enero 30, 2008

La India María va al cine

Hablando de modernidades, comentaba en posts anteriores que el sábado fué otro de esos días de "pareja" que nos regalan mis suegros últimamente y se quedan con los querubines para darnos un chance a mi maridis y a mí. Teníamos pensado ir al cine, por lo que desde el viernes anterior buscamos una película interesante, yo quería ver PS: I love you con Hilary Swank pero como siempre vemos las que yo escojo (que normalmente son filmes muy melosos) ésta vez le tocó a mi maridis y nos decidimos por The Bucket List con Jack Nicholson y Morgan Freeman. Buscamos un cine en Zürich cerca de la casa de los abuelos de mis hijos para no perder tiempo en trasladarnos y encontramos unos a los que nunca habíamos sido, de hecho son prácticamente nuevos y es todo un compleo muy sofisticado de cines llamado Arena Film City.

Desde su página de internet compramos los boletos por adelantado con la tarjeta de crédito, la sorpresa nos la llevamos cuando llegamos y vimos las filas inmensas en las taquillas, pero mi sexto sentido me decía que si existía la opción de comprarlos vía internet debería de ser para ahorrarse tiempo y esfuerzo. Preguntamos a un empleado y nos mostró unas máquinas expendedoras de boletos en las que solo tenemos que teclear el número de reservación que se nos asignó al hacer la compra online y listo! Wow! y yo que pensaba que lo más moderno eran los Cinépolis que dejé en Monterrey cuando vine a vivir acá. Ya casi me estaba acostumbrando a los cines balines que hay cerca de mi rancho, pero Zürich es otra cosa, sí señor!

Pero eso solo fué el inicio de una serie de sofisticaciones que nunca me hubiera imaginado encontrar en un cine, para empezar en la entrada hay un bar super 'nice' con todo tipo de bebidas (incluídas las alcóholicas) y con un diseño muy moderno. Las salas enormes, algo muy raro en éste país, y los asientos casi casi como First Class de cualquier aerolínea. Los boletos que habíamos comprado eran de unos asientos llamados "Kuschelbank" (banca de abrazo, literalmente) su nombre lo dice todo. Es un asiento para dos personas perfectamente amplio como para .... abrazarse, para parejas, pues! Muy sabrosón el asiento. En la parte más alta de la sala hay una sección que se llama Loge que describiré más adelante. En el intermedio mi maridis se fué a fumar y yo me dirigí al baño, dije baño? más bien diría una sala galáctica que con solo entrar se le quitan a uno las ganas. Lo primero que hay son sillones para arreglarse en una especie de peinadores del futuro donde en la pared esta un enorme espejo y en la parte de la mesa un monitor en el que se pueden ver los cortos de las películas próximas a estrenarse. Pero los monitores no solo se encuentran ahí también los hay dentro de los sanitarios (WTF!!!), de los lavabos y el secador de manos mejor ni digo nada, éste último casi casi me arranca los dedos con la fuerza del aire hipohuracanado que avienta o por lo menos habrá desaparecido mi artritis reumatoide. Mejor chéquense las fotos.





Al terminar la película, muy deprimente con un tema de cáncer/muerte que me dejó muy mal sabor de boca y muchos malos recuerdos familiares, nos dimos cuenta que aún era temprano, decidimos ver la otra que yo había escogido en un principio y que también resultó ser un tema parecido en la que tampoco me escapé de soltar las de cocodrilo a lo largo de ella. Lo bueno fué que lo hice de la forma más cómoda posible porque ésta vez compramos lugares en el mentado Loge. Son cinco cubículos para dos personas, cerrados, totalmente independientes y equipados con un servibar que contiene bebidas y chucherías que van desde botellitas de champaña con sus respectivas copas 'nice', hasta bolsas de papitas, cacahuates y chocolates que están incluídas en el precio por persona (no se los digo porque si es muy caro, lo peor del asunto fué que me tocó pagarlo a mi!!!). Detrás de la puerta de acceso hay unos ganchos para acomodar chaquetas, bolsos, llaves, etc., etc. para nada estorbe a la hora de ver la peli. Los asientos son gigantescos sillones con control eléctrico para acomodar piecera y respaldo al gusto, tapizados en finísima piel y cuentan hasta con masaje para la espalda (WTF!!!), pareció anuncio de los Hermanos Vázquez :-P. Prácticamente es como estar en casa, me quité mis botas, me recosté y voilà ... me sentí como una Forbes de petatiux.

No sé como anden las salas de cine por mi Monterrey del alma, hace algunos ayeres que escuché se abrirían en Valle Oriente o San Agustín unas salas VIP parecidas a éstas que describí, pero en mis últimas visitas no me acordé de ir. La verdad es que me dolió el codo con tanta gastadera, pero mi maridis que tiene los pies bien puestos sobre la tierra, me convenció de que fué un dinero bien gastado. Al fin y al cabo son experiencias que no se repiten muy seguido durante el año y lo bailado nadie nos lo quita. Toda una experiencia religiosa.

