febrero 16, 2008

Ecos valentinescos

El 14 de febrero comenzó exactamente la noche del dia trece, al dar las doce de la noche mi maridis me deseó feliz día del amor con un beso y un abrazo, para luego irse a la cama. Al día siguiente me fuí a Berna porque ya había quedado con mi amigo Luis Miguel (el cura) para comer juntos, pero me llamó para vernos desde temprano y acompañarme a hacer la compra de la semana en el Carrefour de allá yupi!!! (solo hay pocos supermercados de éstos en Suiza y en los alrededores de mi rancho nanais, me encanta porque cada que voy me siento como en México). Me pasé una mañana excelente con mi amigo: risas, anécdotas, le ayudé con algunas cosas de su compu, buena comida y al final el cafecito de despedida. A mi maridis le tocó ese día trabajar en su oficina de Berna, así que pasé por el temprano porque teníamos una cita importante cerca de casa, (por eso no te hablé para vernos Ivi, aunque mi intención era esa, me tuve que regresar a las cuatro de la tarde). No se podía pedir más, había estado muy feliz con mi mejor amigo y luego con el dueño de mis quincenas muy temprano de vuelta en casita.

Extrañamente ese día no recibí el ya tradicional ramo de rosas con el que mi maridis me felicita año tras año, llegamos a casa y pues nada así a secas. Ya de noche, después de hacer el post de mi blog, checar mi mail y platicar un rato con mis colegas del MSN, hice lo posible por irme temprano al "lecho conyugal", me dispuse a preparar todo para una noche de San Valentín en toda regla de forma que las palabras sobraran y los hechos actuaran en su lugar. Si, tengo que reconocer que en el renglón de la iniciativa amatoria tengo un horroso cero, no sé si se deba a que mi maridis me acostumbró a no tener que pedir ó a algún viejo trauma; el caso es que me cuesta muchísimo trabajo. Una vez llenado el cuarto de velas encendidas, una ducha más que meticulosa, perfumito por aquí, cremita por allá y todas mis hormonas a punto de ebullición, llegó el ansiado momento. Cuando subía por las escaleras le hice mi seña típica (un arqueo de cejas que él conoce de sobra) acompañada de una sonrisa pícara y mis mejillas sonrojadas, pero lo único que obtuve como respuesta fué un NO rotundo. Yo pensé que era un juego, que era para destantearme, pero al ver que llegó al cuarto sin la ducha previa de rigor le pregunté así directa como soy siempre "qué, es en serio ese NO?". Y lo repitió de nuevo, acompañado de un "es tarde, estoy cansado ... hoy NO!". Me sentí la más estúpida y desgraciada de las mujeres, la única vez que si le heché ganas y todo mi ímpetu ... y recibo semejante recompensa. Apagué una a una todas la velas (tipo video de Juanga) y me dormí totalmente confundida. Rara sensación, en ocho años ni una rosa, ni un detalle, nada!

Al día siguiente amanecí desganada, por la noche tenía la fiesta de cumpleaños de mi amiga Engel Dafnè pero mi ánimo no estaba para festejar cosa alguna. A media mañana recibí una llamada del susodicho, cuestiones técnicas, y el apellido se me subió con solo escuchar su voz. Hablamos lo que teníamos que hablar como si nada, antes de terminar la corta conversación le recordé la fiesta a la que asistiría por la noche y de paso le dije que no vendría a domir a casa (más estúpida no se puede ser, con esas cosas no se juega, pero la verdad es que no tengo experiencia en ese tipo de reacciones, ni mías ni de él). Con voz muy baja pero firme me dijo "estoy a punto de entrar a una junta, no quiero pelear por teléfono y eso que acabas de decir es muy grave, al rato te llamo de nuevo!!!". Sentí miedo, pánico, ahora si yo la había regado feo. Por supuesto que eso que dije no era cierto, quería hacerlo sentir como yo me sentí la noche anterior, pero se me habían pasado las cucharadas "aleccionadoras".

