefonía, secuestró y atacó a dos jóvenes yucatecas, hermanas y estudiantes del ITESM después de salir de la discoteca St. Pepper ubicada en el centrito de la colonia Del Valle. Asesinó a la mayor por estrangulamiento e hirió a la menor con una pistola. El caso tuvo muchísima repercusión en la localidad, equiparable al que causó el de Diego Santoy en nuestros días, tanto los medios de comunicación como la comunidad entera se estremecieron ante éste hecho con opiniones y sentimientos encontrados.

El escritor regiomontano Pedro de Isla escribe desde hace tiempo la novela "Los Andamiajes del Miedo" basada en éstos hechos, en éste post publica los primeros párrafos de lo que sería el primer capítulo, y ayer en El Norte, se publicó el capítulo 9 de la obra que todavía está inconclusa. Para los que no tienen suscripción lo copio íntegro:

"Sonríes al salir del Sargent Pepper's. Vas acompañado de las dos hermanas. No fue sencillo convencerlas, cuando se fueron el resto de sus amigos, de que podías llevarlas de regreso a su departamento si decidían quedarse hasta más tarde. Uno de ellos no quería dejarlas, por eso le dijiste a Laura, la mayor, que seguro se irían más tranquilos si convencía a su hermana que se quedara para hacerle compañía.

Estuviste varias horas platicando con Laura, escuchando sus historias de superación personal, sobre su idea de convertirse en periodista y sus primeros artículos publicados en Mérida, un lugar que te parecía tan lejano y tan sin importancia; de las complicaciones para mantenerse en la ciudad con su beca estudiantil y de las privaciones que debía soportar porque el dinero nunca le alcanzaba.

Te aburrieron sus historias, pero mantuviste la conversación aunque ella misma te preguntara varias veces si no te aburrías escuchando sobre gente y lugares de los que nunca habías escuchado. Lo hiciste porque cada cierto tiempo se acercaba la hermana menor y eso te alegraba. Por eso también tuviste que escuchar sus loas a la joven maestra Nora, a la que ayudaba como becaria o las quejas que le llevaba al maestro Villegas, director de la carrera, porque sentía que algunos maestros daban su clase muy fácil y ella no venía a perder el tiempo.

Caminas rumbo a tu carro, estacionado a cien metros de la entrada de la discoteca. Ves a Laura cansada, hace rato te dijo que no acostumbra a irse de reventón, pero que sus amigos la convencieron. Elda, en cambio, se ve entera, como si apenas comenzara la noche. Lógico, piensas, es más joven y seguramente ella sí está acostumbrada a las desveladas de fin de semana. La recorres con la mirada: sí, se ve muy bien.

Llegas al auto y le dices a Laura que entre. Esperas que se pase al asiento de atrás para pedirle a Elda que se acomode a tu lado, pero te das cuenta que Laura ha tomado el asiento delantero. No estás seguro, pero te parece que Elda le ha pedido que la deje irse sola. Crees ver una sonrisa entre ellas, como si Elda empujara a su hermana contigo.

Laura sigue metiéndose en el camino.

Estorba.

Subes al auto y arrancas de inmediato. Laura te da indicaciones para llegar a su departamento. Cerca de "La Palanquita" –dice, como si tú supieras done demonios queda ese lugar–. Ajá, respondes y volteas al asiento de atrás para preguntarle a Elda si las dos viven juntas.

Laura te contesta que no, pero que ahí se quedarán porque ya es muy tarde para andar dejando a cada una en su casa. Insistes. Elda también te dice que mejor se quedan juntas y dejas el asunto por el momento.

Sales de la zona comercial donde está la discoteca y tomas una amplia avenida que se dirige al centro de la ciudad. Pasas por una reproducción del David de Miguel Ángel y recuerdas cuando las autoridades quisieron colocarle un taparrabos. Ese es el camino tradicional, iluminado y con mucho tránsito, por el cual ir rumbo a la zona del Tecnológico de Monterrey.

