febrero 01, 2008

Ni a quien irle

En los últimos días pasé por una de mis crisis existanciales más gruesas que recuerdo, sí, a mi edad todavía me pasa. Y no puedo culpar más a mis pobres hormonas porque no sería justo, la verdad es que tengo que admitir que aunque tengo pinta de dura y malosita, todo eso se derrite en ciertos momentos de sensibilidad extrema. Se me juntaron muchas cosas, pequeños detalles que al sumarse llegaron a hacer mella en mi seguridad y sobre todo en mi estado de animo.

Ya un poco más tranquila, con el apoyo de muchas personas que no me dejaron caer del todo, me puse a reflexionar sobre cuál es en realidad el detonador que me lleva a ese estado de depresión. En general, se puede decir que es la mortal combinación entre el choque cultural y mi sensibilidad de "Jarrito de Tlaquepaque" (concepto tomado de un comentario en el post anterior :-P). De los suizos ya no me puedo quejar, tengo más que asumido que es su cultura la que los hace ir contra quien intente romper sus esquemas perfectamente bien preconcebidos, en éste caso ese "alguien" soy yo y mis trangresiones a sus cánones. Lo trágico viene cuando se me agrede sin razón alguna, como aquella dependienta de una tienda de ropa que me hizo hacerme a un lado para ordenar unas blusas en el preciso momento en el que yo las estaba viendo. Así sin más, su intención era que yo esperara a que ella terminara, quitándome la que tenía en mi mano. Hasta mi hijo se dió cuenta y le preguntó por qué lo hacía, por supuesto no recibió respuesta alguna.

Pero existe otra parte de la comunidad local que si bien no nacieron aquí, en su intento por ser aceptados ó sentirse parte de una raza que también los desprecia, se muestran como seres "non plus ultra" a los que la neo-culturización los transformó en deidades imposibles de alcanzar. Como ejemplo, menciono la última situación por la que pasé ésta semana: me ofrecieron a través de una tercera persona, un trabajo de dependienta en una tienda de ropa propiedad de una mexicana radicada aquí desde hace muchos años. Un trabajo sencillo, sólo ocho horas los sábados, pero una buena oportunidad para ganar un dinerito que no caería nada mal.

En mi condición depresiva, aquello me pareció una luz al final del tunel para empezar a levantar cabeza, aunque la idea no terminaba de convencerme del todo. Acepté gustosa no sin antes pedirle a la persona con la que hablaba, que le aclarara a la dueña que mi nivel de alemán no está al cien por ciento, pero que soy una persona responsable y trataría de hacer mi mejor esfuerzo por no defraudar a quien me recomendaba. Además el lugar (una pulga parecida a La Río, pero sin tanta afluencia de gente) me queda casi a la vuelta de la esquina, cuando la dueña tiene que manejar por lo menos 40 minutos desde donde ella vive, me pareció una gran ventaja. Pensé para mis adentros que era "piece of cake", tratándose de una paisana y contando con la solidaridad de la que nos jactamos los mexicanos no me imaginé que habría algún problema pues tal vez ella misma recordaría sus pinitos en éste país, ya me veía yo mostrando prendas, buscando tallas y hasta moviéndole a una caja registradora (mi sueño guajiro infantil).

Pero para la buena señora el idioma fué el gran obstáculo imposible de remediar, me mandó decir que "ahí pa'lotra" que muchas gracias y ni siquiera me dió la oportunidad de hablar con ella, negándome y negándose la oportunidad de juzgar en vivo y todo color que tan bueno o malo es mi dominio del idioma. Por si fuera poco, y extraoficialmente, supe que el no tener la ciudadanía suiza era todavía más determinante para no contratarme. Los mexicanos somos solidarios, sí señor, pero los paisanos inseguros viviendo en un país primermundista son otro boleto. Como dijo aquel "como un niño con una pistola en la mano". Como éste podría contar más ejemplos, también algunos de los que no me han afectado directamente a mí, pero que si me han hecho cambiar radicalmente mis valores sobre lo que representa una amistad en tierras lejanas, el dicho de "a donde fueres haz lo que vieres" cobra un sentido real en éstas condiciones. Cosa que para mí, es dolorosamente difícil.

