enero 24, 2007

Babel, la manzana de la discordia

Unos minutos son suficientes para contar tres historias entrelazadas por sus personajes, ubicadas en puntos muy lejanos del globo terrestre, en los que su común denominador es la tragedia y al imposibilidad de una u otra forma de comunicarse. Babel es el último filme de la internacionalmente exitosa trilogía, que comenzó con Amores Perros y siguió con 21 Grams, de la mancuerna orgullosamente mexicana formada por Alejandro González Iñárritu/Guillermo Arriaga como director y escritor respectivamente.

La película traslada ahora la temática de shock social, que en la primera situó en México y en la segunda en USA, al plano internacional añadiendo a éstos dos países problemáticas también sociales en Japón y Marruecos. Desde mi punto de vista, ahí radica el éxito avasallador de ésta cinta y las nominaciones a las que ha sido acreedora. A mi en lo personal me gustó mucho porque refleja los entresijos de la conducta humana de acuerdo al contexto en el que se desarrolla, tal cual, apegada a la realidad como puede suceder en cualquier parte del planeta. Amén del soundtrack que está genial. Desde el día que ganó el Globo de Oro y más, desde ayer que se revelaron los nominados al Oscar, la mayoría de los cinéfilos mexicanos nos sentimos ya como ganadores por ese simple hecho. Pero ... siempre hay uno.

Pero tras bambalinas se cuece otra historia sobre los principales responsables de éste festín: las tres películas antes mencionadas fueron escritas pr Guillermo Arriaga y las tres también fueron dirigidas por Alejandro González Iñárritu. Curiosamente en casi todas las menciones que de éstos filmes se han hecho, sólo se nombra a éste último, así como las felicitaciones y créditos de su éxito. Vaya! que al pobre del escritor/guionista no se le ha hecho justicia, se le ha dejado de lado en cuestión de honores. Según los rumorólogos del séptimo arte, ha sido éste hecho el que ha dado al traste con la sociedad de éstos genios anunciando su separación como mancuerna fílmica. Al parecer el más molesto es Arriaga, en una entrevista para televisión asegura que "...al final de cuentas una película se recuerda por su contenido, por quien la escribe, no por quien la dirige porque la puede dirigir cualquiera..." y al mismo respecto Iñárritu comenta "... simplemente es hora de que cada quien siga caminos diferentes, no hay un divorcio porque nunca hubo un matrimonio...". Pero ninguno de los dos acepta que haya diferencias entre ellos.

Es una lástima que en vísperas de un acontecimieno tan importante para la cinematografía mexicana existan este tipo de situaciones por razones de ego, que siempre aparecen cuando la gloria se alcanza.

Abríguense bien y saludos a los genios de DaniloBlack!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Kerubin@...

Pues a mi me gusto mucho la pelicula Babel y como tu dices es una pena que esten peleados...imaginate que oso el dia de los oscares uno volteandole la cara al otro! :o

Sabes que ya me entro la curiosidad de ver las otras peliculas de directores mexicanos que estan nominadas, ojala que las vuelvan a poner en el cine aca del otro lado del charco como tu dices...

Saludos desde la cd. de las montañas...Liz :)

kerubin@ dijo...

Hola Liz:

A mi también me gustó, pero no puedo negar que me clavo mucho en las pelis y ésta me dejó el ánimo un poco bajo. Hoy voy a ver
"Cansada de besar sapos" (por supuesto nada que ver con los Oscars) para alivianarme!

Saludos!

Luis Luna dijo...

Según se dice, Iñarritu a la hora de filmar Babel no respeto al 100% el guion, lo cual hizo enojar a Arriaga... aunque desde un principio habían comentado que sería una trilogia...

Y la verdad Iñarritu tiene ahora el gran reto de demostrar que es un buen director, aun sin un guion de Arriaga de por medio.

Buenos comentarios.

Saludos.

kerubin@ dijo...

Gracias Luis por tus comentarios. Yo por mi parte me siento tremendamente halagada por la observación que haces de los míos, viniendo de quien vienen, no faltaba más!

Pero que sepas que las críticas no son mi fuerte, soy solo una simple cinéfila de corazón aficionada al rollo bloggero.

Saludos!