Ves a Laura muy cansada. Baja un poco la ventanilla y el aire frío de esa noche de finales de enero lo invade todo. Se recuesta en el asiento delantero, cierra los ojos y le pide a su hermana que le avise cuando lleguen al departamento. Con la mano izquierda se tapa el oído del mismo lado, como si quisiera aislarse del mundo y de la plática que supone empezará dentro del auto.

Aguantas el aire revoloteando y aprovechas la ocasión para preguntarle a Elda si se la pasaron bien y quiénes eran los amigos que se fueron hace rato. Sabes la respuesta de antemano, pero buscas hacer valer la ocasión. Te contesta con un monosílabo.

Intentas de nuevo, pero ella parece más preocupada por tu cambio de rumbo que por la plática. La tranquilizas: la calle de Las Torres es un camino menos transitado, pero también es el camino más corto y Laura se ve agotada. La calle es angosta y franqueada por vados cubiertos por maleza, pero de día muchos estudiantes que van rumbo al Tecnológico la toman sin ningún problema.

Vuelves a ofrecerte para llevar a cada una a su casa. Observas por el retrovisor que tu insistencia molesta a Elda. Le dices que se ve muy bien, que la viste mientras bailaba con ese chavo de barba que las acompañaba, que cuándo se vuelven a ver para que te enseñe a bailar así.

Sigue callada. Le preguntas si se siente mal y te contesta que ni te conoce, que está ahí porque estuviste platicando mucho rato con Laura y se fueron sus amigos, que ahora estás tratando de ligártela, pero que eres muy mayor para ella, que seguro eres como diez o quince años más grande y que a lo mejor eres de los maridos que va a la discoteca y se quita el anillo de matrimonio para ver si se encuentra a una niña tonta que le siga el juego y luego llegar a la casa fingiendo que estuviste jugando al dominó con los amigos en alguna de las tantas cantinas del centro de la ciudad o que se fueron a tomarse unas cervezas y escuchar música latinoamericana en una peña como El Sapo Cancionero.

Habla muy rápido y no encuentras la forma de hacerla callar. Laura se mueve en el asiento, los faros de uno de los pocos coches que toman esa calle pasada la medianoche ilumina su rostro y te preguntas por qué pasaste tanto tiempo con ella. La respuesta viene en el asiento trasero: por Elda.

Es cierto, desde que la rubia salió de la discoteca y te dejó con las dos cubas en la mesa, mantuviste el anillo de bodas en la bolsa del pantalón, aunque a cada rato metías la mano para verificar que no se te hubiera caído y se perdiera en la oscuridad de la mesa del fondo.

Ella está molesta.

Tú, más.

Observas el letrero que anuncia el viejo camino al Cerro del Mirador. Te sales de la calle asfaltada y tomas el camino de terracería. Elda se asusta y empuja tu asiento. El terreno irregular despierta a Laura.

Aceleras para adentrarte entre la nube de tierra que levanta el auto.

Te detienes.

Seguramente nunca han visto un arma tan cerca –piensas al momento de sacar la pistola de entre los asientos y decirles que esto es un secuestro–. Laura aún está medio dormida y no entiende qué sucede.

Elda, en cambio, lo comprende muy bien. La miras a los ojos y le ordenas que se tire en el piso del auto y que no se mueva. La ves acostarse despacio en el asiento, temblando, y eso te satisface: ahora verá quién manda y a quién le ha gritado. Le dices que si no entiende el español porque tú no sabes maya y acá el piso significa donde se ponen los pies, no donde se ponen las nalgas. Repites la orden: al piso y boca abajo. Laura quiere intervenir, pero los labios de la boca de la pistola la detienen. Elda baja despacio al piso del auto e intenta colocarse de la forma menos incómoda.

Avientas a Laura contra la puerta del auto, lo más lejos de ti, metes la mano bajo tu asiento, encuentras la palanca de ajuste, la jalas y con las piernas lo empujas hacia atrás hasta que topa con el cuerpo de Elda. Ahora la tienes atrapada entre los asientos mientras Laura te pide que las dejes ir, que ya te contó que estudia en el Tec porque consiguió una beca por aprovechamiento y que un secuestro es una locura porque su familia no tiene dinero.

