febrero 12, 2008

Momentos

Hace dos horas que llegué de dejar a mis hijos en la casa de sus abuelos y ya los extraño, la casa está silencia, sin vida, muerta ... y yo sintiéndome culpable de los días en que pienso que me desesperan porque no se están quietos. Querías quietud, ahí la tienes! pero no, eso no era lo que quería. Apenas los llevé hoy y se quedarán allá por cuatro días más, CUATRO DIAS!!!, cuando mis suegros nos propusieron hace más de un mes éstas "vacaciones" a los niños les pareció un regalo del cielo, ansiaban que llegara el día. A nosotros nos pareció una buena idea que convivan con ellos porque ya son mayores, tan mayores y ellos tan pequeños, que sabrá Dios cuántos años más puedan disfrutarse mutuamente. Aunque mi relación con ellos nunca ha vuelto a ser lo que fué, jamás he privado a mis hijos de su presencia y su cariño, a su modo pero cariño al fin. Comimos los cinco juntos y pude ver que no me equivoqué, Christof estaba en el séptimo cielo con la comida inigualable de su abuela, Zara esperaba impaciente la hora en que yo me fuera para poder jugar con su abuelita a hacer casitas con el Lego y mi suegro les prometió llevarlos a caminar para aprovechar el sol. Qué más puede pedir un niño? Benditos abuelos.

Mi maridis en su oficina, me habló para confirmarme que llegará tarde hoy, parece que todo está dispuesto para que yo tenga un momento de soledad completa. Es una señal, me dice mi pensamiento .... ese pensamiento que tanta gente maldice ó se burla tachándome de complicada porque "pienso mucho". Es verdad, mi pensamiento es mi peor castigo o mi mayor bendición según del lado en que se vea, me hace reflexionar, analizar, conocer, elucubrar y me provoco sentimientos que en personas "normales" pasan desapercibidos. A veces quisiera ser ciega de mis pensamientos, a veces quisiera ser como otras personas que toman la vida como viene y no se detienen en buscar un por qué como yo lo hago. Otras veces, me siento orgullosa de ser como soy y yo misma me convenzo que es mejor tener una visión realista de las cosas para no llevarme sorpresas desagradables, pero a veces mi realidad no es la de los demás.

Esta semana decidí no pensar más, no analizar más, vivir un momento a la vez sin pensar en las consecuencias ... relajarme sin más. Pero la ausencia de mis dos solecitos lo hace un poco triste, me faltan sus risas, sus gritos, sus mugreros en sus cuartos ... en toda la casa. Son mi mayor tesoro, lo que más amo en la vida después de Dios, mi motor, mi ancla en éste pequeño pedazo de mundo. Quisiera cerrar los ojos y abrirlos el sábado para verlos llegar y abrazarme con ansias, saber que me extrañaron, sentir cómo me quieren. Qué me importa si el resto del mundo me quiere o me odia, solo quiero sentir el amor de esas dos personitas que tanto amor me dan y despiertan en mi!.

Mi marido hace planes para éstos días solos, la verdad es que también quiero dedicarle tiempo a él, se me va la vida en ser madre y muchas veces me olvido de mi compañero. Ese que prometió estar conmigo hasta la muerte, ese que cuando los hijos caminen solos el camino de la vida, permanecerá a mi lado a pesar de todo. Ese que me quiere con todas mis inseguridades, mal genio y demás lados oscuros. Si, eso es lo que voy a hacer, aprovechar en cosas positivas éstos momentos. Así sea.

Au revoir!

12 comentarios:

La Mama de Patito dijo...

Y si...
Uno se queja de ellos, pero a la vez es por lo que mas lo quiere y extraña, eh ?

Saludos
http://lasaventurasdepatito.blogspot.com/

Ivi dijo...

Hola Keru
Entiendo ese sentimiento que tienes, a mí también me pasa. Ahora por ej. Los peques tienen vacaciones y los tengo toodo el día conmigo y hay momentos en que quisiera que se fueran un dia con los abuelos, pero cuando están lejos de mí, siento que no puedo vivir sin ellos y los extraño a chorros. El ser mamá de tiempo completo es el trabajo más duro que hay. La palabra pausa no existe (aunque como se necesita). Disfruta de tu marido y de este tiempo para reflexionar y seguro cuando tus peques regresen, tendrás las pilas cargadas para empezar nuevamente con la tarea de educar. Muchos saludos. Ivi

Nancy dijo...

