mayo 03, 2007

Aterrizando la razón

Hace dos posts que me conmovía con el corazón altruista de mi pequeño querubín. Sólo tuvieron que pasar 24 horas para volver a poner los pies en el suleo y darme cuenta que el chico, como cualquier persona que se jacte de serlo, también tiene su contraparte. Después de publicar el post al que hago alusión, como cosa hecha adrede, vino mi vecina muy enojada a decirme que mi hijo había pegado a su hija en el camino del kinder a casa. Delante de ella lo llamé, le pregunté si había hecho tal cosa y al confirmarme que era cierto, lo reprendí diciéndole que durante los próximos cinco días tendría prohibido ver TV y jugar en la computadora; además de advertirle que hablaríamos él y yo más tarde cuando estuviéramos solos. Le ofrecí una disculpa a ella y le pedí a mi hijo que a su vez se disculpara con la niña, que se encontraba a unos metros de dónde nosotros nos encontrábamos.

La cara de mi vecina no mostraba satisfacción alguna, y es de entender, a una madre lo peor que se le puede hacer es tocarle a los hijos. El mío se dirigió hacia la niña, se disculpó y, en una abrir y cerrar de ojos, se encontraba ella en medio de los dos pequeños. Comencé a verla manotear en el aire, hablándole a gritos a mi hijo y hasta tomarlo del brazo zarandeándolo, no me pude quedar cruzada de brazos. Al acercarme lo último que alcancé a escuchar fué que la próxima vez que lo hiciera, ella misma se iba a encargar de golpearlo hasta verlo en el suelo, WTF! se atrevió a amenazarlo en mi nariz, a grito abierto y en plena calle!

Sobra decir lo que hicieron los demás vecinos al escuchar tremendos alaridos, ahí estaban todos asomándose por las ventanas. En voz baja, pero enérgica, le dije que no gritara y que no volviera a amenazar a mi hijo. Pero no me escuchó, luego se dirigió hacia mí, diciéndome que la mía no era la forma de educar a los hijos pues un simple castigo no era suficiente, terminó diciéndome que era yo una tonta (al menos esa fué la única mala palabra que entendí, pues aunque parezca increíble no conozco ninguna grosería en alemán). Estaba claro, era una provocación para llevarme al mismo estado de histeria suyo, pero no lo consiguió y lo más que llegué a decirle fué que con personas tan primitivas como ella yo no podía hablar.

Más tarde hablé con su marido, aparentemente entendió la situación y cuando más tarde vió llegar a mi marido vino a hablar con él. De qué diablos tienen ellos que hablar? pensé para mis adentros. Nada nuevo según lo que me contó mi media naranja, solo la confirmación que nuestra relación de vecinos había terminado.

El resto del día, y todavía ayer, mi cabeza no podía dejar de darle vueltas al asunto. Si, mi hijo actuó mal. Lo reconocí, le ofrecí una disculpa, lo reprendí y castigué ante ella, qué más pude haber hecho? Matarlo acaso? Para ella no fué suficiente, claro, tenía que descargar toda la ira y el enojo que sentía con el mismísimo culpable: un niño de sólo seis años! Me pasé horas hablando con Christof, tratando de hacerle ver que los golpes nunca resolverán ningún problema, y que al contrario lo dejarán solo y sin amigos de seguir con ésa actitud. Reconozco que no tengo hijos perfectos, ni quiero tenerlos, pero ella me conoce bien y sabe que estoy siempre al pendiente de ellos y que no soy una madre consentidora.

Situaciones como ésta no tienen nada que ver con la cultura, sino con la capacidad de manejar la ansiedad que nos provoca el día a día. El respeto es respeto aquí y en China (en éste caso en Corea, la nacionalidad de mi vecina), por qué hay gente que se olvida que el resto del mundo NO tiene que pensar como nosotros? Me dá tristeza, me deprime, era la única familia con la que convivíamos en nuestro entorno, claro que me duele lo que pasó y mucho. Nuestros hijos se quieren a pesar de sus "inconvenientes", van al colegio juntos, han crecido juntos; nostros hemos compartidos tardes en pareja inolvidables, nos hemos acompañado en problemas de adultos realmente graves, por qué?, por qué?, por qué? Qué nos está pasando? Cuándo se apoderó la intolerancia de nuestras vidas? Como siempre, preguntas para el infinito...



Cuídense!

7 comentarios:

DNA dijo...

chanclas keru!... cuando escribes tus post te juro que parece que los vivo en carne propria, de veras!. pus que loca la coreana la verdad, porque pos son niños caray, está bien que es verdad que los pinches escuincles a veces se pasan de lanza, pero por eso es que estamos la gente adulta para moderar la situación dizque con madurez. lo más mala onda es que por una jalada así ya hasta sin vecinos se quedaron y como quiera pos van a seguir siendo vecinos!... para los chavitos va a ser bien difícil entender la situación. como sea, pos tu hiciste bien con tu chilpa, malo la otra ruca loca peligros que le dijo sus cosas, tiene sus hijos para eso no??, es más, yo si hubiera sido la coreana le hubiera jalado las orejas a mi propia hija por pendeja y dejarse pegar en lugar de irle a decir de cosas a uno que es hijo ajeno... jaa!, qué mala leche soy : P

kerubin@ dijo...

