julio 08, 2010

Las mujeres hacen la diferencia


En una ocasión, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, salió a cenar con su esposa Michelle. Llegaron a un restaurante no tan lujoso, querían hacer algo diferente y salir de la rutina. Sentados en la mesa del restaurante, el dueño se acercó a donde se encontraban y les pidió por favor a los guardaespaldas que le permitieran acercase, para saludar a la esposa del presidente. Así lo hizo.

Al retirarse el dueño del restaurante, Obama le pregunta a Michelle:

"¿Cuál es el interés de este hombre en saludarte?". Michelle le responde: "lo que pasa es que en mi adolescencia este hombre estuvo muy enamorado de mi por mucho tiempo".

Obama le dice: "ahhh, quiere decir que si tú te hubieras casado con él y hoy fueras la dueña de este restaurante?"

Michelle le responde: "no cariño, si yo me hubiera casado con este hombre, hoy él seria el presidente de los Estados Unidos".

(vía Mimí)

P.D. Gracias por compartirlo Mimí!

4 comentarios:

ceronne dijo...

muy buena reflexiôn :D

Lizbeth dijo...

Me encanto! Gracias por compartir...

BRENDA dijo...

Ja ja ja ja ja

Bebi

Florecita Rockera dijo...

jajaja, excelente!