octubre 04, 2007

Male shopping, otra forma de hacer amigos

Desde que nos casamos mi maridis desarrolló una fobia inmensa a ir de compras conmigo, lo que hasta entonces había sido para él solo una molestia. Me contaba que de soltero, solo iba dos veces al año a los centros comerciales con el fin de comprarse ropa para los próximos seis meses, que no había ningún otro motivo para poner un pié en alguna tienda si no era estricamente necesario. Así que, con mi llegada a Suiza, terminó de odiar todo lo que tenga que ver con pasillos llenos de productos adquiribles, sean de la condición que sean (principalmente las zapaterías y las tiendas de ropa, más en los tiempos de rebajas). Aún así tengo que agradecerle que de vez en cuando me acompañe y se tenga que chutar algunas horas de preguntas bobas sobre el color, textura, largo, y demás babosadas sobre las cosas que me pierden totalmente en las tiendas.

Por cuestiones de su trabajo, mi maridis no tiene un grupo fijo de compañeros de oficina, de hecho reparte su tiempo laboral entre sus oficinas de la ciudad de Zürich y la de Berna. El departamento al que pertenece está compuesto de algunas doce personas que casi no coinciden en tiempo y espacio muy a menudo, por el tipo de labor que desempeñan (consulting). El caso es que de todos ellos, dos de sus compañeros y él, buscan una vez por mes un hueco en su agenda en el que coincidan los tres en las oficinas de Zürich para reunirse, convivir y ... salir de shopping!

Pero no es un shopping como al que estamos acostumbradas las mujeres, específicamente se van al Media Markt: una tienda departamental de productos eléctronicos para el hogar y la oficina, algo así como un Toys'r'us para adultos. Utilizan la hora de comida y, aunque en un día normal les toma menos de 45 minutos, el día de Media Markt se atreven a extenderlo a dos horas completitas de diversión repasando las novedades en equipo de cómputo, telefonía móvil, películas, música, videojuegos y consolas, electrodomésticos y HiFi. Se lo toman tan a pecho, que comienzan una semana antes mandándose recordatorios por SMS o a través de la intranet de la empresa. Me consta que lo disfrutan, me cuenta mi maridis que no va cada quien por su lado, se acompañan unos a otros casi siempre bromeando a carcajada abierta y que las empleadas ya hasta les ponen las cruces.

Sé que a la mayoría de la gente le parecerá un tanto infantil, tal vez hasta ridículo, pero a mi me conmueve ver que éstos hombres (quienes fluctúan entre los 40 y 45 años) hayan encontrado la forma de convivir y ser amigos sin que haya una botella de licor, madrugadas, ni mujeres de por medio. También sé que no son los únicos, seguramente habrá más especímenes raros como éstos regados por el mundo pero, al menos yo, son los únicos que conozco.


Saludos!

7 comentarios:

Mimi dijo...

Oye, pues si esta original el entretenimieno, pero tambien les ha de salir carito, no?
Saluditos

pd. Yo a mi esposo ni con grua lo llevo de compras je je

Diana dijo...

aquí en italia se llama mediaworld!!.. y si el carlo pone cada de mártir cuando entra a benetton, sisley, promod, camper, mango (a zara ya no me gusta entrar), clarks, la rinascente, etc... yo pongo cara de "me lleva el tren" cuando hay un mediaworld en el horizonte o un "brico-center". auxilio!!. el carlo suele ir al mediaworld al menos una vez a la semana, también a la mondadori informática, lo hace después del trabajo con uno de sus coleguitas y siempre llega con una madre de cable o cosa para la compu. carlo odia ikea : P

Abigail dijo...

Hola Keru!..
Creo que a todas nos pasa igual...
Mi novio alucina cuando kiero ir de compras, xk sabe k serán unas horas de ver.. y ver.. y ver... y ver.. y tal vez no comprar nada jeje.. sobretodo zapatos y cuando voy por mis piedritas para hacer collares... él solo va detrás de mi y me da su opinión... lo bueno (o malo) es k me da su SINCERA opinión: no eso no... se te ve feo.. es muy setentero... te vas a matar con esos zapatos!.. cosas asi jeje..
Obvio yo estoy igual cuando va a Home Depot o a Radio Shack... porque siempre sale con miiiles de porquerias.. yo no sé k gusto le ven los hombres a los cablecitos y cosas esas electrónicas.. supongo que el mismo que le vemos nosotras a los zapatos! jajaja
Cuidate Keru, feliz fin de semana...
Saludos desde Monterrey!

ceronne dijo...

que vivan los electrónicos!!!
Yo no salgo a ver qué hay en ls tiends de electrónicos ... mejor me meto un blog de lo último en tecnología ... busco en qué tienda está y voy director por él. Trato de no pasar mucho tiempo en la tienda; salvo para pagar. Mi record en una tienda de ropa fue de 5 minutos... una playera por aquí, una camisa por allá, estos calcetines y listo, cuánto es?

Y así tengo otros ejemplos, no solo en cuanto a compras :D

Nancy dijo...

Me parece una manera sana de relajarse y convivir con los amigos, que no lo hacemos nosotras de la misma manera? se convive padre cuando andamos de compras y cotorreando los ultimos acontecimientos en la vida de cada una. Bien por tu maridis, muy sanote :)

Besos Keru un placer escucharte de nuevo :D

Ovidio dijo...

A mi me pasa algo similar al visitar una tienda de electrónica.. llámese bestbuy o compusa por ejemplo. También en tiendas de instrumentos musicales. En ocasiones sí cuestan algo caros los juguetitos...

kerubin@ dijo...

@ Mimí: Pues si, algo carito, ésta vez trajo un chimistreta para conexión WiFi en la casa! La verdad es que no es algo que se necesite, pero en fin, algún hobbie debe tener éste muchacho.

@ Diana: Igualito que mi maridis, quien también odia Ikea, a excepción de las albóndigas insaboras que venden en el restaurant!

@ Abigail: Bueno, tengo que confesar que a mi también me matan las cosillas electrónicas, la diferencia es que cuando yo voy tengo que andar arreando a mis dos querubines y eso no es nada placentero. :o)

@ Ceronne: O sea que tu eres de los que ordenan hasta una pizza por internet???

@ Nancy: Fijate que a mi me gusta ir de compras sola, eso con las amigas me desespera porque la mayoría son muuuuy indecisas! También fué un placer para mí, por cierto ya me aprendí tu tel de memoria!

@ Ovidio: Uyyy, eso de las tiendas de instrumentos también me encanta, pero acá hay unos locales que se llaman brocantes donde puedes encontrar verdaderas gangas. La semana pasada vi un piano superbuenísimo a precio de risa, pero mi maridis me dió un rotundo NO! :o( Saludos!