Keru tu vida transcurre alrededor de lo que les pasa y viven tus querubines, es justo que de vez en cuando tengas ratos para ti y para tu maridis, muchas veces he leído a Conny diciendo que cuando una es feliz puedes hacer feliz a los demás, y es totalmente cierto, aprovecha ese tiempo para sentirte bien, como bien dices no pienses tanto, no cuestiones, lo que ha de ser será, vive el hoy, total, la vida dura tan poco, sé como te sientes porque los niños estan siempre contigo pero esta bien que convivan con sus abuelos y que tengas un rato para ti, no pasa nada, aprovechalo en ti, tomáte baños de tina sin prisas, lee, cocina para ti y para tu maridis, disfruta momentos como el de hace dos semanas cuando fueron al cine, ambos trabajan mucho y lo merecen y que los niños esten con sus abuelos es un premio para todos, con el tiempo de conocerte he llegado a comprender mucho tu manera de pensar, y a veces como bien dices, ese pensamiento puede llegar a ser el principal impedimento para que disfrutes estas cosas, no seas tan dura contigo mismo y permitete ser tu y desligarte aunque sea por unos días del papel de madre y se tú, simplemente tu.

Besos

TQM!!


Nancy

Ruth dijo...

A sentirse recien casados otra vez, que al rato vuelven tus kerubines a casa :)


Saluditos.

blackeagle-italiano dijo...

Pues visitando por primera vez y lo que puedo decir es que trates de aguantar ese momento de soledad y aprovecharlo con tu pareja, verle lo bueno a eso que despues vendran momentos mas alegres y lleno de gozo con tus peques

DNA dijo...

disfruta estos días keru. los hijos somos de prestado, ya sabes. no hay que poner todas las monedas en un sólo cesto : )

Patylu dijo...

Yo también pienso mucho y le doy vueltas y vueltas a una sola cosa, preguntas, que tal si esto o que tal si aquello... donde esta el boton on-off!

pero tu...

¡ Disfruta estos días junto con tu marido que tus niños regresan el fin de semana !

jenny dijo...

ánimo!!

el sabado llega pronto!!

aunque debo confesar que soy igual que tu, no me siento agusto si mis chaparros no estan conmigo, pero mientras goza a tu maridín, dicen que debemos mantener la llama encendida ...así que a trabajar..jaja
un abrazo
jenny

Dennile dijo...

Pienso igual que Diana, Keru... disfruta de tu maridis estos días! De estar juntos, solos y cuando él no este, descansa y disfruta tambien de estar contigo misma.

De todas formas los días se pasan volando

Saludos

Norma dijo...

Me parece muy bien que te dediques tiempo tú y se lo dediques a tu marido. No tengo hijos, pero tengo mamá ;) y ahora sé que de no haber sido por esos momentos en los que mis hermanos y yo nos íbamos y mis papás tenían tiempo de pasar momentos juntos y solos, la relación no sería tan sólida como lo es ahora.

Disfruta también de tus 'mini vacaciones'

Saludos

Evangelina Meier dijo...

Los ninios son muy agotadores pero nos dan muchas satisfacciones verdad? que bien tengas tiempo para tu pareja es muy sano para la pareja
Un saludo grande

kerubin@ dijo...

@ Monilla: Nunca mejor dicho, amiga!

@ Ivi: Me gustó eso de " la pausa", que razón tienes. Ni hablar, el amor puede más que cualquier cansancio. Saludos!

@ Nancy: Eso es precisamente lo que tenía pensado hacer. Aunque la verdad es que si se extraña tanta adrenalina diaria.

@ Ruth: Sipirili!

@ Blackeagle-italiano: Claro, solo fueron "momentos". Bienvenido al blog.

@ DNA: Totalmente de acuerdo contigo. A disfrutar se ha dicho.

@ Patylu: Que bueno que me dices eso, algunas veces pienso que soy la única loca en éste mundo. Pero soy muy "bipolar" se me pasa rápido. Gracias por tu comentario.

@ Jenny: Verdad que si se siente feíto? Pero bueno, ellos están acostumbrados con sus abuelos, pero nunca habían estado tanto tiempo con ellos, me preocupa porque ya son muy mayores y que les vayan a hacer una travesura. En fin, si se animaron a tenerlos tantos días será porque pueden.

@ Dennile: Si, estuvo de superlujo!

@ Norma: Después de algunos años pegada siempre a ellos (mis peques) no es fácil asimilarlo a la primera. Pero el tiempo pasó volando y hasta me faltaron cosas por hacer. Ya habrá más.

@ Evangelina: Si, también es eso muy sano para la relación de pareja que a decir verdad ya nos hacía falta. Saludos.