julio 19, 2008

Sentido común, educación, cortesía

No es fácil regresar al terruño y adaptarse inmediatamente a las viejas costumbres, porque aunque uno haya crecido y vivido la mayor parte de nuestra vida con ellas, diez años de practicar otras muy diferentes lo hacen un poco difícil. El otro día salí a cenar con un amigo al que no veía desde antes de casarme, la plática fué amena pero el tiempo corto, lo que lo hizo invitarme de nuevo para otro día y poder seguir la plática. Aprovechando los trámites que sigo realizando y que mis hijos eran cuidados por mi sacrosanta madre, acepté su invitación, le llamé a la hora indicada y me pidió un momento para terminar con su trabajo y encontrarnos luego: "en un rato te llamo" me dijo. Yo mientras buscaba algo en qué entretenerme, una hora después desistí de esperar y regresé a mi casa, su llamada llegó tres horas mas tarde con una disculpa que insultó mi inteligencia. De nada sirve reclamar y discutir con una persona asi de informal, pensé, así que solo escuché y me negué muy cortesmente a su petición de vernos al día siguiente. Capítulo cerrado y su número borrado de la memoria de mi teléfono.

Ayer me paso exactamente lo mismo con otra persona pero esta vez lo peor fué que quedamos a cierta hora, mis hijos estaban en casa de mi Inge del alma así que decidí esperar la llamada en su casa, pero la dichosa llamada jamás llegó. Cuatro horas después, pasadas la una de la mañana, llegó un mensaje a mi celular con un simple "disculpa".

En ambos casos me sentí frustrada, no respetada, casi casi insultada. Es tan difícil llamar para disculparse sin tener que esperar horas para hacerlo? Ok, yo convengo en que las llamadas cuestan, si ese es el problema, pero un mensaje de texto haría la misma función y evitaría la pérdida de tiempo o el disgusto que causa quedar "plantada" como hongo venenoso además de que su costo es mínimo. Lo que no tiene precio es la estima de una persona, su educación y hasta el cariño que se puede perder con este tipo de actos. En nombre de la amistad y la confianza, cometemos abusos como éstos, pero queda en nosotros darnos nuestro lugar y hacernos respetar para que no vuelva a pasar.

Me pregunto si seremos así la mayoría de las personas que, ante la falta de valor para decir las cosas derecho y de frente, preferimos quedar mal y esperar a que "se le pase" el malestar a la otra parte sin tener que hacer el esfuerzo para pedir una disculpa a tiempo y no quedar mal. Que yo recuerde, jamás hice algo parecido a nadie, prefería aguantarme la pena y decir no, que quedar como una grosera. Qué fea costumbre esa de "dar el avión" y luego hacerse "los que la virgen nos habla" como si no pasara nada. Como decía mi abuela: "lo cortés no quita lo valiente".

Saluditos regios.

9 comentarios:

Nancy dijo...

Keru fijate que eso me lo comentó mi amigo argentino cuando vivia aqui en Monterrey, dice es que los mexicanos a todo dicen que si, pero la verdad es que muy pocas veces tienen la intención de cumplir con eso a lo que te estan contestando afirmativamente... cuando el estaba buscando trabajo, le decía el típico y ya conocido por todos "nosotros le llamamos" o " el lunes le resuelvo" pero la llamada nunca llegaba y el se ponía muy desesperado, cuando me contó lo que le decían yo le tuve que explicar que aquí asi te dicen en lugar de decirte, no, no nos sirve, estamos buscando una persona con otro perfil... tiene toda la razón, culturalmente será tan dificil para nosotros el decir no? y algo que también me dijo es que todo lo hablabamos en diminutivo que pediamos los favores como con miedo porque todo era una tacita de de cafe, en un ratito, ahorita vengo... ( allá el ahorita no existe) y cosas por el estilo... creo que al igual que la impuntualidad y el miedo a decir no, son puntos en lo que tal vez deberíamos de trabajar y tal vez pudiera darse un cambio positivo como sociedad..

Keru ten un happy weekend :)

Besos!!

Nancy

Anónimo dijo...

Lo que es un hecho es que si una amistad se rompe por un detalle así de insignificante, no era amistad.

Malintzin dijo...

Para mi que si es una falta de educacion y respeto al projimo.
Tristemente, no se ha enseñado lo suficiente a la gente que el tiempo vale y por eso mismo, no podemos permitir que las personas los desperdicien por nuestra culpa.

Como bien dices.. lo cortes no quita lo valiente.. pero .... la mayoria son muy cobardones. :)

Que bien que andes en Mexico.. disfruta de lo lindo ;)

Ivi dijo...

hola Keru
me acordé de una vez que una compañera quedó de irme a visitar a mi casa un viernes. teníamos mucho de no vernos y te juro que hice un montón de malabares para quedarme con una tarde libre (ya sabes, cuando nada uno de visita en mex. el tiempo es tesoro). total que apareció x mi casa hasta el sábado. me enojó tanto y con toda sinceridad le dije que la había estado esperando un dia antes, que ahora tenía muchas cosas que hacer...lo peor es que se enojó conmigo y nunca volvió a buscarme.
vamos a lo mismo, yo hubiera entendido que me cancelara lo del viernes, pero aparecerse un dia después y sin jusificarse, me pareció una falta de respeto a mí.
besos y te extraño de este lado del charco.
pásatela super x allá.

P´PITO dijo...

MANDALOS A CHIHUAHUA A UN BAILE!!!!

Alejandro dijo...

Es bien sabido que aqui al que llega temprano lo tachan de ñoño... a mi me pasaba mucho con mis amigos, que todavia siguen siendolo.
Mal habito que tenemos aqui.

BEBITA dijo...

Pues estoy de acuerdo en que debe haber consideración y respeto al tiempo de la persona con quien hicimos el compromiso, si no vamos a cumplir, por qué defraudar la confianza de la otra persona. No cuesta nada cancelar con anticipación por que eso de esperar tanto no se vale!
Y respecto a lo que dice anónimo que por una insignificancia termina algo que no era amistad, yo creo que si fuera amistad no sucedería esto.

Besos Keru

Patricia dijo...

Pues si, una llamada cuesta pero eso no importa, la amistad y la educacion no tienen costo. Yo soy como tu, me gusta la puntualidad y que la genet sea formal con lo que dice. Me enoja cuando me dicen "ahorita te llamo" y esa llamada llega a veces al dia siguiente o nunca...

fatal!

Luciernaga dijo...

Hola Keru, como estas??
Sabes leo mucho tu blog, pero solo he dejado comentario en contadas ocasiones.

Me gusta mucho leer cuando escribes de tus hijos y de tu vida en otra ciudad lejos de tu tierra.

Yo soy de Monterrey, asi que cuando escribes sobre el y tus recuerdos es como ver a mi querido monterrey desde otra vision.

Me encanta leerte aunque dejame decirte que no siempre estoy de acuerdo contigo.

Pero ahora sii... Jaja, es un maldito hábito que tenemos, que ya nadie nota que esta mal, como dicen antes, si eres que siempre llega temprano y el responsable eres el raro.
Yo tengo amigas que tenemos que decirle que es a las 10 para que lleguen a las 11, en serio que que barbaros no??

En fin, no te enojes tanto y para la próxima vez que quedes en algo con un Regio, leele la cartilla antes.
Yo asi le hago con algunas personas cuando quiero que todo sea puntual.

Aunque he de confesar que muchas veces yo he llegado tarde, porque digo... No me gusta estar esperando.. jaja...

En fin Saludos y felices vacaciones!!