No sé qué clase de vida hayan tenido éste tipo de personas en México, que el llegar a vivir aquí representa para ellos el paraíso perdido, no sé, no encuentro otra explicación a su actitud. Tal vez una persona normal, y no una loca histérica como yo, pase de largo éstos pequeños "detalles", tal vez sería más sano volterar para otro lado y dejar de perder tiempo y energía en éstas cosas. Tal vez mi concepto del respeto por los demás esté equivocado ó mi actitud de ser respetada no sea más que una quimera. Aclaro que no fueron éstos dos detalles los que me pusieron a mil, han ido pasado una serie de cosillas que fuí dejando en el tintero pero no borré del todo, que en un momento de debilidad llegaron a mi memoria en un solo "shot". No es fácil integrarse a un cultura ajena cuando se pretende permanecer en ella el resto de nuestras vidas y nos encontramos piedritas a cada paso en el camino, tampoco se puede hacer en silencio sin alzar la voz a lo que consideramos injusto, solo Dios sabe que lo intento día a día pero también es verdad que cada que pongo un pié fuera de mi casa lo hago con miedo. Quizá ese es mi error, la predisposición a lo malo ... la ley de atracción. Tengo que aprender a ser un poco menos "clavada" y más abierta, aunque sé que me va a costar un buen. Pero lo voy a intentar por mi propio bien y el de los míos, tratando de morir en el intento.

Abur!

10 comentarios:

Nancy dijo...

Keru hay un dicho que dice "Nadie sabe lo que hay en la olla, sino la cuchara que la menea"

Mucha gente podría imaginarse que para una mexicana sería como un cuento de hadas el irse a vivir a un país europeo, nada mas lejos de la realidad, tomar esa desición implica una cantidad indefinida de sacrificios, muchísimo esfuerzo e igualmente una buena dosis de sinsabores.

Keru yo no conozco ni una pizca de la sociedad Suiza del modo que tu la conoces y en la que te desenvuelves, pero en los días que compartimos, pude notar y presenciar detalles que tal vez en un principio puedas ignorar o hacerte de la vista gorda, pero que al paso de los años es normal que hayan hecho estragos en tu paciencia, en tu seguridad y en tu optimismo, por eso es completamente comprensible que de repente tengas esos quiebres de ánimo, pero también sé que sólo personas de un carácter determinado como el tuyo pueden reponerse y empezar de nuevo con ánimos renovados, además tienes el incentivo de un marido y unos hijos suizos todos que TE ADORAN, así que teniendo el amor de esos ciudadanos, el que tengas por añadidura es un plus, además al conocerte y verte allá, vi a una mujer que ha logrado muchas cosas, que no se amilana ante nadie, y que creo que aún le quedan muchas metas y sueños por cumplir por allá.

Sé que es difícil, y lo único que te puedo decir, que así como las cosas malas se juntan en tu cabeza y te causan conflicto, así veas en conjunto las positivas, que te agarres a ellas como un ancla en tu vida y que nada pueda ni siquiera moverte un pelo de preocupación por ser diferente,porque eres diferente y siempre lo serás, y además, no creo que quisieras que fuera de otra manera, sé que te gusta ser quien eres y no cambiarías por complacer a nadie, una cosa es que te comportes según sus normas y otra que pierdas tu escencia, esa nunca, por nada del mundo.

Me dió mucha alegría saber que las cosas están mucho mejor y tú más tranquila, siento una impotencia muy grande el estar tan lejos y no poder estar ahí, al menos para darte mi mano y decirte que te quiero mucho, recibe mi cariño y todo mi apoyo desde acá.


Besos Keru

Nancy

Ivi dijo...

Hola Keru
Tu post me llegó profundamente y conozco muy bien sobre lo que hablas. (Pensé que era la única que de repente pensaba eso de algunas mexicanas viviendo aquí). Animo Keru. Vivir aquí no es fácil pero tienes una familia bellísima que seguro te dará fuerzas en estos momentos. No estás sola y por lo que he leído de tí, estoy segura que eres una persona muy valiosa. que pena que esta señora no te dió la oportunidad, ella fue la que salió perdiendo. Yo te echo porras Keru. Y si algún día andas por Berna, toma contacto conmigo (no soy mala onda, eh). Te mando un fuerte abrazo.
Ivonne (meyiv@hotmail.com)

Patylu dijo...

... y yo me frustro con las cosa que me pasan a mi =/.

Animo Kerubina, Dios nos pone pruebas todo el tiempo. Pronto te estarás riendo de esto, ya veraz!

Que tengas buen fin de semana, por acá hay puente! Animoo!

Engel Dafnè dijo...