Nerviosona, hice lo que tenía planeado durante el resto del día, pero en mi cabeza no me dejaban en paz miles de pensamientos bizarros: andará con otra y por eso no quiso?, se habrá vuelto gay? (si no es gripa güey! dirían mis amigos), se querrá vengar de las veces en que yo digo no?, chin! está cabeza mía llena de shit! y él que me tiene tan mal acostumbrada a confiar ciegamente. A media tarde me habló para decirme que lo esperara antes de irme a la fiesta y que preparara una maleta con alguna ropa mía y zapatos cómodos ... colgó. Ay güey! ahora si se me apareció Juan Diego, ni tiempo me dió a disculparme, a decir que era una broma, que no era cierto ... y pensé "seguro ya me va a poner en un avión directo a México!!!" LLegó más tarde, cuando yo ya estaba lista para irme a la fiesta y muy serio me preguntó por la maleta, se la enseñé, la tomó y después no supe que hizo con ella. Me explicó que yo no podía dejar de hacer acto de presencia en la fiesta porque ya había hecho el compromiso, pero que él me iba a acompañar hasta el centro y que ahi me iba a esperar durante una hora (ese es el tiempo que me daba para ir y disculparme en la fiesta). Ni siquiera se había cambiado el traje con el que va a trabajar, lo dejé ahí y se bajó con la maleta.

Me fumé como tres cigarros en el corto camino que separa el centro de la casa de Engel Dafnè, llegué un poco nerviosa y les comenté a las que ya estaba ahí que me tenía que ir muy temprano porque mi marido me tenía una sorpresa. No dije más porque no sabía lo que me esperaba, casi todas me dijeron que seguro era algo bonito y yo solo sonreía de nervios. Diez minutos antes de las nueve empecé a despedirme, ni ganas tenía de irme de solo pensar en lo enojado que estaba Mr. Kerubín. Una de mis amigas que llegó tarde me dijo que había visto a mi marido caminando en el centro "te está esperando verdad?", híjole yo sentí como si me hubieran dicho mi sentencia de muerte y me despedí de ella.

Ya en el regreso le llamé para preguntarle dónde nos veríamos, me dió instrucciones de dejar el auto en un estacionamiento subterráneo y al bajarme ahí estaba él esperándome. "A dónde vamos?" pregunté como ratón asustado, "ahorita vas a ver!". Caminos unos cinco minutos y otro cigarro, hasta llegar a la puerta de un restaurante Tailandés (mi comida favorita), una vez en la puerta me dijo "aquí sigue la sorpresa, que comenzó anoche con un NO!".

El estaba muerto de risa, aunque me confesó que si asustó cuando me escuchó decir que no iría a dormir a casa, pero confió en mi sentido común y siguió con su plan. Yo estaba en el séptimo cielo, comimos como reyes y platicamos como si nada hubiera pasado. Al terminar la cena dos horas depués me llevó al antro de un hotel cercano al restaurante (en el que los sábados solo permiten la entrada a mayores de 25 años, ja ja ja, no sé por qué!), bailamos como locos, cantamos a gritos a ritmo de Shakira y Juanes en la hora latina, nos emborrachamos con caipirinhas y cuando ya no podíamos ni con nuestra alma a eso de las cuatro de la mañana, llegó el final final de la sorpresa. Subimos a una suite que había reservado con anterioridad (porque la llave ya la tenía con él) y ahora si festejamos el día del amor como nunca antes en los últimos ocho años, , hasta entonces entendí que aquel NO era para "no quemar cartuchos" antes de tiempo :-P. Lo que pasó en esa suite me supongo que está de más contarlo, no?

Mis adorados querubines llegaron hoy a casa, lo único que faltaba para completar el pastel, todo bonito, todo en su lugar y yo ... feliz. Bien me dicen mis amigas que no piense, que la vida hay que "take it easy", creo que ya es tiempo de aprenderlo y ponerlo en práctica.

Feliz Domingo!

P.D. Chiquis, no te has de quejar de que no sigo tus consejos eh!

9 comentarios:

Dennile dijo...

Keru! que bonito todo, aun con el enojo y todo, que detallazo de Mr Kerubin.

A veces las mujeres tenemos nuestros arranques y mas cuando sentimos que nos dieron en el amor propio, lo bueno es saber reconocerlo y arreglar las cosas.

Saludos

Norma dijo...

