mayo 11, 2007

Viajando a Europa sin morir en el intento ... (Desenlace)

ó lo que es lo mismo: uno pone y Dios dispone.

El colmo de los males de éstos dos muchachos, fué comprobar que la tarjeta de crédito con la que pensaban pagar el hotel estaba bloqueada. L.E. le había advertido a mi sobrinita, que antes de salir de Monterrey debería informar al banco de su viaje para que no sucediera precisamente ésto, no lo hizo y ahora pagaban las consecuencias. Otra vuelta al cajero automático, minutos después ya en el cuarto planeaban su siguiente escala: Milán.

Lunes por la mañana, movilizándose para encontrar un cybercafé y buscar direcciones, mapas y horarios del Consulado Mexicano. Llegaron a tiempo, mostrando de nuevo el documento de denuncia por robo y la empleada retrógrada consular les pide ACTAS DE NACIMIENTO!!! WTF!!! Quien "ingaos" viaja cargando actas de nacimiento? En fin, después de poco más de cuatro horas lidiando con éstos ignorantes burócratas y algunos otros contratiempos con la base de datos del Consulado, tenían sendos pasaportes y se encontraban de nuevo en tren viajando a Zürich. Esto con la idea de hacer efectivos los boletos de avión de regreso a Houston el miércoles 9, no tenían otra opción, ya ni lamentarse de haber perdido su viaje a Londres era bueno.

Llegaron el lunes a las nueve de la noche a la estación principal de trenes en Zürich, M.I. llevaba consigo mi número telefónico, con el pequeño detalle que mi madre se lo dió en la forma con que se marca desde México. Moneda suiza no tenía, si acaso algunos euros, pero los teléfonos públicos por muy modernos que fueran no los aceptaba. L.E. utilzó su tarjeta de débito para hacer la llamada, pero no lo consiguió por la falta del prefijo local que se suprime cuando se llama del extranjero. Entonces se decidió por mandarme un mail (algunos teléfonos públicos en éste país, tienen integrada una pantalla con teclado para ésta finalidad), y al terminar el corto mensaje la maquinita simplemente no quiso devolver la tarjeta, dejándola atascada en la ranura. M.I. estaba a punto del colapso, esa tarjeta era todo lo que tenían para disponer de dinero! L.E. todavía guardaba un billete de 10 euros, mismos que le dió a M.I. para cambiarlos en el McDonald's donde los encontré, mientras el seguía en su intento por recuperar su tarjeta.

Al momento de ordenar una soda, M.I. escuchó hablar español a la pareja que estaba a su lado, no sabía cómo abordarlos pero se armó de valor y les preguntó si era español lo que hablaban. Cuando Jorge asintió, ella estalló en llanto y les explicó toda su odisea. El resto, ya lo saben.

Sobra decir las mil y una peripecias que pasamos, ahora sí los tres, para poder hacerlos regresar a casa. Desde que la aerolínea nos informó que sin una visa americana no podrían siquiera abordar el avión, hasta que el Consulado Mexicano en Berna se desentendió de cualquier ayuda, pasando por la cita que nos dió el consulado americano para una semana después (normalmente las citas se otorgan dos meses después de sus solicitud "esto porque es una emergencia, considérelo un privilegio, sobre todo porque se trata de ciudadanos no estadounidenses" me explicó en funcionario consular en forma prepotente).

Por éste motivo se perdió el vuelo del itinerario inicial Zürich-Houston, los boletos robados eran lo de menos, pues se trataban de boletos electrónicos. Se compraron nuevos viajando a través de una aerolínea española con destino a la Ciudad de México. Debido a que trabajan los dos en una agencia de viajes, el traslado hacia Monterrey lo harían sin costo alguno. Los despedí en el aeropuerto de Zürich el miércoles en la madrugada, solo espero que hayan llegado con bien.

Moraleja jóvenes inexpertos y deseosos de conocer mundo: antes de viajar a lo "güey", acérquense a alguien que los pueda aconsejar y darles algunos tips, como los que nos dió DNA en los comentarios de los posts anteriores.

Saludos y feliz finde!



7 comentarios:

Anónimo dijo...

