agosto 06, 2006

De hombres a HOMBRES

Ayer me reuní con un grupo pequeño de mis amigas mexicanas para celebrar el cumpleaños de una de ellas, por cierto felicidades de nuevo PAOLA!, que aunque nació en Argentina y ha vivido sólo en su país natal y Suiza es, mexicana 100% por convicción. Es muy gracioso oírla cantar El Rey con el acento argentino "choraaar y choraaar...".

El caso es que al final de la cena, entre el cafecito de la sobremesa y el tequilita para la digestión, terminamos hablando de LOS HOMBRES. Cual más, cual menos, contamos nuestras experiencias amorosas del antes y el depués de habernos casados con nuestros respectivos suizos.

Todas, sin excepción, tuvimos alguno que otro desengaño con nuestros novios mexicanos, y al compararlos con los maridos, los aztecas siempre salían perdiendo.

A mí me dió la impresión de que no es que unos sean buenos y otros malos, sino que la cultura determina totalmente el carácter de las personas. Y que tal vez ninguna de nosotros tenemos típico pensamiento latinoamericano, y vaya que no hablo de sumisión obediencia y fidelidad. Más bien a la responsabilidad de un compromiso en forma que adquirimos cuando decidimos forma una pareja, llámese noviazgo, matrimonio ó simplemente amistad.

En éste caso, los suizos tienen bien claro lo que quieren porque han sido educados en la libertad de elección, que no en el libertinaje; amén del nivel cultural per cápita que como es sabido en estos países es altísimo. Si deciden formar una pareja, lo hacen responsablemente, ojo no hablo del matrimonio; las parejas "de hecho" (no casadas legalmente) son lo más común en estos lares, y si algo va mal simple y sencillamente se habla se termina la relación y ... "next". Esto es lo que hace que de tanto picar aquí y allá, se amplía su visión y les quede claro lo que quieren y lo que no en una persona (selectividad). Tal vez suene muy frío, pero es la realidad y es muy práctico.

En un matrimonio es muy parecido, ya que los que se llegan a casar (al contrario de la mayoría de los casos en México) es porque realmente piensan no solo que sea duradero, sino porque estan dispuestos a tratar de solucionar cada problema que se presente, aquí eso de que "que al cabo si no funciona nos divorciamos" es muy raro que se dé; por eso se convive con la pareja algunos años antes de dar el gran paso. Y no digo que acá todos los hombres sean este dechado de virtudes del hablo, en todas partes se cuecen habas, pero no es común que se tontee con cuanta mujer les de "entrada" porque simplemente es más práctico y sencillo gastar en un solo "frente" con tranquilidad, que dar para el gasto y pagarle a la "novia" sus gustitos. Además de que la comunicación es realmente importante, cada esposa sabe cuanto gana su marido, y en que se gasta; en muchos casos la mujer es la que lleva la contabilidad del hogar, prueba de la confianza que se tiene en esa persona con la que se ha decidido compartir TO-DO!

Para curarme en salud, les aclaro, que esto lo escribo después de oír las experiencias de mis amigas y la mía propia; seguramente también hay suizos golpeadores, borrachos, machistas ó cabrones pero honestamente no es algo que abunde.Tampoco pienso que en México todos los hombres sean de lo peor, para mayor muesta ahí están mis hermanos y mi papá (ja ja ja, esto es un charcarrillo, aclaro) creo que también hay hombres buenos, sinceros e inteligentes desde Ensenada hasta Mérida, pero hasta hace 7 años que abandoné mi patria yo nunca me topé con ninguno :-)

Feliz dominguito y que tengan un buen comienzo de semana!

2 comentarios:

lula dijo...

Pos.... en serio que me alegro por ti y tus amigas.... pero ¿se vale también alegrarme por mí? digo, el mío no es suizo pero por cómo los describes es como si lo fuera ;-)

kerubin@ dijo...

Aquí se vale de todo, y pos .. felicidades! :-)