Hmmm Ahora si te volviste a pasar la pelicula totalmente equivocada!! No fuè que ahi pa`lotra sino que,... te explico: 1.- Necesitan alguien con el 100 % de alemàn porque la chica que ya les ayuda en la otra tienda,ahora se viene a esta nueva y ojo tambien es paisana! y tampoco tiene el 100% de alemàn (de ahi la preocupacion de tener alguien que si lo hable bien) 2.- En referencia a estas personas la madre que ya tiene mas de 30 años aqui, llego con las 2 hijas pequeñas sin haber terminado ninguna carrera... pero aqui se puso a estudiar tambien desde el idioma hasta hacer estudios en enfermeria que durante mucho años ejercio. Con esto no quiero justificar a nadie.. sino que veas que siempre hay 2 lados de la moneda.. y que no es que "todo" el mundo este en contra tuya... sè que es muy dificil pensar lo contrario.. Pero piensa que ahora de hace unos 10 años para aca... las mexicanas que llegan ya tienen mas puesta la mesa que las que llegamos hace algunos años antes. Ahora puedes hasta buscar el gpo de amigas que quieres.. antes con las 3 que habia, pues te llevabas por que te llevabas.. tienda mexicana ni en sueños mucho menos television mexicana! y claro sin mencionar las gimnasios donde ahora ya hasta te cuidan a tus hijos. etc etc Antes.. si eramos verdaderas "auslenderinen" ahora ya somos una de tantas! Esto te lo menciono en referencia a lo que dices del paraìso perdido... 3.- y ojo no fuè que por no tener el pasaporte suizo no te contrataran.. simplemente que necesitan a alguien que ya lo tenga porque asi son menos los tràmites que hay que realizar.. Tu harias lo mismo... no?.. Pienso que la actitud de estas personas es la que cualquiera tomaria aqui y en china.. Ah! y se me olvidaba de hecho le estan ayudando a la paisana con lo de su escuela. Con lo que te comento ojalà no salga como la bruja del cuento, pero si que sepas que te quiero ayudar (quizas piensas que estoy haciendo lo contrario) pero ten en cuenta asi lo pienso yo que "por algo" nos toco vivir aqui... y si no lo haces con gusto, entonces siempre veras solo el lado amargo de las cosas... Como dice mi madre, todas las que estamos acà, es porque somos de caràcter fuerte, y sabemos salir adelante! Un abrazote muy fuerte. Pd: sorry! cuando te llame, nunca me imagine que te fuera a provocar todo este malestar ...

Luna Llena dijo...

Saludos Kerubin@: me gustaría platicarte mi experiencia. me vine a vivir con mi familia al edo de Guanajuato, acá en México; desde el edo, de México, por el trabajo de mi marido. batallé mucho por los prejuicios de la gente hacia los "chilangos" y viví deprimida muchos años. Un buen día me decidí y busqué ayuda profesional. Mi cambio interno fue para bien y desde entonces vivo mejor. ya tengo más de 10 años por acá y he hecho casi de todo: trabajar, pasear, comer lo típico de acá y tener amistades y hasta enemistades; es decir: vivo la vida. ojalá mi experiencia te sirva de algo, gracias por compartir la tuya y te sigo leyendo.

Bere dijo...

Keru de mi vida y de mi cucharón: Pues yo opino ASI TODO LO QUE DIJO NANCY!!! con todo y puntos y comas!! jajajaja, nomas le agrego YO TAMBIEN TE QUIERO MUCHO!!! , Amiga dos pastillitas de valemadrina , 2 cucharadas soperas de mojarra enjabonada y 3 pintadas de dedo para quien te moleste!!, Y a vivir la vida loca !!!!!, hijos de Carlos V ahi les va la Keru!!!!. AMIGA ERES GRANDE!!!!!!!!!!

DNA dijo...

pues sí keru, no hay cosa más patética que los paisanos patéticos, tal vez para varios yo sea paisana patética, pero también esos otros lo son para mí jejeje... ojo por ojo ; )
yo dudo mucho de la solidaridad entre mexicanos eh, sobre todo en el extranjero, hay que buscar mucho y ver muchas caras antes de encontrar a esas personas de tu propio país con las que sabes que puedes contar, que comparten tu manera de pensar y que tuvieron una vida similar a la tuya en méxico (el colmo de mis amigotas mexicanas en italia---> el 80% estudiamos en la misma universidad).
es también importante encontrar paisanos, de ellos puedes ver cómo les va en la feria, ver que han sobrevivido (una que conozco tiene 25 años aquí!!) y que son mujeres que han conquistado posiciones en sus respectivos trabajos, que tienen hijos bilingües y que son capaces de llevar un paralelismo cultural que sabe dios de donde lo aprendieron. es con ellas que partimos roscas, celebramos cumpleaños, rompemos piñatas y cocinamos moles y salsas.
lo imporante es encontrar a las paisanas adecuadas. tarea difícil de lograr.