Sonríes, la estúpida foránea se cree todo lo que le dices. Le das un coscorrón suave para que suba los brazos y es entonces cuando en un golpe al vientre descargas tu impaciencia con ella y tu molestia con su hermana. Se dobla en su asiento.

Elda escucha el grito de su hermana e intenta liberarse. Con Laura hecha un ovillo, aprovechas para empujar el otro asiento de la misma forma que hiciste con el tuyo y tomas los cordeles que tienes en la guantera.

Agarras la mano izquierda de Laura, ésa con la que antes se tapó el oído para aislarse del mundo y que ahora la tiene en la realidad, y comienzas a darle vueltas con el cordel alrededor de la muñeca. Lo estiras para asegurarte que esté bien amarrado y le gritas para que te pase la otra. Montas varios nudos, fuertes, uno sobre otro, para impedir cualquier movimiento.

¡Ahora sí! ¡Vamos a ver quién no me hace caso!

Laura comienza a llorar, te pide que la dejes irse o al menos que sueltes a su hermana. Ella no tiene nada que ver.

Que tonta –le dices en voz baja, como si le revelaras un secreto al que le ha llegado la hora– ella es la que me gustó desde el principio, tú no. Si suelto a una serías tú, pero a esta chiquita, no.

Ves el terror en su cara cuando dices "chiquita" y pasas tu mano por la espalda de Elda, inmovilizada en el piso del asiento trasero. Te das cuenta que hasta ahora entiende la razón de tanta insistencia para que se quedara contigo, cómo esa amabilidad era una trampa, cómo ella no era la presa que él buscaba esa noche, sino una simple carnada."


Mi compañera A.L. siguió yendo a clases, pero nunca volvió a ser la misma chiquilla alegre y dicharachera que interrumpía a cada rato las explicaciones de la maestra. A 30 años de éste lamentable suceso, muchos crímenes como éste ó peores han ocurrido en Monterrey, algunos ni siquiera han sido resueltos como en éste caso. Dicen los expertos que es el precio que se paga cuando los pueblos crecen y se convierten en grandes urbes como lo es ahora nuestra ciudad, qué más nos espera por ver?

Abur!

40 comentarios:

lucifugo rofocale dijo...

Mucho muy interesante y sobre todo el flashback de leer el porvenir y el norte.

kerubin@ dijo...

Gracias por tu comentario, bienvenido!

Anónimo dijo...

WOW! Que interesante relato...bien parece una historia de terror que a nadie le gustaria vivir...Quien fuera a decir que ni en aquellos años se podia confiar en las personas...la maldad siempre ha estado presente en la humanidad :(

Hay que cuidarse mucho y no confiar tan facilmente en las personas extrañas...

Saludos desde la cd. de las montañas....Liz :)

The_Saint_Mty dijo...

Y pensar que ya nos estamos "acostumbrando" a historias de violencia, como esa que en su momento causo un hiper revuelo.
Buena reseña Keru..Saludos!

kerubin@ dijo...

Liz: el dicho "el que busca, encuentra" y en éste suceso es aplicable a las dos partes.

Saint: Gracias por tu opinión, pero para relatos y reseñas: las tuyas!!!

Saludos!

Anónimo dijo...

Carajos, si que es triste saber que nunca aprehendieron al asesino, en los precisos momentos en que esto escribo, obra en mi poder la revista Alarma! Tomo VI No. 722 con fecha 2 de marzo de 1977, apenas terminado de leer el citado artículo busqué en Google para saber si se había capturado a este desgraciado y me encuentro con tu Blog y la mala noticia de que quedó impune a pesar de que se solicitó la extradición de este tal por cual.
Esto si que me encab...

dante_antonelli@yahoo.com

Meerheeeh;"! dijo...

Mch qe mal esta tdo eso espero qe me agregees a tus favorithos y pues me recomiendes qon tus demas amigos

Anónimo dijo...

Muy interesante el artículo.
Intenté investigar el nombre del asesino, y no hay nada que haga referencia a su nombre. Porque se proteje la identidad de éste hombre?
Me puedes decir su nombre?

Anónimo dijo...