Ja ja ja ja ja!!! DNA, ahora si que me hiciste reír como loca, mis hijos nomás se me quedan viendo! Pero ya hablando en serio, esta chava es buena onda, un poco inmadura pero lo que yo creo es que en verdad tiene un problema fuerte que requiere ayuda profesional.

Ya viste al huerco loco de Virginia Tech lo que hizo, todo porque el medio ambiente lo marginó grueso y nadie le prestó atención a tiempo. A mi también me sacó de mis casillas, tampoco me quiero hacer la víctima ni soy una santa, pero tiene que haber prudencia en una de las partes si no ésto se hubiera convertido en "máscara contra cabellera".

Saludos Diana.

Bere dijo...

Hijole Keru que mala onda pero sabes que , creo que la señora hizo muy mal en gritarle a tu bebé, por mucho que un niño haya pegado, no creo que fuese para amenazarlo o jalonearlo creo la señora tuvo un mal día o simplemente ya no encontraba como sacar algun tipo de frustración encerrada en su ser, y desgraciadamente se desquito con quien pudo en este caso tu hijo. Siempre he pensado que los problemas de niños en eso se deben quedar, ellos se enojan,pelean y se arreglan, asi de simple pero cuando ya un adulto se mete las cosas regularmente quedan mal, empezando por que siempre habra un papá mas prudente que otro. A mis hijas siempre les he dicho que si les pegan se defiendan, si te pegan tu pegale (lo se lo se muy mal), conosco a mis hijas y no me pongo en plan mamá gallina, pero las conosco muy bien y se que ellas de ganas no pegaran, empezando por que siempre les he inculcado eso , seguramente Cris no pego por que si, quizá tuvo una reaccióna a algo que le dijo la niña, se que se tiene que llamar la atención, pero la mamá de la niña de plano esta loca!!!. Y si Keru que tu hijo se defienda y Zara también. Te voy a decir lo que le me decia mi mamá "mas vale que te tachen de cabrona que de pendeja!!!!", jajaja sabía mi mamá.

Uyyy y ni me hubieras puesto eso de que lo amenazo por que yo creo que ahi si le andaba dejando los ojos peor de cerrados. Yo si me la agarraba . Un saludo Keru respira profundo se que es dificil pasar por estas cosas. Desde aquí el apoyo mas grande!!!.

Nancy dijo...

Keru que situación tan desagradable y que mal la reacción de tu vecina, al igual que Bere yo soy del club de pégale tu también, mas que nada porque al responder al ataque se sienta un precedente de NO ME VOY A DEJAR, y tal vez los ataques cesen, al contrario si le dices que le diga a la maestra regularmente a tu hijo lo seguirán molestando y la maestra solo le dirá "no le pegues" cosa que el huerco malandro le entrará por una oreja y le saldrá por otra, los pleitos de niños eso son y en eso deben quedar, tu actuaste con madurez y ella como loca, ojalá recapacite y vea que exageró y que no debió dirigirse así a tu niño ( en tu caso yo si me hubiera pusto como energumena donde le hablen así a uno de mis enanos y en mi nariz!! ) el tema de los hijos siempre será complicado pues tenemos que luchar por no poner los derechos de nuestros hijos por encima de los demás y ser justas. Ojalá las cosas se puedan arreglar con tus vecinos. Saludos!!!

Nancy

Engel Dafnè dijo...

Bueno doña...viviendo aqui, sabemos de que pata cojean los habitantes de este pais. Asì què... ni a sentirse, ni pensar si hiciste bien o mal. Solo aprender de esto y darle mas herramientas a nuestros hijos. Pero y sobretodo no dejes que esto arruine tu felicidad! Y por la made in corea... quizas abra que rezar para que la pobre no llegue al manicomio!!

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con todos en lo que coincido completamente es con el pensamiento tan profundo de la madre de Bere "mas vale que te tachen de cabrona..." jejejeje, aqui lo unico es darles armas de valentia a los hijos para que sepan defenderse en un futuro SIEMPRE Y CUANDO sea hablando...y yo creo que lo que te tiene desconcertada no es tanto el pleito por los chiquillos, sino mas bien que TU si los considerabas unos amigos y la amistad para que sea verdadera debe ser sin condiciones...y entendiendo por sobre todas las cosas a la otra parte...pero pos bueno, ni te mortifiques ni te acongojes, tu sabes que actuaste bien con tu chico y tiempo al tiempo..cuidate y buen fin de semanaaaaaaa :)
Isabel

Ruth dijo...

Y tan calmaditos que se miran en general los asiaticos... :P

Yo no soy mamá pero en mi casa mis hermanas llegaron a un acuerdo: que cuando sus hij@s se pelearan, ellas no se iban a meter porque luego saldrían del chongo (por aquello que mencionas del amor de madre) y al rato l@s werquill@s andarían otra vez jugando como si nada y ellas si se quedarían con las tripas retorcidas :P

Que se te pase pronto el sentimiento Keru, vecinos con esos arranques mejor de lejitos.

Feliz fin de semana.