octubre 13, 2007

Una de cal, por las que fueron de arena

A las pocas semanas de haber escrito aquel post en el que hablaba la loca pasión que sentía por mi celular, el muy condenadote me dejó colgada y se negó a funcionar. Lo mandé al centro de reparación y de plano me dijeron que había pasado a mejor vida. En éstos casos la empresa de telefonía ofrece a sus clientes con contrato, un descuento en cualquier modelo dependiendo de algunos factores como puntualidad en los pagos, promedio del monto de consumo anual, antigüedad en el contrato y algunos más que no recuerdo. El caso es que decidí cambiar de marca y me quedé con un Motorola RAZR V3i que me salió buenísimo y casi regalado, pero muy acuático.

La primera vez que hizo sus pinitos en el agua, fué cuando a la tremenda de Zara se le ocurrió lavarse las manos, sin importarle verlo en el fondo del lavabo. Casi me infarto cuando lo vi escurriendo sabrá Dios cuántas horas después, no necesité más que secarlo al sol y todo volvió a la normalidad, para mi asombro. La última vez sucedió hace poco menos de tres meses cuando se me cayó en el inodoro de un restaurante, se me salió por accidente de la funda y se fué así tal cual, a bucear al fondo del sanitario. Esta vez si lo abrí y saqué la batería, la tarjeta SIM, la tarjeta de memoria y sequé todo muy bien con una servilleta. Lo dejé unos 10 minutos al sol y de nuevo todo arreglado. Pero a las pocas semanas empezó a fallar, noté que era debido a un poco de ácido que se había formado en la batería, seguramente con alguna gota de agua que no había secado bien y lo limpié sin más.

Hasta hace dos semanas, casi todo funcionaba correctamente con excepción de los MMS que no era capaz de abrirlos, luego empezó a fallar la carga de batería y por último, los SMS bloqueaban la señal totalmente cuando intentaba leerlos. Hoy cuando fuí a hacer la compra de la semana, pasé por la tienda de celulares para preguntar por algunos modelos nuevos que ya había visto con anterioridad y sobre el descuento que me correspondería ésta vez para adquirirlo. Escogí el que más me gustó, pero me decepcioné un poco al saber el precio pensando que cualquier descuento sería poco ante la estratosférica cifra que aparecía en el papel. El empleado de muy buena gana consultó mi estado de cuenta y el status de mi contrato, lo vi reír un poco cuando leía los datos en la pantalla de la computadora y de nuevo pensé que no estaría a mi alcance.

Cuando regresó al mostrador me dijo muy emocionado que ... no tendría que pagar nada!, que debido al consumo de los últimos meses la empresa me otorgaba el que yo quisiera independientemente de su valor y además me harían el cambio de contrato a uno en el que me reducirían a la mitad el pago fijo mensual, increíble no?. Y no es que llame mucho, más bien lo necesito para estar localizable en alguna emergencia cuando mis hijos están en la escuela y yo en el gimnasio, aunque tengo que confesar que si aprovecho al máximo su funcionalidad y en más de una ocasión me ha sacado de apuros cuando se me olvida mi cámara, para conectarme a la red o leer mis mails fuera de casa. La razón de que mis consumos promedios se elevaran al cielo, fué por aquella maldita factura de hace casi un año que tantas noches en vela y una buena parte de nuestros ahorros nos costó. Ahora con el valor del bendito teléfono, se puede decir que recuperamos al menos el 25% de lo que pagamos en aquella ocasión, nada mal.

Le dije al empleado que por supuesto me lo llevaría, entonces me preguntó si tal vez me interesaría más el modelo PRADA de la empresa LG, muy sofisticado y muy bello su diseño, pero nada del otro mundo a excepción del nombre. Por un momento estuve tentada a aceptarlo, pero primero que nada me acordé que todo aquello que huela a diseñador está solamente para aquellos que puedan y tengan donde lucirlo, el resto solo seremos nacos presumiendo lo que no tenemos (ésto me recordó a una persona que conozco que se compró la versión Dolce & Gabanna del RAZR V3i con todo y correa por si fuera poco lo dorado, ah! cómo le llovieron risitas burlonas y uno que otro comentario sarcástico a sus espaldas). Luego me acordé de mi excelente y húmeda experiencia con Motorola y me quedé con el que había escogido primero, como diría mi abuela "más vale malo por conocido que ... bueno por conocer" y si es gratis muchísimo mejor, que no?. En México las empresas de telefonía celular también se manejan así? Si alguien lo sabe, sánquenme de dudas porfis.

Feliz sabadrink!

5 comentarios:

Nancy dijo...

Hola Keru, pues que buena experiencia tuviste con el Motorola V3, yo también tuve ese teléfono hace tiempo , creo que a mediados del 2006, y la verdad fué un telefono al que le movía a todas sus funciones, su interfase estaba super sencilla de manejar, lo malo era que mi teléfono tenía muy poquita memoria y no podía expandírsela, al tiempo me toco la renovación de mi contrato y al igual que tu me dijeron que eligiera el modelo que quisiera y terminé pagando bien poquito por un nokia que mi hermano eligió (Nokia 3250)me gustaron sus funciones y a este si se le pude poner una tarjeta SD de 1 Gb peeeero, me dí cuenta al tiempo que era un teléfono que se ve muy masculino (a pesar de que me super encanten sus funciones) y pues fuí a checar hace poco mis puntos en Telcel y pues ya de nuevo puedo tener otro teléfono gratis, y ahora el que quiero es un LG Shine, no sé que tan buenos sean pero ese si que se ve femenino, uno que vi en la red y que si es de diseñador es el Samsung de Giorgio Armani pero éste si no creo que me lo vayan a regalar en Telcel =(, y sí, tienes razón en cuanto a lo de las marcas y lo payasónica que se puede ver una, pero este teléfono me gustaría aún sin la marcota, de hecho me gustaría más, te dejo aquí el link para que lo veas, tiene pantalla táctil, esta muy mono,lo que no logró en mi el iphone, lo logró éste.
http://www.zdnet.de/i/news/200703/armaniphone.jpg

Saludos y feliz fin de semana para ti.

Nancy

ceronne dijo...

Ese motorola me gusta mucho. Donde trabajo hacemos pruebas con varios teléfonos y creo es de los que más me gusta de Motorola. El Prada luego teien problemas jajaja... de repente se traba la pantalla tactil y como no tiene botones hay que reiniciar ..duuuh!

En lo personal yo prefiero los Nokia. El mi me ha salido de maravilla, y también como tú lo exprimo al máximo :)

Ruth dijo...

Ay Keru mis respetos, yo no me hubiera atrevido a meter la mano en el sanitario jajaja.

Esta padre tu nuevo celu, que te dure mucho y que no tenga el mal del clavadista como el anterior.

Saluditos

p´pito dijo...

felicidaes....que bonito....que padre.....estoy contigo...me encanto.....te adornaste....muy linda....nnnnnaaaaaaaaaaa

kerubin@ dijo...

@ Nancy: Oye, ese Armani se ve bien, pero la verdad es que yo busco algo más práctico que estético y más sencillo que sofisticado. De ahí las risas con aquella del D&G :oP

@ Ceronne: Pues si, la verdad es que soy muy 'lumbre' para los celulares, de hecho mis amigas me conocen como la que no salgo a la calle sin el mío y por último los Nokia nunca me han gustado, no me preguntes por qué, que ni yo misma lo sé.

@ Ruth: La verdad es que cuando cayó, ya estaba yo lavándome las manos, así que el agua no estaba tan turbia que digamos, aaaggghhh!

@ P'pito: Permíteme ignorarte Leonardo :oP