JESUSV: EL NOMBRE DEL ASESINO ES EDGAR CONTRERAS MARTINEZ UN JUNIOR PSICOTICO, PERVERTIDO

Anónimo dijo...

Bueno aquí mi aportación de este asesino que por comentarios de una amiga que trabaja con este pervertido y asesino, tiene una empresa dedicada a la impresión y publicidad y efectivamente sus empleados saben por rumores que su jefe asesinó a una mujer...SI DESEAN CONTACTARLO ESCRIBAN SU COMENTARIO A ESTE BLOG Y LO PUBLICARÉ......

Alberto dijo...

Interesante historia, llegué a tu blog por casualidad debido a que introduje en Google la búsqueda 'Edgar Contreras Martínez' (que en este momento es lo más buscado en elnorte.com) y este nombre aparecía en los comentarios.

Una tristeza que este tipo de historias ya no asombran a nuestra ciudad, ya perdimos ese asombro y esa sensibilidad humana.

Saludos!

Anónimo dijo...

konozko el kaso y al igual ke tu era una ni'a kuando sucedio, inkluso muchos a;os despues siendo ya mayorcita llegue a ir a esa diskoteka tan konocida en los cirkulos pudientes de la sociedad regiomontana. mmm no se exaktamente ke kiero decirte,
y te aklaro ke, ni el, ni ellas son mis familiares , kreo ke es sobrino segundo de una konocida de mi mama. osea nada ke dolerme, ni mucho menos. pero me intriga ke te hace kreer ke tu publikacion es necesaria, primero no tiene ningun valor periodistiko ya ke la kopiaste kompletamente, segundo, sin dejar de tomar en kuenta, ke la vida ke se perdio era de un valor insospechado. para su familia, para sus allegados, para la sociedad misma, fue en su momento y sigue siendo una perdida irreparable,y ke aunke la imprudencia de las hermanas fue enorme, nada justifika un akto tan atroz,
No se, si te has detenido a pensar el da;o ke tu estas kausando a la familia del responsable, ya ke esta. a diferencia de la familia de las chikas kienes eran foraneas, del otro lado del pais, YUKATAN , toda la familia de el, repito responsable y uniko responable, vive, labora estudia, transita,en esta ciudad de monterrey
y ke kon tu komentario, ke la verdad no le veo ningun valor, mas alla de amarilista y sin sentido, ya ke nada nos aporta komo familia, sociedad etc... vienes a remover heridas de las ke todos, tanto del lado de las victimas komo las del responsable padecieron y sufrieron...si el pago o no pago ante Dios y ante la sociedad su deuda.
kien eres? y porke tu vienes a ventilar al internet un suceso tan doloroso, te repitom para ambas familias y encender los reflektores hacia toda persona ke por obra de Dios, le toko formar parte de la familia del responsable,
repito..kien eres tu? para remover un kapitulo espantoso de la vida de esas 2 familias..
y mi pregunta, ke valor le das a tu artikulo, si asi le podemos llamar?
periodistiko? social? humano? perdona ke te lo diga , pero no es mas ke un escrito de gente morbosa y chismosa k no tiene nada mas ke hacer, ke desgraciarle la vida a los demas...espero en verdad ke el pasado y ;la vida de tu familia este libre de pekado desde los tiempos de don Prfirio..no vaya ser ke resulte ke tu ni sepas ke tu familia eskonde un eskeleto en su klosed...

Anónimo dijo...

yo hice el komentario de arriba donde pregunto ke valor tiene el komentario o publikacion de esta persona, y vuelvo a eskribir porke veo ke estan desinformados,el responsable, si, fue atrapado, juszgado y kondenado. y paso una cantidad de a;os en el penal del topo chiko en monterrey..
no se si sea suficiente o no para pagar su deuda kon la familia, de la chika, seguro ni 100 a;os son suficientes, pero a nadie nos toka ser jueces en est,e ni en ningun kaso por horrendo ke sea, para eso estan las
leyes y kienes las hacen kumplir en este mundo,
y en el otro lo hara Dios y solamente el,
si bien es cierto ke estas alturas, ya nada parezka indignarnos y nos estemos akostumbrando a los muertos de kada dia, y a las noticias , donde solo kambian los nombres y las entre kalles.
Aun asi sigo konsiderando innecesaria la publikacion de esta persona..

