marzo 19, 2007

De trolls y dioses

Quién te critica ese post que merecía el Pulitzer de la blogósfera? UN TROLL.

Quién te descalifica diciendo que tu post lo ha leído en otro sitio? UN TROLL.

Quién se atreve a juzgarte "equivocadamente" por un relato personal? UN TROLL.

Quién opaca tu post con sus opiniones? UN TROLL.

Quién exige libertad de expresión en tu blog? UN TROLL.

Quién pone en evidencia uno de tus errores? UN TROLL.

Pero ... en verdad existen los TROLLS? Muchas veces nos olvidamos que al publicar nuestras ideas, vivencias y opiniones en un espacio abierto como lo son los blogs, nos exponemos a cientos y miles de formas de pensamiento. Nos olvidamos que nos volvemos públicos y blanco perfecto de opiniones de la comunidad entera que nos lee. Opiniones que pueden ser válidas o no, correctas o no, semejantes o no, pero al fin y al cabo, opiniones detrás de las que existen personas que tal vez tengan algo que enseñarnos. Y no necesariamente porque estemos equivocados, sino porque no habíamos contemplado el punto de vista que se nos expone.

Por qué cuando se considera como negativo aquel comentario que atenta contra nuestra SABIDURIA, tendemos a considerarlo como producto de un TROLL? No será un tanto soberbio pensar que lo que exponemos en nuestros espacios es Ley Divina? Si bien es cierto que en mi blog hago y digo lo que me viene en gana, también es considerable que existan personas con otro punto de vista y que hagan valer su derecho de expresarlo.

Punto aparte son aquellos comentarios que se hacen con afán de molestia, burla o insulto. La clave ante éstos está en la reacción, la más socorrida es la VISCERAL: borrar el comentario, insultarlo ó justificarnos; ó la que más trabajo cuesta pero más eficaz es la PRACTICA: ignorarlos olímpicamente, está comprobado que cuando no se les presta atención van desapareciendo.

Retomando un poco el punto inicial, dejemos de sentirnos Dioses de la blogósfera, defendamos nuestros puntos de vista sin caer en la vanagloria del éxito o fracaso dependiente de nuestro contador de visitas y comentarios. Somos Dioses de nuestros espacios en la medida en que en ellos plasmamos lo que nos atraviesa la cabeza, qué más satisfacción de sabernos entes pensantes capaces de transmitir y provocar reacciones en los demás?

Por lo pronto, los comentarios están cerrados para éste post. Ja! no se crean, es broma.

Empieza la semana de trabajo más corta, así que no hay pretexto, arriba corazones!


(Canción con dedicatoria especial)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola keru , otra vez de vuelta por tu cibercasita, y me da gusto saludarte. Y con respecto a tu post, ultimamente he leido en varios blog de los que visito es esto precisamente , que personas dejan comentarios con afan de molestar, ofender, vacilar pero en mala leche, y en otros casos hasta dejar mensajes con cosas que ni al caso , yo la verdad es que muchas veces no dejo mensajes, y otras veces opino por que el post me gusto o tenia ganas de saludar al dueño (a) del blog, pero a nombre de las personas que como yo que no tenemos un blog, y que nos gusta leer solamente, pues que no nos hagan mala fama, y que para que los blogger´s sigan posteando con gusto y nos permitan leer y dejar mensajes pues que si no tienen nada bueno que decir pues mejor no digan nada, digo a mi humilde punto de ver. En lo particular te he comentado que me gusta mucho tu blog y te respeto mucho, asi que no te fijes en aquellas personas que solo quieran molestar mejor que vayan a comprar un bosque y que se pierdan.Ademas cada quien es libre de escribir lo que quiera y pues a quien no le guste pues hay una tachita arriba de la ventana y si le picas ahi se cierra y si opinan pues que se objetivo y constructivo o no?. Un saludo afectuoso Keru y que estes bien y tu familia igual.
Bere.

kerubin@ dijo...

Tienes razón Bere, hay quien sólo comenta con el afán de molestar ó para llamar la atención. Pero tambien hay quien lo hace para aportar un punto de vista diferente, en ambos casos es válido para los que tenemos blogs públicos.

Así que al que no le guste lo que lee, como tu dices, que no vuelva. Y al que no le guste lo que les comentan pues que hagan su blog privado. Uy que drástica me vi! :-)
Bueno ese es mi sentir.

Saluditos Bere.

Lula dijo...

-chido tu blog! pásate por el mío!!
-acabo de hacer un post que te puede interesar, échate una vuelta.
-oyeeee! yo acabo de hacer un post sobre eso!
-¿Y tú quién te crees para opinar sobre el tema?
-Amo al trooolll! soy su faaan!
-chido tu blog, ya puse un link en el mío, ahora tú linkéame a mí

Y muchas cosas más... ;-)

Dejar una opinión aunque difiera del autor, es válido, aceptable y le dá vida al blog.
Estar llevando la contraria y criticando sólo por hobby, son simplemente ganas de chingar.

Saludos (y regreso a mi huelga de comments aquí hasta que hables de Zara)

kerubin@ dijo...

Si Lula, tienes razón, pero mejor es dejarlos que se queden con sus ganas a dejar que se salgan con la suya chingándonos.

Duele más la indiferencia, que cualquier insulto!

Estamos pendientes con ese post de la tremende Bratz!