Norma dijo...

Fíjate que tocas un tema del que he querido hablar antes pero por una cosa o por otra no he hecho. Cuando vivimos en México nos queremos obligar a pensar que somos súper patriotas, que ayudamos al paisano, que el estar lejos de nuestro pais nos une, que hacemos bola porque.....somos mexicanos!

Nada más lejano a la realidad, mi experiencia me dice que somos bien conflictivos entre nosotros, que no ponemos piedritas, que no organizamos nada no por falta de ganas sino porque no somos capaces de escucharnos sin poner 'peros'.

Los peores? los mexicanos que vienen a Europa y luego se sienten europeos..............qué flojera!


Un saludo y ánimo!

Evangelina Meier dijo...

engle dafe, leo muy seguido a keru desde hace mucho.. ella siempre habla maravillas de ti aqui en su blog.. parece que tu no piensas lo mismo de ella lo que se ve en tu comentarios es rabia y coraje y eso no se le hace a una amiga..
ella ni tan siquiera menciona tu nombre pero tu te quieres hacer presente para ponerla en mal que feo de tu parte..
mas bien seria que en algo de lo que dijo con su opinion que no te gusto te cayo el saco pero tambien pudiste decirlo en forma privada..
yo tambien vivo en suiza desde hace 14 anios y tambien conozco mucha gente que por venirse a vivir aqui piensan son superiores seguro son que alla no tenian nada..
animo keru como dice dna ojala encuentres las paisans adecuadas porque con esas amigas para que quieres enemigas.

kerubin@ dijo...

@ Nancy: Tal vez son períodos en los que hasta el vuelo de la mosca, molesta. Aunque debo reconocer que son más los momentos de satisfacción y felicidad que vivo con mi familia, sin contar con las bondades que tiene éste país y que quizá no menciono tan seguido. Gracias por tus palabras Inge, sabes que las aprecio y mucho.

@ Ivi: Esa es otra cosa que se me olvidó mencionar en el post, tal vez por eso sonó un poco rudo (algo frecuente en mi): no todas son así y las que si lo son también tienen sus cualidades. Al César lo que es del César. Tampoco me paso la vida autoflagelándome con las cosas que me disgustan, de ser así no estuviera todavía acá. Y claro, mi famiia es lo primordial en mi vida. Gracias.

@ Patylu: Tienes razón, el tiempo pasa y luego uno ni se acuerda de éstas cosas. Saludos.

@ Engel Dafnè: Tienes razón amiga, soy una amargosa total, pero la que se pasó la película fuiste tu, ya que no era para ti la alusión. Además, la mesa no está servida para nadie, todas y cada una de nosotras hemos llegado y nadie ha estudiado alemán por nosotros, ni ha lidiado con locos en la calle, los beneficios que mencionas no solo son para los extranjeros ya que todos gozamos de ellos (suizos y no suizos) y solo fué coincidencia que unos llegaran antes y otros depués del progreso social. Besitos.

@ Luna Llena: Yo también recibo ayuda profesional, pero es de otro tipo: espiritual. Gracias a Dios tengo entre mis amistades gente que es muy sabia en ese renglón. Las cosas ya están mejor. Gracias por compartir tu experiencia.

@ Bere: Anotada y entedida la receta, vas a ver que la voy seguir al pie de la letra. YTTQM.

@ DNA: Esa es la palabra precisamente: PATETICA. Chin! me voy a juntar más contigo a ver si se me pega algo. Totalmente de acuerdo con tu opinión Dianiux.

@ Norma: Se ve que tu también habrás tenido tus queberes en éstos asuntos, aunque yo agregaría a lo de conflictivos, el envidiosos y competitivos.

@ Evangelina: No todo es como parece, a veces tocamos sin proponérnoslo el espacio privado de otras personas, sus puntos débiles y eso los hace reaccionar a la defensiva. Todo bonito, bienvenida al blog.