agosto 23, 2006

Hoy toca un poco de vanidad: Bajar de peso II

Hace casi dos meses, en este post, hablé de mi propósito de bajar de peso y de la rutina que desde marzo pasado empecé cambiando un poco mi alimentación y yendo al gimnasio. Antes debo confesar que mis peores enemigos son la báscula y los espejos, y que por nada del mundo me gustaba que un aparatejo me dijera lo foja que era por haberme pasado 7 años sin hacer nada por mi persona.

Pues bien, la semana pasada me armé de valor y me subí a la dichosa báscula con el temor de ver que mis esfuerzos habían sido en balde. Pero oh sorpresa! casi me desmayo de ver lo que marcaba la aguja -no, no les voy a decir cuánto pesaba ni cuánto peso ahora- increíblemente 12 kilos menos!!!

Ni yo misma lo podía creer, quería gritar y abrazar a todas las "Barbies" que estaban a mi alrededor vistiéndose y arreglándose para salir del gym junto conmigo. Salí de los vestidores sintiéndome estrella de Hollywood, pensaba que todos se me quedaban viendo, y mi sonrisa nadie la pudo borrar. Ya lo venía yo sospechando, pues ahora uso la ropa dos tallas menos.

Lo peor es que mi marido estaba de viaje, y no tenía a quien contarle. Ese día, por la noche, había invitado a algunas de mis amigas a cenar a mi casa, y cuando terminé de vestirme y maquillarme me dice mi chiquitina de sólo 3 años "Mami! que te pasó?" y yo asustada le pregunto por qué me dice eso, y me contesta "Es que pareces muchacha, no pareces una mami" me dió risa y al mismo tiempo ternura de que con sus palabras me hiciera el mejor halago que se puede recibir a tanto esfuerzo.

Como por arte de magia, a partir de ese día, toda la gente que me ve me dice que se me nota mucho el peso que he bajado, lo raro es que es precisamente después de haberme pesado, será que mi actitud también cambió? Y no sólo es el hecho de verme menos peor, lo que me satisface; mi vida ha cambiado enormemente, antes me costaba un esfuerzo enorme cerrarme los zapatos, cortarme las uñas de los pies, subir unas escaleras sin desfallcer ó simplemente bailar más de dos canciones seguidas; pero ahora eso es cosa del pasado.

En fin, todavía me falta un buen de kilos por "matar" pero una vez más les recomiendo ejercitarse, comer lo mismo pero la mitad (para los que como yo, necesitamos adelgazar) y sobre todo quererse, quererse mucho.










Abur!!!

3 comentarios:

Lula dijo...

te felicito muchísimo!! en serio, y sí, es también mucho de actitud :-D


me encantaría presentarte a alguien, deja te contacto en privado


un beso

Mariví dijo...

Hola Keru, encantada de conocerte, acá vine de parte de Lula, y me ha encantado este post, porque yo he tenido muchos problemas de sobrepeso, y es tan, pero tan importante lo que dices... "no es el hecho de verte menos peor, sino la actitud" y sobre todo lo que a mí tanto me falla "Quererte..., quererte mucho..."

Gracias Keru, me has hecho pensar en algo que es muy importante... :-)

Lula dijo...

en la mauser!!! discúlpenme ambas, me ocupé toda la mañana, tuve que salir y ya no seguí esto. Se me adelantaron, qué pena

Keru te presento a Marivi, Marivi te presento a Keru

;-)

las contacto vía mail, lo prometo