noviembre 09, 2009

Ojalá

Hoy Christof fué, una vez más, víctima de la violencia escolar. Ya ni ganas me dan de relatar lo sucedido porque estoy cansada, harta, desesperanzada y muy indignada. De la carta al director, se supone que sacamos algo bueno al entrevistarnos con él y acordar formar una sociedad de padres. La respuesta de la gente fue nula, salvo una carta que recibí por parte de una madre de familia en la que me relata los mismos problemas con su hijo y los niños de la escuela.

Lo curioso es que ésta mujer nació aquí en éste pueblo y fué a la misma escuela a la que van Christof y su hijo, ella a su vez fué rechazada y violentada por sus compañeros de clase hace veinte años. Me contaba que algunos de los maestros que están ahora, también lo fueron en su tiempo, que la misma pasividad y la nula ayuda fueron las que la tuvieron por años en terapia psicológica para superar los traumas que le dejaron sus años escolares. Ahora su hijo sufre la misma situación que ella, y como es lógico, tiene mucho miedo la secuelas que ésto puedan también dañar al niño. Los niños que hace veinta años la hicieron escarnio de su insensiblidad y violencia, ahora son padres de los mismos que torturan a su hijo en el mismo lugar donde ella lo sufrió.

Eso me deja más sumida en la desesperación, quiere decir que es un problema de años y que por muchas protestas y propuestas que hagamos a la escuela, la cosa es mucho más complicada de lo que parece una mera negligenica escolar.

Ya el mes pasado estuve buscando casa para irnos de éste nefasto lugar, de éste pueblo bicicletero en el que las mentes cerradas, ignorantes y cuadradas, rompen las vidas de quienes las padecen. Pero el miedo latente a llevarnos a un nuevo lugar, los viejos problemas, también me pone en un predicamento. Amén de la tarea titánica de encontrar comprador para nuestra casa, y luego encontrar una en un lugar menos conflictivo. Casi imposible.

Necesito ayuda profesional, estoy demasiado estresada y creo que mi cabecita loca no da para más. Lloro y luego me da coraje, me deprimo y luego tengo que sonreír para que mis hijos no se preocupen. No puedo pensar con claridad, no sé qué hacer y mientras la vida se me va con la garganta seca y los ojos hinchados. Ojalá pase pronto, ojalá un día despertara y todo fuera un mal sueño; ojalá un día la gente de éste lugar pudiera pensar y respetar.

Auf Wiedersehen.

P.D. Perdón por no haber contestado los comentarios de los últimos posts, algo raro pasa con mi cuenta de Blogger que no me deja publicarlos, ya lo reporté y al parecer están trabajando en ello. Por lo pronto, gracias por su apoyo en el post donde comento sobre mi futuro empelo temporal, eso me hace sentir que no estoy sola. Gracias por su compañía chicos!.



7 comentarios:

Lizbeth dijo...

Hola Keru!
Que pena leer por lo que estas pasando... desde aqui te mando un fuerte abrazo y mis mejores deseos para que todo se arregle pronto.

NN dijo...

Es dificil pensar que esto suceda en un pais de primer mundo donde las leyes y los derechos de los demas son mas valoradas, es una pena que no sea asi, ojala se resuelva para bien sin que tengas que cambiar de casa, aunque entre la vecina Loca, y esto, cada vez los orillan mas.que triste, un abrazo desde Mty.

Anónimo dijo...

hola tengo mucho tiempo leyendote y yo creo que nunca habia comentado, tengo mucho coraje por lo que esta pasando tu hijo y no se me ocurre que se puede hacer en esos casos pero seguramente podrías ir a un psicólogo a que te ayude a enfrentar este problema de la mejor manera y que a chris no le queden secuelas de lo que ha vivido, también puedes escribir al periódico tu historia y ayudar a la escuela a hacer una campaña antibuling o mmm no se!! te quiero ayudar pero no se me ocurre nada mas
suerte!!!
te mando un abrazo muuuuy fuerte para este difícil momento

Janimarsa dijo...

Hola Keru,
Que tristeza e impotencia debes sentir por esta situación, pero asi como en el caso de Alemania (que ayer cumplió 20 años de reunificación) lucha contra ello!, no claudiques en tus protestas y asi como la gente de Alemania del oeste en aquel tiempo lucha contra ese "muro" que algun dia no muy lejano lograrás derribar y lleva contigo a las personas que como tú atraviesan por lo mismo, al parecer ya tienes una aliada lo cual es un comienzo. Envia tu carta a los diarios para que toda Suiza se entere, habla con el alcalde del pueblo, con la autoridad educacional suiza del cantón, aprovecha que tu marido es suizo y tiene todo los derechos de ley. No se si has escuchado ese dicho que dice: "los malos son malos porque los buenos lo permiten".
Mucha fuerza y un abrazo

Janimarsa dijo...

fe de erratas en: "...la gente de Alemania del oeste.." es del ESTE claro está. Suerte Keru!

Ivi dijo...

Keru, querida.
Estoy contigo, como mamá, como compatriota y como ser humano. Lo que pasa con Chris no es justo. Hay que hacer algo. Escribir a algún periódico sería una buena idea, igual hay asociaciones que pueden ayudarles. Yo conozco una señora mexicana, que trabaja en una de ellas y si quieres, puedo contactarla para pedir informacion sobre procedimientos. Un beso y ya sabes, no estas sola.

Anónimo dijo...

Abrazos amiga! Qué dificil situación y espero en Dios que pronto te mande la solución.
Bebita