julio 29, 2006

Cuento de hadas en la era del sicilio

Precisamente un día como hoy 29 de Julio, pero de 1998, Mark llegó al aeropuerto Mariano Escobedo. Parecía mucho más joven y alto de lo que las fotografías enviadas a largo de casi un año, a través del chat con más adeptos en ésa época (ICQ), Gely había recibido. Ella, del otro lado del cristal, sentía que las piernas se le doblaban de la emoción: por fin Internet tenía un rostro, atrás habían quedado el egipcio de 19 años que se hizo pasar por un hombre de negocios de 25 años residente de Alejandría, el colombiano emigrado a la pampa argentina en busca de un futuro prometedor que su país no pudo darle, el africano adicto al cyberporno porque su esposa (una médico muy exitosa) no le prestaba la más mínima atención y el español comprometido (el único que Gely no consideraba su amigo como los demás, porque se creía enamorada de él) que odiaba a su novia pero resignado a casarse con ella porque ya llevaban 10 años juntos. Era extraño que todos sus cyberamigos fueran del sexo masculino, tal vez porque en esos años el boom de internet hacía creer a sus adeptos que los chats solo servían para flirtear.

Antes de la llegada de Mark, su anfitriona había advertido seriamente a su madre no excederse en atenciones hacia el visitante, pues solo eran "amigos" y el motivo de su viaje era solo pasarse unas exóticas vacaciones en un país del que él sólo conocía las películas de Jorge Negrete y a Gely.

Su estancia estaba programada para un mes, originalmente su novia lo acompañaría pero habían terminado su relación unas semanas antes y el viaje lo hizo el solo. Bendita ruptura, a las dos semanas los chateros se enamoraron con locura y él prometió volver en diciembre para conocerse mejor y pasar otro tiempo juntos.

De regreso a su país, Mark habló con sus padres de sus planes, por arte de magia su ex-novia se enteró y le pidió otra oportunidad (su relación había durado 14 años y terminó debido a las adicciones de la susodicha, al alcohol y a las drogas). Su reacción no se hizo esperar y en otro de sus chats con Gely, le comunicó que no regresaría en diciembre porque había reanudado la relación con su novia y que precisamente ella estaba a su lado frente a la computadora para asegurarse de que todo quedara perfectamente aclarado.

Para Gely, el cuento de hadas se había terminado y había conocido otra cara de la WWW: también le partió el corazón como los hombres regios de los que se había enamorado. Durante las siguientes dos semanas vivió como autómata de su casa al trabajo y del trabajo a su casa. La única que se benefició de esta situación fué la empresa para la que trabajaba, pues en esos días trabajó mejor que nunca intentando mantenerse ocupada para no pensar en su decepción.

Exactamente 17 días después empezó a recibir e-mails y mensajes de Mark en ICQ, pidiéndole un tiempo para hablar. Esta vez, no se dejó llevar impulsivamente como acostumbraba, por primera vez en su vida lo arriesgó todo y no contestó a ninguno por cinco días. Uno de esos días fué a platicar con el único amigo que podía ayudarla, llegó y se sentó en la banca de siempre y le pidió con todas sus fuerzas "Señor, yo quiero a ese hombre, si es tu voluntad que sea para mí abre mi corazón, mi inteligencia y lleváme a la decisión correcta. Si no es así ayúdame a superarlo, dame fuerza para olvidar".

Esa noche durmió por fin tranquila, sin sobresaltos y sobre todo, durmió toda la noche. Al día siguiente, tuvo que contestar ella el conmutador, la recepcionista había salido, y la voz del otro lado del teléfono dijo al reconocer su voz "Tengo el boleto con salida para Monterrey el 23 de diciembre, si tu aceptas que vaya, voy a hablar con tus papás: te quieres casar conmigo?".

El 29 de Julio de 1999, exactamente un año después, en la Parroquia del Cristo de la Montaña, Mark y Gely sellaron su amor en una ceremonia bilingüe concelebrada por un sacerdote extranjero y otro regio. Al salir, les esperaba una sorpresa: las cámaras y micrófonos de Multimedios fué la primer felicitación que recibieron haciéndoles una mini-entrevista; un familiar de la novia había llamado el día anterior para informar que se casaba una de las primeras parejas que se habían conocido por Internet y ni tardos ni perezosos se hicieron presentes para no perder la nota.