10 comentarios:

Patylu dijo...

no pues las salas de aqui siguen... igual. y bien caras. la verdad no he ido a los VIP por lo caro que estan, si mucho lujo pero capaz que luego me duermo!! jajaja!!

Pero no creo que se comparen con sala que describiste =S definitivamente. Estoy pensando en robarme la descripcion que hiciste y mandarcela a los ejecutivos de cinepolis o mmcinmas jajajaja!! (ntc)

saludos!

Nancy dijo...

Me da gusto que hayan podido compartir un rato de esparcimiento los dos solitos como novios :), eso hace mucho bien a la relación, el estar solamente el uno con el otro sin la presión de los niños, además en ese lugar tan padre, que bonito :)

Keru pues mira en Cinépolis puedes comprar tus boletos en linea y te dan un código bien raro no de números si no de una figura bien rara que al pagar, te la mandan como mensaje a tu cel o tu correo electrónico y lo puedes imprimir en tu computadora, ese( el impreso o la pantalla de tu cel con el código en ella) ya nada mas lo muestras ahí donde te recogen los boletos, tienen un lector de ese código y listo.

Las salas VIP de Valle Oriente están muy padres, son así exactamente como las de la foto, (bueno el baño no creo pero la sala si) tienen su mesita al lado y aparte anda ahí un mesero ofreciéndote diferentes cosas para cenar, mismas que te llevan hasta tu asiento,puedes incluso pagar con tarjeta de crédito, si no quieres cena tan en forma, igual puedes entrar con tus palomitas y refresco, cabe mencionar que tienen su espacio de snack mucho menos concurrido dentro de las salas, es decir, justo antes de entrar, así no tienes que hacer tremendas filas para comprar tus cosas, la verdad no se me hace tan caro, y se ve muy agusto la película en esas salas, vale la pena como tu dices.

Un abrazo y que sigan teniendo días de tan rico esparcimiento.

Nancy, besos :)

Dennile dijo...

Oraleee! todo de super Lux! que padre que se dieron ese gustito! Como dice tu maridis es un dinero bein gastado, no lo hacen seguido o si? Además es un tiempito que se dedicaron para ustedes y su relación. Vale la pena no?

Saludos

Bere dijo...

Orale que Cinotes!!! , pues mira los cinepolis tienen compra en linea y aparte tienen unos como cajeros donde con tarjeta de debito o credito puedes comprar los boletos sin tener que formarte , ese esta padre y nunca hay gente, los VIP son mas o menos como los que describes solo que sin los baños tan cuquis, donde compras esta padre porque también no hay gente y puedes comprar cosas diferentes como sushi, bebidas alcoholicas, paninos, y otras cosillas, hay mesero y desde tu lugar puedes ordenar y te llevan la carta o bien puedes ir tu misma. El costo esta como en 90 pesos y se me hace bien si no quieres tener al vecino comiendo palomitas con la boca abierta jajaja, ayy no no keru he tenido cada experiencia con eso buenooooo!!, es rico cuando vas de novia y pides alguna cosilla, y vas a disfrutar precisamente. Saludos!!

Engel Dafnè dijo...

Andale! ya ves que bueno que no fui.. ya me imagino a los 3 sentados en la kuschelbank! jajaja

Jarrito de Tlaquepaque dijo...

oye, no entendi el porque de no decir los precios....
sono como "no se los digo, porque solo yo puedo pagarlos..."

kerubin@ dijo...

@ Patylu: Ay no, lo hagas, les darías otro pretexto para aumentar los precios!

@ Nancy: Eso de la cena suena atractivo, pero imaginate el olor en toda la sala si pides unos tacos encebollados con chorros de cilantro???

@ Dennile: Para serte sincera si, a veces se necesita porque con el tiempo te vas haciendo como que "hermanita" del marido y eso no costea.

@ Bere: Está padre esa idea de las maquinas expendedoras de boletos, acá todavía no llega eso. Pero esas salitas estás de lux!

@ Engel Dafnè: Se podría decir que gracias a eso conocimos el mentado Loge! Te debo una amiguis.

@ Jarrito de Tlaquepaque: Aqui no se le discute nada a nadie, cada quien puede expresar sus complejos de la manera que sea Maestro. Pero en el enlace de la pagina de los cines está un apartado con los precios (Tarife), pos si gana la curiosidad.

Saludos!

Norma dijo...

Woowwwww no'mbre! pos en Victoria (de donde soy) lo máximo es que venden capuchinos jajajajaja :D

Otro rollo el cine es no?, yo con el masajito me conformo porque seguramente cerraría los ojos y la película pasaría a segundo plano jajaja


Saludos!

kerubin@ dijo...

Norma: Pues España no está tan atrasado que digamos no? Allá como serán los cines?

yogas dijo...

no pues que onda con las que comentan que aca los cines sigue igual, si hace mucho tiempo que estan los `vip
que son tal como los describes tu, el mesero te lleva la carta, incluye crepas saladas o dulces, suchi, alcohol, cosas ricas, ademas de lo tipico de un cine.. igual con la onda online..