Hay ocasiones en las que más nos vale no pensar tanto! jajajajaja :D

Me alegro mucho por ti, que lo hayas pasado bien y te haya sacado más de un susto.

Mi esposo es más bien de cero detalles en el 14 de febrero, dice que le choca que lo obliguen a dar muestras de cariño en un día determinado. Lo cierto es que durante todo el año no para de demostrarme con mil detalles lo mucho que me quiere, así que le disculpo el no hacer nada especial ese día.

Saludos!!

Nancy dijo...

Keru que buena onda y que lindo después de algunos años de casados que Mr. Kerubin siga teniendo esos detalles contigo, haces bien en seguir el consejo ese de no pensar tanto, total, las cosas seran como han de ser ni mas ni menos...

Mr. Kerubin Rules!!

Me encantó leer esto :), estoy feliz por ti.

Besos

Nancy

P.D. Me super mega encantó la postal que me mandaste :)

Bere dijo...

Don Keru con todo el respeto del mundo ERES GRANDE!!!!!!!!!, amiga ora si... WUACALA QUE RICO!!! jajajajajajaja, ahora si a sacar las esposas de peluche jajaja. Padrisimo todo y muchas felicidades!!!!!!!!, muchos muchos días de estos!! .

TQM!!!

Pd. Sigue intentando lo de tus velitas, el vinito y tocho morocho, cada semana amiga cada se-ma-na , si no luego ya ves que somos virgen por cicatrización jajajajajajaja.

lupita Vallejo dijo...

Doña Keru!!
que bonito gesto de Don Keru......
de esas sorpresas que en ocasiones tanto necesitamos las esposas abnegadas jejeje!!
un abrazo
Lupita desde Mty........

Conny dijo...

Que padrisimooo!! ya ves? y tu toda histerica y mal pensada. Que lindo tu marido que no te la hizo de tos y te armó una, sino al contrario con toda la paciencia del mundo esperó el momento adecuado.
Aprendiste una leccion jeje? pero me parece muy bien tambien lo que tu hiciste de la iniciativa de las velitas y todo eso.
A veces nos dejamos llevar por el cansancio y la rutina, es bueno tener la iniciativa tambien nosotras.
Que padre que sigan conservando el amor asi, no es facil!
Por cierto llevan 8 años de casados? yo voy a cumplir tambien 8 este año.
Los mismo de vivir por aca de expatriadas verdad?

Te mando un beso.

Ivi dijo...

Hola Keru
Que bonito el detallazo de tu maridis. Y bueno, sigue intentando, como dice Bere, lo de las velitas etc etc. Y por lo de la visita a Berna, ya se hará cuando haya tiempo, puedo imaginarme que el tiempo vuela cuando se está en buenas compañías y sobretodo con tu mejor amigo. Te mando un fuerte abrazo. Ivi

jenny dijo...

aahh !! que bonito, y mas despues de tanta mortificación de que pasara??
un abrazo

kerubin@ dijo...

@ Dennile: Mis arranques mas que "a veces" son "a diario" ji ji ji. Gracias.

@ Norma: Cada quien tiene su forma de ser, unas cosas compensan otras. Mi maridis de vez en cuando llega con unas flores o me mande mensajitos por el cel. y otras de plano le pasan de noche. Igual sé que me quiere con el simple hecho de aguantarme, :-P

@ Nancy: Si, es alguien muy especial, aunque un poco impredecible. Que bueno que te gustó la tarjeta, tu mero mole no?

@ Bere: Dice mi maridis que muchas gracias por los cumplidos. Y yo te digo que no voy a quitar el dedo del ... renglón. Claro que lo voy a intentar de nuevo. Besitos Chiquis.

@ Lupita: Dímelo a mi, que teníamos años de no diviertirnos tanto. Un respirín de vez en cuando prende de nuevo la llama, eso que ni qué.

@ Conny: Sip, soy una neurótica consumada. Lo bueno es que mi media naranja es bueno toreándome, si no, ni me quiero imaginar donde estaríamos!!!

@ Ivi: Gracias, pero no te vas a escapar de que nos veamos pronto, mi marido va muy seguido a Berna y uno de esos días aprovecharé.

@ Jenny: No lo sabes tu bien ... como dicen los españoles. :-D