abril 08, 2009

Y el ganador es...

Hace seis meses el jefe de mi maridis renunció a su puesto porque le ofrecieron la dirección de una empresa menos importante, pero con más posibilidades de desarrollo. Su puesto quedó vacante y fueron muchos los que aplicaron para obtenerlo, menos mi esposo. El jefe de Recursos Humanos le hizo una llamada para preguntarle por qué él no había entrado en el proceso de reclutamiento, que más bien por cortesía debería de haberlo hecho, al pobre no le quedó más remedio que mandar su CV y su solicitud por mero compromiso.

A finales del año pasado las cosas cambiaron en la empresa ante la recesión mundial que ahora impera, el departamento desapareció y en su lugar abrieron otra posición de empleo en un área nueva que concentrará ese y los demás departamentos que también desaparecerán ante la inminente decisión de hacer más pequeña la plantilla de empleados a nivel nacional. Recursos Humanos tomó la decisión de quedarse con los candidatos internos que ya tenían y reclutar además, algunos otros externos. En total pasaron 50 al proceso de selección. En todo éste tiempo mi maridis veía como lejana la posibilidad de quedarse con el puesto (de mucha más jerarquía), luego de saber la cantidad de candidatos que habían logrado reunir. Sin mucho interés, de vez en cuando, me comentaba que había ido pasando de una etapa de la selección a otra esperando que en un momento dado le dijeran que había quedado fuera.

Pero no ocurrió así, el mes pasado empezó a ponerse nervioso el día que le dijeron que de entre todos ellos había quedado en los ocho que harían exámenes psicométricos y médicos. La cosa se fué poniendo color de hormiga cuando luego quedó entre los cinco semifinalistas y la semana pasada entre los dos finalistas. Ahí empezó nuestro calvario, él con un nerviosismo elevado a la n potencia, y nosotros (su familia, incluyendo sus padres) aguantando estoicamente sus malos humores, sus noches sin dormir y su falta de apetito. Y no es para menos, el puesto es a nivel directivo y esta semana tendría que entrevistarse con el director general de la empresa, algo así como el Carlos Slim suizo.

El lunes haría la presentación oral de su currículum ante todos los directivos, yo lo llamaría su presentación como producto ante el cliente. Sobra decir el intenso fin de semana que pasamos, pero valió la pena porque todo estuvo listo a tiempo. Al parecer la cosa estuvo bien, según algunos empleados que tenían conocimiento del resultado de la junta, el único comentario en contra fué... su corbata. Ese día la había anudado de tal forma que le había quedado corta y eso le restó puntos, vaya! en esos niveles de ejecutivos hasta una manchita en el zapato parece que si cuenta. Ayer por la tarde tendría su entrevista con el mero mero, sería él quien le diera la noticia de si se quedaba con el puesto o no, pero desde temprana hora comenzó a recibir felicitaciones vía e-mail y SMS lo que hizo sentir todavía más nervioso porque la última palabra la tendría éste señor. ¿Qué tal si todos sabían que el era el bueno y a la mera hora Don Fregotes decía que no?, qué oso!, pensó él.

El día no pudo ser más desastroso, por la mañana había visitado un cliente y durante la comida una parte de su ensalada con salsa italiana le había caído encima manchándole la camisa, la corbata y parte del pantalón. De pilón, las felicitaciones seguían llegando por docenas. Me llamó casi llorando, ¿qué hago con la ropa? la tengo toda manchada de rojo!!!. Se encontraba en Zurich, a dos hora de casa en ida y vuelta, solo faltaba hora y media para su cita, su mente bloqueada por completo. Las posibilidades de obtener el puesto hasta ese momento eran de un 90% pero en las próximas dos horas todo podía suceder.

