mayo 18, 2007

Confidencias

Desde hace unos días tengo un pesamiento recurrente, mi muerte. No sabría explicar el detonador de tan escabrosa obsesión, pero si que se intensifica con las desmesuradas muestras de cariño de mis hijos, con las atenciones de mi maridis y con las conversaciones con mi madre/hermanos por teléfono.

Empiezo pensando qué sensaciones tendré en el preciso momento de fallecer, me faltará el aire? me dolerá?, tendré miedo?, a dónde iré?. Luego me tranquilizo pensando que me espera algo diferente, en otra dimensión, algo tal vez mejor ó un gran premio por haber pasado por éste mundo tan lleno de caos. Pero es inminente, alguna vez tendré que morir y eso no me hace feliz. Le tengo tanto cariño a la vida, que el solo pensar en dejarla me pone mal.

En otras ocasiones cuando pienso en mi muerte, lo primero que llega a mi pensamiento es la orfandad de mis hijos, quién los querrá como yo?, quién les preguntará lo que quieren para comer a diario?, quién le acariciará la espalda a Zara, antes de dormir?, quién le dará a Christof todos los abrazos que pide al día? quién lo regañará por no cerrar la tapa del sanitario?, quién desenrredará el cabello de mi princesa con tanto cuidado?, además de su sufrimiento y las consecuencias a posteriori de un suceso como éste. Luego pienso en mi marido, me imagino el dolor tan grande que le causaría mi ausencia, y no es falsa modestia de mi parte pues él mismo me lo ha dicho. Luego pienso en el hecho de morir acá, de éste lado del charco, con la imposibilidad de mi familia mexicana para compartir mi partida; que al final de cuentas es lo que menos importa junto al dolor que les causaré.

No es que tenga miedo a morir, más bien me preocupa mi entorno, los míos. Mis principios y creencias me han enseñado a no temerle, a verlo como un proceso natural de transición y así, en teoría suena un poco tranquilizador viéndolo desde el punto de vista personal. Pero entonces, por que me entristece y me preocupa? Otra pregunta para el infinito...

Contradiciendo la Ley de Atracción y si tuviera que ser ahora, me gustaría por lo menos, irme protagonizando un musical como éste. Porque cuando ví ésta película, a mis catorce años, pensé por primera vez en el significado de la muerte y me pareció cosa de risa:




Ahí se los dejo de tarea ...

11 comentarios:

Bere dijo...

Keru a mi me aterra pensar en eso, pero no por lo que signifique la muerte si no por lo que tú dices ¿Quién los va a cuidar y amar mas que yo????, por eso trato de disfrutar cada día , y sabes senti bien lindo lo que escribiste que te dice tu esposo por que a mi el mio también me lo dice :( y siento tristeza y a la vez bonito, por que no me gustaria que sufrieran, se que la vida sigue y a pesar de que sufri mucho cuando mi papá se fúe creo que en ese momento no lo asimile sino hasta tiempo después , ese hueco ayyy es tan raro de explicar !!, como dice Nancy es algo que no superas pero aprendes a vivir con ello, no se!!! esto es tan complicado. Se que la muerte es algo que a todos nos llega en algun momento y me lo han enseñado pero extrañar es tan feo. Un abrazo grande grande!!

SWELT dijo...

¿Es intuición o un ejercicio intelectual? Si es algo que sientes, posiblemente pase, pero sí es sólo el pensar qué pasará, pues sólo un ejercicio mental. Cuídate.

Patricia dijo...

hace algunas semanas o mas bien meses me paso lo mismo gracias a un sueño que tuve, de hecho escribi un post al respecto que no he publicado y aun tengo en borrador...no se porque, tal vez no me he atrevido pero algun dia lo hare!

Nancy dijo...

Keru yo tengo un sentimiento que me asalta continuamente, siempre estoy pensando que soy lo único que tienen mis enanos que no puedo fallar, que si algo falla en mío el pequeño sistema que tenemos se viene abajo, yo lo único que quiero es que pase cuando sean independientes, ese dolor será el único que no podré consolar, pero también espero haber sembrado en ellos el amor a Dios y a tener confianza en que estaré en un lugar mejor. Si da miedo, pero no por mi, me da miedo por la situación en que quedarían ellos. Un Abrazo Grande.

Nancy

Ruth dijo...

Hola Keru, Es normal que esos pensamientos o temores nos asalten alguna vez en la vida, en tu caso leo que mas que la muerte es el dolor que ocasionará a tus seres queridos.

En el libro "El arte de la felicidad" el Dalai Lama enseña la importancia de aceptar el sufrimiento como un hecho natural de la existencia humana porque algunos son inevitables pero tambien habla de otro sufrimiento que es causado por nosotros mismos que es el autoinfligido; quizá inconscientemente: Igual repasamos escenas del pasado que nos causaron pesar o coraje como imaginamos situaciones que no han sucedido antecediendo o apresurando el dolor o rencor del mismo.

Disfruta tu vida Keru, siéntete feliz por tus angelitos y tu esposo amoroso, tratemos de no adelantar el dolor y sí la felicidad. ;)

Feliz fin de semana.