Camino a la fiesta, el novio tuvo una idea loca (tal vez producto de los tragos a unas Tecate Light que previamente Gely había preparado en una hielerita para calmar los nervios), le pidieron al chofer del auto nupcial que los llevara al primer McDonald's que se cruzara y así lo hizo. Ella pensaba que sólo pasarían al Drive Thru, pero Mark se empeñó en entrar. Como nunca el restaurante estaba repleto de gente en las cajas esperando a que les tomaran la orden, y un buen samaritano al verlos vestidos de novios les cedió su lugar, Mark ordenó unas papas y la cajera se las dió de inmediato diciendo "No es nada, cortesía de la casa", en ese momento todos empazon a aplaudir al coro de "Be-so, be-so, be-so" lo que sin mucha insistencia hicieron rápidamente.

Ya en el salón, después de caminar hacia el centro de la pista al ritmo de la marcha nupcial, parados unos momentos mientras esperaban que comenzara el primer vals que bailarían como marido y mujer, Mark sacó de la bolsa interior de su jacke las dichosas papas de McDonald's alzándolas como si de un trofeo se tratara. Los invitados no entendieron, pero rieron a carcajadas. Ese primer baile tuvo estas notas:




Y colorín colorado, este cuento, apenas ha comenzado. Ahora viven en el país de origen de Mark, tienen dos hermosos hijos y en cada oportunidad vuelven a Monterrey a visitar a la familia que se dejó y recordar como nació su historia de amor. Hoy, hace precisamente nueve años.

N de la R: Los personajes, hechos y situaciones aqui narrados son ficticios, cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia.

Gracias mi amor, por todo tu apoyo, tu cariño y tu paciencia.

Te amo.

12 comentarios:

Mark dijo...

Me parece que fue ayer - qué bonito te quedo este post! Estos siete años pasaron muy rápido. Son los siete años mas felices de mi vida - gracias a tí! Gracias por cada minuto juntos en nuestro camino de la vida, gracias por ser tan comprensiva con mis tonterías, gracias para tu paciencia, gracias por estos preciosos hijos, gracias por ser la hada buena atras de todo. GRACIAS por tu AMOR - te amo, te adoro. Con todo mí corazón - con cada fibra de mi cuerpo.
Por siempre ... hasta que la muerte nos separe ... tú marido.

Lula dijo...

¡Por Dioooooooooooooosss! ¡me sacaste lágrimas! me puse a aplaudir como loca mientras leía!! ¡¡¡QUÉ MARAVILLOSA HISTORIA!! ¡QUÉ EMOCIÓN PODER CONOCER A QUIEN LA VIVIÓ!
Angela y Mark, si todo lo que pasaron no es prueba de que su amor es para siempre, entonces no sé qué esperan para creerlo ;-)
Muchísimas felicidades a ambos, de corazón, en serio que me tienen bien emocionada. ¡Qué historia! en serio, déjenme leerla por catorceava vez, porque aún no la puedo digerir de tan linda :-D

Angel dijo...

Hola!
He leido tu blog un par de ocasiones, que historia! como de cuento! felicidades por su aniversario.
Una preguntilla Cual es el nombre de la canción? Esta muy padre.

Saludos desde las calurosas tierras regias.

kerubin@ dijo...

Angel, bienvenido y gracias por leerme.

El tema es "Amas Veritas" de Alan Silvestri, parte del soundtrack de la película Practical Magic (1998) protagonizada por Sandra Bullock, Nicole Kidman y Aidan Quinn.

Ruth dijo...

Muchas felicidades!! cuando sortean esas dificultades es imposible que algo más pueda apartarles.

SalU2!

camachor dijo...

Para mi también fue algo muy bonito ver lo feliz que eras en esos días. Y más que lo sigues siendo hasta ahora, con tu familia.

¡Muchas Felicidades!

Tu sobrino.

Faby dijo...

Kerubin@,

Muy padre tu historia... ese es amor del bueno... me hiciste llorar...
Muchas Felicidades y que sigan adelante madurando su amor...

Un abrazo

Alba dijo...

que bonito,,que tierno,,,:D muchas felicidades,,,,

ceronne dijo...

uh là là!! qué bonita historia!!! neto hasta se me salió una lagrimilla. Gusto haber encontrado este blog :-D

Oye, me que´do una duda .. 14 años con la ex??? no fue mucho tiempo para solo ser novios? :-s Caray, no entiendo a los europeos jaja

Carolina dijo...

Me pasaron el link de tu historia, y de verdad que es linda, felicidades y ojalá haya muchas más rondando por ahi... oye, yo no entendí lo de las papas del mcdonalds :S

ceronne dijo...

Caro, yo lo veo como:

"no es necesario compartir algo suntuoso contigo, hasta la cosa más sencilla me sabe a gloria, me llena tan solo por el hecho de estar a tu lado. Disfrutemos nuestra primer comida juntos.... caray, que caray, no es necesaria toda una cena con decenas de invitados."

Anónimo dijo...

para mi gusto yo si creeo en los seres fantasticos