Sin pensarlo dos veces le dije que fuera corriendo a una tienda y se comprara un traje, una camisa y una corbata "tómalo como una inversión" le dije. El pensaba que con la camisa y la corbata era suficiente, pero su angelito que nunca duerme lo llevó a un aparador con una oferta que incluía las tres cosas... por lo menos el destino en este caso estuvo de su lado. Una vez en la tienda, les hizo saber a los dependientes que solo tenía 20 minutos para que le hicieran el dobladillo al pantalón y plancharan la camisa, ellos dijeron que no había problema. Y ahí lo tenían, sentado y medio encuerado en el vestidor con la gente corriendo a su alrededor cosiendo y planchando, los había contagiado de su nerviosismo ja!.

Una ves vestido como Dios manda (y los cánones del Ejecutivo en Suiza) llegó como pudo haciendo safe a la empresa. Dejó sus chivas en su cubículo y una vez enfilado hacia la sala de juntas se dió cuenta que llevaba puestos los zapatos mocasines de suela goma, pecado mortal cuando se viste traje. Así que, se paró en el primer cubículo del camino y se le acercó al primer compañero que vió con zapatos decentes ""qué número calzas?", en dos minutos se quitó los suyos, le explicó todo el show y los cambió con el buen hombre. Pareciera un cuento que yo me inventé, pero juro que todo es real, bien dicen que a veces la realidad supera la ficción y esto no fué la excepción.

Hoy el puesto es suyo, se trata de la dirección de un nuevo departamento que él tendrá construír desde una plantilla de 150 empleados, hasta las tácticas y estrategias de la misión empresarial que ahora llevará bajo sus hombros. Y es que él se lo merece, no es porque sea mi marido, pero siempre ha sido un empleado responsable, inteligente y dedicado. Amén de ser buena persona como hijo, como marido y como padre. Yo misma sé lo que conlleva una responsabilidad como esa, más de una vez él me ha comentado de los problemas de su jefe con su familia por la dedicación al trabajo. En otras ocasiones, compañero suyos no han logrado equilibrar las dos cosas y han terminado separándose, estoy segura que en nuestro caso no va a suceder; o por lo menos yo voy a poner todo lo que esté de mi parte para que no pase así.

Anoche nos reímos como locos nomás de acordarnos todas las peripecias que pasó, pero nos comprometimos a apoyarnos mutuamente porque nos esperan tiempos más difíciles: él con su nueva responsabilidad y nosotros con menos tiempo para disfrutarlo como padre y esposo. Confiamos en que todo será por el bien de la familia y trataremos de llevarlo lo mejor posible pero, sobre todo, le agradecemos a Dios por ésta oportunidad que vale oro en medio tanta crisis y desempleo.

Felicidades muchachote, eres grande!

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades!! bien dicen cuando te toca aunque te quites, en hora buena.

Que risa todo lo que le paso, quedara como una anecdota divertida.

Saludos Keru

Clau F

NN dijo...

En buena hora, felicitaciones a alos dos! todo por el bien de la family.

Saludos !!

Anónimo dijo...

Felicidades a los dos!! ADELANTE!!
Liz-en-Kansas

Knar dijo...

FELICIDADES!!!!!!

A tu maridis y a ti por esta oportunidad que les llego, juntos todo saldrá bien.

Abigail dijo...

Felicidades!!!!!!

Que risa con sus peripecias de la ropa, eh?
Lo bueno es que todo se acomodó y salió como debía...
Haz de estar super orgullosa, no?

Un abrazote desde tierras regias, y a celebrar puesn! =D

Anónimo dijo...

felicidades para ti y toda tu familia.

kerubin@ dijo...

Chicos, muchas gracias por sus porras, siento como si fuera yo la agraciada. Y en realidad lo soy al tenerlos a ustedes como lectores solidarios.

De todo corazón, gracias de nuevo!

Ivi dijo...