DNA dijo...

zifpero qué macabra hija!, fíjate que más bien a mí me gustaría poder escoger cuando morirme. no me gustaría llegar al final de mis días chiquita y arrugada como una pasa y sin poderme mover, que se me empiece a morir el cerebro por alguna parte y no poder estar en mis cinco nunca más y no acordarme de la gente y de lo que hice ayer, como le pasó a mi abue (mamá de mi papá) y como le está pasando a la mamá del arq lenti, que llama cada 5 minutos al estudio para saber qué horas son y cuanto falta para dormirse. francamente morirme no me da miedo, pero estoy de acuerdo contigo en que muriendome podría hacer sufrir a mucha gente, y eso es muy feo. si llego a vieja, ojalá y que no se me vaya nunca el avión y que al menos tenga fuerza para abrocharme los zapatos de agujeta y subirme los calzones cuando voy al baño. ya con eso creo que también voy a tener fuerza hasta para manejar, ir al super, caminar como cerdo, etc. : )

fairy* dijo...

el tema de la muerte tmb ha sido siempre para mi algo q me kita el sueño .... tengo FE, creo en Dios y en lo que tiene para nosotros si es q tenemos la dicha de compartir la gloria con El......perooooo preguntas como: "que sentiré?", "como pasará?", ya no voy a estar aqui!, ya no voy a ver ni hablar!!, etc etc hace q realmente sude y me de por llorar......

imaginate cdo tenga hijos como uds!!!! aaaaaaaay es vdd! mi preocupación será mayor!!

pero bueno....a disfrutar la vida y a dar lo mejor de nosotros mismos!!

saludos..desde el puerto jaibo ;)

alba-dj dijo...

Hola Keru, al igual que a ti, a mi me da miedo pensar en el dolor que le causará a mis seres queridos mi partida, procuro cuidarme lo máximo, por mi mami, porque para ella no hay nada mas doloroso que algo le suceda a sus hijos. Tambien creo que todos pensamos la manera en que vamos a morir y tenemos la incognita del como moriremos :(

saluditos

p´pito dijo...

Por eso como decia mi abuela, arrepientete y que Dios te pesque confesada.....Ahora si lo piensamos o no lo pensamos coquiera nos va a llevar la huesuda...mejor gozemos el momento disfrutemos lo que tenemos y vivamos en la FE.

Engel Dafnè dijo...

Pues sì, creo que todos en algun momento tenemos sueños o pensamos en el dìa que debamos dejar las vestiduras. Yo te dirè que no es que no me aflija o me preocupe el que vayan a sufrir mis hijos y mi gordo, (no se como explicartelo), sè que cuando llegue ese dìa, les causare una gran tristeza tanto a mi familia de aqui, como a la de Mèxico. Pero como todo en la vida, todo pasa.. Siento que igual y me sentiran mâs cerca... No porque ahora no lo este, sino en el sentido de que tendran a su madre que los protejera aun màs! Yo lo veo y siento asi, ya que es lo que me sucede con mis abuelitos. Y ademàs creo que por el hecho de tener hijos adolescentes, todo esto lo ves ya con otros ojos. Asì que por lo pronto como dicen: A vivir el hoy como si fuera el ultimo de tu vida! Saludos

kerubin@ dijo...

@ Bere: Leyendo tu comentario, me sentí un poco acompañada en éste delirio, gracias por compartirlo.

@ Swelt: Creo que mi mente anda un poco descarriada yendo al fitness sin mi consentimiento, porque yo no acostumbro a ejercitarla :-)

@ Patricia: Yo no sabría explicar por qué empecé a pensar en ello. Tal vez como dice uno de mis hermanos "cuando uno tiene problemas, los busca hasta que los encuentra".

@ Nancy: Creo que ese sentimiento de proteger aún en aspectos hipotéticos a los hijos es gran parte de la maternidad.

@ Ruth: Que lindo! Gracias por tu consejo, voy a tratar de conseguir el libro para dejar de tejer arañas, aunque creo que solo fué un lapsus.

@ DNA: A mi no me preocupa mucho envejecer e ir perdiendo mis facultades, en éste país para todo hay un espacio y no creo dar molestias si ello llegara a suceder. La cosa es que de pronto me asaltan esos pensamientos, sin proponérmelo, qué le voy a hacer.

@ fairy*: Fíjate que yo pensaba que éso nos pasaba solo a las "doñas" con cierta edad, pero ya veo que no tenemos la exclusividad. Ojalá no te pase eso con mucha frecuencia, porque me imagino que eres muy jovencita y tienes mucha vida por delante. (uuppsss hablé como abuelita!)

@ Alba DJ: Tienes razón, yo misma me sorprendo de leer que todos ustedes también han llegado a pensar en eso de una u otra forma. Que bueno que lo comentas.

@ P'pito: Oyeeeee, me sorprendes compadre! Nunca había leído nada más serio de tu parte, será la edad? Besitos mi querido Leonardo DaVinci.

@ Engel Dafnè: Totalmente de acuerdo contigo.