agosto 11, 2008

La fábula del tonto


Se cuenta que en una ciudad un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños mandados y limosnas. Diariamente algunos hombres llamaban al tonto al bar, lugar donde se reunían, y le ofrecian escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de cuatrocientos reales y otra mucho mas pequeña de tamaño, pero con un valor de dos mil. El tonto siempre tomaba la moneda de mayor tamaño y menor valor, lo que era motivo de risa para toda la concurrencia.

Un día, alguien observaba al grupo divirtiéndose con el inocente hombre, pasados unos momentos después le llamó aparte y le preguntó:

- ¿Que acaso no has percibido que la moneda de mayor tamaño vale menos?

- Ya se... no soy tan tonto, ella vale cinco veces menos pero, el día que escoja la otra, el jueguito acaba y no voy a ganar mas mi moneda.


Esta historia podría concluir aquí como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones de ella:

La Primera: Quien parece tonto, no siempre lo es.

La Segunda: ¿Cuáles eran los verdaderos tontos de la historia?

La Tercera: Una ambición desmedida puede acabar cortando la fuente de ingresos.


Pero la conclusión mas interesante es: "Podemos estar bien aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros, por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan de nosotros... sino lo que uno piensa de si mismo".

Que tengan un lindo inicio de semana!

4 comentarios:

Sergio dijo...

Perfectamente de acuerdo contigo, la verdaderamente importante es lo que uno piensa de sí mismo, de lo agusto que te encuentres con tu forma de ser.

También es importante no confundirse, esto es pensar que somos algo o de alguna manera y no serlo.

Saludos

BRENDA dijo...

Gracias por tu fábula. Me ha llegado.
Saludos.

Desde D.F.

kerubin@ dijo...

@ Sergio: Claro, la seguridad en uno mismo es lo que cuenta, y eso lo que se transmite. Saludos!

@ Bebita: Ojalá también le llegue a unos cuantos, que buena falta les hace.

P´PITO dijo...

Que sea la ultima vez que publicas mi vida!!! OK
adios!!!