Querida Keru, dile a don Kerubin que le mandamos los mejores deseos para esta nueva etapa de trabajo y por el puestazo...mucha razón tienes en estar orgullosa de él, y él de la mujer que tiene. Dicen que detrás (o mejor dicho, al lado) de un gran hombre hay una gran mujer...aqui aplica al 100%.
Besos

berenice (werita) dijo...

si, si aplica al 100% eres una super tipa, no cuesta trabajo pensar porque se enamoro de ti y tu de el .. Felicidades!!

el marido dijo...

muchas gracias por todos los felicidades! Y en algo soy muy seguro: sin el apollo permanente de mi querida esposa no se puede hacer algo asi nunca. Gracias a ti mi amor y besotes!

ceronne dijo...

Muchas felicidades a TODA la familia !

Anónimo dijo...

Nada en esta vida es casualidad... en horabuena....

Nancy dijo...

Keru!! muchas felicidades a Don Kerubin que mas que merecido se lo tiene, lo he conocido un poco y ése poco ha sido un mucho en cuanto a ética, respeto, dedicación, responsabilidad y un sinfin de cualidades que tu maridis tiene como buen suizo pero también como persona.

Muchas felicidades a ti porque sé que desde casa creas el ambiente perfecto para que las cosas se den, así como con tus hijos al igual con él, siempre apoyando, no dejándolos caer y alentándolos en todo momento..

Felicidades por este logro a toda tu familia Keru, así es como se alcanzan retos en la vida...

Estoy feliz por ustedes, besos y abrazos apretados para todos!!

Nancy :D

Anónimo dijo...

HOla
yo te recomendaria que imprimieras la nota y la colgaras en el refri o donde la tuvieras a la vista. Para que? para todas las ocasiones en las que tu marido llegue horas después de lo programado, para cuando intenten comer o cenar juntos y suene el teléfono y se tenga que parar a arreglar algun asunto, por los fines de semana que seguramente tendra que sacrificar, por eso y más situaciones , antes de hacer algun reclamo, lees la nota nuevamente para recordar el compromiso que hiciste con tu esposo y evitar "problemitas" de cualquier índole! Mucha paciencia y mucha suerte! y felicidades, ójala tenga mucho éxito en su puesto y deje a todos muy satisfechos :)

Anónimo dijo...

Muchas Felicidades! detrás de un gran hombre hay una gran mujer o para no entrar en el cliché la pareja que tenemos refleja mucho de nosotros mismos, y asi es en tu caso son un equipo y a seguir luchando.

abrazos hasta suiza desde Spain.

anonima mex-spanish.

Lupita V dijo...

Antes de felicitar a Don Kerubino, quiero felicitarte a ti,
pues sin tu apoyo y solidaridad con tu esposito, eso no hubiese sucedido ó hubiese sido de manera distinta.
Y pues felicidades a Don Keru se lo merece, y espera Keru, que esto es sólo el principio.!!!
un besote.

J.S. Zolliker dijo...

Felicidades a M!
Seguro se lo tiene muy bien merecido.

Y felicidades también a ti, K, que no hay éxito de mareado sin una esposa exitosa también.

Ruth dijo...

Felicidades Keru y a tu esposo por supuesto :D

Hijole, todo lo que tuvo que pasar jajaja.

Que emocionante aventura van a iniciar.

Saludos

Chiva Congelado dijo...

¡Felicidades a los dos y mucha suerte (y paciencia) en su próximo paso!

Anónimo dijo...

Keru
Felicidades a los 2.
Esto es un trabajo de equipo.
Que el camino que están por comenar venga lleno de éxitos y buenas aventuras.
Recibe un abrazo,
Yazmin

Anónimo dijo...

wowwwwwwwww muchas feliciadessssssss.. quiero llorarrrrrrrrrrrrr... bien por ustedes, porque él no sería lo que es sin ti.

Besos.

Tvazquez_x@yahoo.com.mx

kerubin@ dijo...

Gracias a todos por sus felicitaciones, el maridis sigue muy chiveado y le da pena contestar personalmente. Pero no duden de que su agradecimiento también es enorme!.

Besitos a todos!