Si que la sufrieron, pobres!!, y déjame te cuento que yo si viajo con acta de nacimiento jajja, a lo mejor soy un poquito aprensiva y siempre que salgo fuera de México llevo dos juegos de copias de mi pasaporte, visa láser, tarjetas de crédito, credencial de elector, acta de nacimiento y el itinerario, uno lo guardo en mi bolsa y otro en la maleta ahh y en mi casa dejo uno igual. Lo que le recomiendo a tu sobrina para la próxima es que lleve una bolsita por dentro de la ropa hay unas que se cuelgan en el cuello y otras se ponen en la cintura (esta es mejor) y va por debajo del pantalón en esa bolsita siempre llevo mi pasaporte y visa láser (cuando no lo puedo dejar en la caja de seguridad del hotel) y dinero para emergencias. Ahora que lo escribo se me hace que si suena algo exageradito jajjaja pero la verdad nunca he sufrido por nada. Bueno ahora que me acuerdo si, en la estación de tren precisamente de Zurich cuando me baje del tren quería ir al baño con urgencia jaja y por entrar cobraban había una maquina en la que se deposita en dinero, lo único que traía eran euros (también mis amigas) y la persona encargada no me permitía la entrada con euros, el caso es que tuve que ir dentro de la misma estación a un banco o casa de cambio no recuerdo a cambiar mis euros para poder entrar al bendito baño jajja esos minutos me parecieron horas jajja.

El lado positivo de todo lo que le paso a tu sobrina es que ya tiene una muy buena historia para contar el resto de su vida no crees??

Saludos Keru y bonito fin de semana :D

Clau F

kerubin@ dijo...

Pues en mi humilde opinión Clau, si me parece un poco "excesivo", pero igual a ti te ha funcionado.

Yo normalmente soy cuidadosa con mis cosas, también he estado en Italia en alguna que otra ocasión y no me ha pasado nada.

Y en cuanto a los baños de Zürich, tienes razón, antes en todos cobraban pero ahora ya estan dejando esa costumbre. Tu sabes la competencia es dura!

Gracias, igualmente feliz finde.

Chiva Congelado dijo...

Otro tip: dejar una fotocopia de tu pasaporte, visas y demás con la secre de tu trabajo.

Cuando vivía solo y tenía que viajar, me sentía mucho más tranquilo que en cualquier emergencia le podía hablar y pedirle las cosas, aunque gracias a Dios nunca lo necesité.

Eso sí, la única vez que me han robado algo fue en Roma, en el metro. Un carterista, tratando de sacar la tarjeta de crédito de mi cartera, se terminó llevando mi licencia mexicana de conducir. Para los hombres, muy importante que si tienen una cartera gorda, la usen de tal manera que sus tarjetas no sean visibles. Hay gente con manos muuuy finas.

ceronne dijo...

Un amigo que ya conocía como se mueven en italia los pickpokets les hizo una broma.

Traía 2 carteras:
Una con lo esencial, el dinero, tarjetas y no sé qué mas en la bolsa delantera del pantalón.

Otra bien "choncha", repleta de períodico y algunos pedazos en donde tenía escritas malas palabras en italiano, inglés y español. Esa se la puso atrás.

En el metro efectivamente se lo carterearon, le quitaron la que parecía repleta de dinero, ni sintió, pero en vez de sentirse mal por haber perdido algo estaba súper "orgulloso" de sí mismo de haberles visto la cara jajajaja.

Uy, ya me pusieron a pensar, nadie tiene copias de mis papeles :-S

Bere dijo...

Orale pobrecitos!!, la cosas que tuvieron que pasar y ni siquiera disfrutar (me salio verso sin esfuerzo), nunca habia pensado en eso de los documentos, bueno ni siquiera luego traigo la de elector en la cartera por que me da flojera cargar, espera están hablando de viajes no???, NECESITO VIAJAR!!! jajaja. Muy buen final KEru un saldo enorme y que pases un bonito y divertido fin .

J.S.Zolliker dijo...

Ufa, se ve que la pasaron mal. A mi me la quisieron hacer también en Italia, pero afortunadamente encaré a los asaltantes y no nos robaron nada. En fin, Kerubina querida, ha sido un gusto y un placer conocerlos. Muchas gracias por todas tus atenciones y nuestros saludos para tu mareado ;)

kerubin@ dijo...

@ Chiva Congelado: Muy buena idea, la mera verdad yo nunca hubiera considerado hacer algo así, pero después de ésto ya no me queda la menor duda. Gracias por el tip.

@ Ceronne: Fíjate que desde una vez que robaron mi casa de Monterrey, a mi se me ocurrió algo parecido pero nunca lo hice. A mi tambien me hubiera gustado verle la cara a una rata de esas :-P

@ Bere: Gracias por tus deseos y también por ser tan fiel a mis zonzeras!!!

@ JSZ: No me ruborices, el gusto fué todo nuestro, mi maridis quedó encantado por "la calidad de personas" de la "blind date". Toda una sorpresa lo bien que la pasamos para no habernos visto ni platicado antes, no crees? Por cierto, si puedes me mandas la foto que nos tomamos, por favor? Te prometo no publicarla :-) Saludos a tu media naranja también, una persona encantadora, sin agraviar lo presente.