Anónimo dijo...

Pues ya murio el susodicho, murio el lunes 2 de Mayo del 20111, en Monterrey bajo otro nombre investigen.

Anónimo dijo...

Confirmado con una amiga suya. Murió el 2 de mayo.

Anónimo dijo...

Q el del alarma lo scanee y lo publique!

Anónimo dijo...

Lorecuerdo muy bien, Edgar Contreras Gerente de la Seccion Amarilla de Telmex, se las llevó rumbo al aeropuerto y mató a una y la otra se llevó un balazo pero quedó viva y ella dio los datos. Edgar Conteras fue internado en el penal pero supongo que ya salio.

Anónimo dijo...

pues el tipo murio ? o no? no entiendo ? alguien me puede explicar ?

Anónimo dijo...

Haber el que dijo, que publicaramos un comentario , y el dira cual es la empresa de este asesino, que diga en que empresa esta

Anónimo dijo...

solo un favor.. escribe bien... deja la k de lado, no te cuesta nada

Anónimo dijo...

Que caso yo no lo conocía

ARdz dijo...

Esto lo descubrí apenas....fIJATE KIKI, PRECISAMENTE DEL SURESTE, ERAN UNAS HERMANAS, QUIZA TU SUPISTE ESE CASO MUY SONADO,PRECISAMENTE PORLA POSICION SOCIAL DE CADA UNO DE LOS QUE INTERVINIERON EN ESE HOMICIDIO, TANTO LAS VICTIMAS COMO EL HOMICIDA, ALLA POR LOS FINALES DE LOS AÑOS 70s habia aca en el tec, dos hermanas, laura y elda millet medina, acudiendo a una discoteca aca en la colonia del valle en san pedro, conocieron a un Lic. edgar contreras martinez, curiosamente muy amigo mio, administardor de empresas, tambien egresado del TEC de monterrey, baila con ellas , se emborracha, las invita a llevarselas el a sus casas, donde se hospedaban, por ser foraneas, pues para no hacertela larga
(sin albur) jajaja se detiene a medio camino, le dice a una que amarre a la otra y se baja con la hermana abre la cajuela del coche y la extrangula, la deja en el maletero, a la otra se la lleva fuera de monterrey
se para en medio de la nada la desnuda y por lo ebrio que andaba, no se le p....... enfurecido saca una 380 le dispara a quemaropa (me toco hacer la reconstruccion de hechos como delegado del M.P.) LE METE UN BALAZO EN EL PARIETAL IZQUIERDO, SE LE VA EN SEDAL Y SE LE QUEDA ALOJADA Y EL OTRO SE LO DA EN UN POMULO EL CUAL SE LO HACE PEDAZOS Y LE CHISQUEA LA BALA SIN PENETRAR EN SU CABEZA, QUEDANDO SOLAMENTE DESMAYADA Y DESNUDA A ORILLAS DE LA CARRETERA, HASTA AMANECER, CRUZANDO A UN RANCHO ENFRENTE , DONDE LA AUXILIARON BAÑADA EN SANGRE .
Motivo por el cual, siempre he desdeñado y no creido por lo tanto en el calibre 380 en lo particular
estos hechos estan documentados tal y como los he narrado en los anales de la procuraduria de justicia en Nuevo Leon

Anónimo dijo...

Poco despues de haber sido detenido, Edgar Contreras., con ayuda de su padre quien era economicamente poderoso, salio en libertad, se cambio el nombre, se caso,formo una familia y vivio una buena vida, despues fallecio

Anónimo dijo...

y la razon por la cual dieron con el fue... por que dejo un zapato de una de las mujeres en la cajuela de su vehiculo

adrian villarreal dijo...

Quien no recuerda el pasado, tiende a repetirlo.
Que bueno que las víctimas no eran familiares tuyas.

Anónimo dijo...

Acabo de leer el articulo y quiero confirmar algunos datos. Efectivamente Edgar Contreras Martínez fue juzgado y sentenciado. Purgó su condena en el penal del topo chico, no salió por influencias. Alla por el año de 1994 un amigo mio estuvo detenido por un delito administrativo y me contó que conoció y platico muchas veces con Edgar Contreras, se encontraba recluido le parecía que era una buena persona y que daba clases a sus compañeros dentro del penal. Nada cambia el asesinato, pero aparentementa las hermanas Millet no eran unas blancas palomas.

Anónimo dijo...

Esa persona si falleció o no ése no es el punto...sino que por ser gente dizque acomodada lo dejaron libre...y qué pasó con el pobre hombre al que por robarse un kilo de babrbacoa se ensañaron con él.....NO HAY JUSTICIA

miguel flores dijo...

Ese edgar asesino a una persona en monte morelos en 1963 y no lo juzgaron por ese delito

Anónimo dijo...

Osea ninguna de las hermanas murio ?

Anónimo dijo...

Interesante todoo woow

Anónimo dijo...

Y que tan cierto es qe la qe segun vivio se volvio loca porqe vio todo ? :s digo seria ovioo

Anónimo dijo...

para la que dice que no eran sus familiares ninguna parte de los involucrados que valla a la escuela para que le enseñen a escribir si tantas lecciones de moral quiere dar!!!!! por que tan apasionada? si no tenia ninguna relación contigo? tu también estas juzgando al que juzga y TODO el mundo tiene derecho de saber lo que hizo ese enfermo DEPRAVADO PSICOPATA

Jesus garza morua dijo...

Me encuentro con esto y me sorprende
Edgar fue enjuiciado y conndenado y hecho ya cumplió con su castigo y esta integrado totalmente a la sociedad creo que le dieron 25 años de por simple intencional y lesiones agravadas y actualmente es fotografo,,

Anónimo dijo...

Este caso también se me quedó muy grabado, yo tenía 11 años cuando ocurrió. Por alguna razón nunca he olvidado los detalles, me da gusto haber encontrado esta nota. Saludos. elbibis.blogspot.mx

Ciro Reyna dijo...

Que Arda en su infierno personal

PedroTT dijo...

Yo recuerdo que edgar contreras logro huir a estados unidos y anduvo por allá escondido y después de un tiempo se comunico con sus padres usando un teléfono público, sin saber que los teléfonos de sus familiares estaban intervenidos por la policía en Monterrey. Al despedirse en una llamada, les dijo a sus papas que les hablaria creo que el siguiente viernes, La policía de monterrey solicitó el apoyo de los gringos y lo detuvieron al estar haciendo la llamada y después de eso lo mandaron a monterrey para que sea encarcelado.

PedroTT dijo...

Yo recuerdo que edgar contreras logro huir a estados unidos y anduvo por allá escondido y después de un tiempo se comunico con sus padres usando un teléfono público, sin saber que los teléfonos de sus familiares estaban intervenidos por la policía en Monterrey. Al despedirse en una llamada, les dijo a sus papas que les hablaria creo que el siguiente viernes, La policía de monterrey solicitó el apoyo de los gringos y lo detuvieron al estar haciendo la llamada y después de eso lo mandaron a monterrey para que sea encarcelado.

Anónimo dijo...

Esta persona estuvo preso en el penal del topo chico varios a#os y dentro del penal tuvo una carnicería, después de un tiempo salio libre.en esa época fue un preso privilegiado por tener recursos económicos.

Rodrigo Garcia Mata dijo...

Escribes del asco......debería darte vergüenza estar criticando cuando tu estas peor.....

Anónimo dijo...

ley este caso.lo que me parece muy estúpido son los comentarios de un anónimo.
que al parecer se molesto con lo que leyo.y critico fuerte mente a la autora del relato. creo que es familiar lastimado.y es de aquí de monterrey.porque criticas tan fuerte? te lastimo que si tiene o no tiene valor periodístico ?
a leguas se ve.que te mueres por los comentarios... tu eres mas negativo que el mismo relato.denotas amargura.mi humilde opinión lee..y calla...te dolió??
acaso se ofendio a alguien en el relato? NO!..entonces porque la agresión?
saludos amargado!!