marzo 04, 2010

Nueva Ley de matrimonios


Mi comadre regia que vive en la parte francesa de Suiza, me platicaba la últimas vez que nos vimos, sobre una compañerita del kinder de su hija de cinco años. La niña en cuestión fué foco de atención del resto del grupo desde los primeros días del año escolar, porque no estaba muy claro si era niña o niño.

La confusión de los pequeños se debía más que nada porque, por su apariencia, parecía un hombrecito; pero al presentarse ante ellos su nombre era el de una mujercita. Conforme fué desarrollándose el curso y fueron conociendo más a la pequeña, ésta fué aislándose poco a poco ante el rechazo de los demás.

Los niños, que de crueldad saben un buen, no la dejaban jugar con ellos porque sabían que era niña. Y las niñas, que si la jalaban para su grupo, se dieron cuenta que no tenían mucho en común con la recién llegada. Los gustos de la chiquilla eran El Hombre Araña, el futbol, las luchas, los carritos, etc.

La hija de mi comadre, le llegó a comentar que no le gustaba juntarse con ella porque no le gustaba el color rosa y porque le daba miedo que fuera tan tosca para jugar.

En la primera reunión de padres se le aclaró el panorama a mi comadre, pues la mamá de la niña llegó de la mano de su pareja: otra mujer. En otra ocasión en una fiesta infantil, fué la abuela quien la llevó, pero a la hora de recogerla ésta también llegó con otra mujer de las mismas características que la pareja de la madre. Era claro que la niña se comportaba así, porque tanto su madre como su abuela son lesbianas.

En la actualidad, la niña es retraída y solitaria. En el recreo, pasa la mayor parte del tiempo pegada a la maestra sin acercarse a los demás niños. Se enoja con facilidad y pelea todo el tiempo, es por eso que ya nadie quiere invitarla a sus fiestas de cumpleaños ni a jugar a sus casas después de clases -como se usa por acá.

En lo personal no me asusta esa situación, respeto las preferencias sexuales de los demás y las diferentes formas de pensar y vivir la vida, pero me da tristeza la situación de esta criatura. Los primeros años escolares son importantísimos porque es en ésta etapa donde la socialización comienza a desarrollarse; y si ésta pequeña experimenta rechazo o no se siente identificada con su entorno, las repercusiones a largo plazo no se ven muy halagüeñas.

La homosexualidad es todavía tema tabú en muchas culturas y, aunque en Suiza la sociedad es muy tolerante y permisiva en éste aspecto, todavía existen prejuicios encubiertos que los silencios corteses no pueden ocultar del todo. De México, mejor no hablar, estamos a años luz de abrirnos como sociedad a una forma 'diferente' de vivir y la represión comienza desde la misma familia. Aunque algunas escasas excepciones podrían confirmar ésta regla.

Hoy entró en vigor en la Ciudad de México, la nueva ley de matrimonios para parejas del mismo sexo, o como se les conoce popularmente 'bodas gay'. Y no solo eso, sino también la posibilidad para éstas parejas de la adpción de infantes. La ley, que básicamente consistió en modificar algunos artículos del Código Civil, fue aprobada en diciembre último por la Asamblea del Distrito Federal y hoy arranca su día cero.

Aunque nos duela, México todavía se considera un país en vías de desarrollo, será éste uno de los primeros pasos para quitarnos el rótulo de tercermundistas? Será que no somos tan mochos e ignorantes como se nos ha hecho creer? Cuánto falta para que el resto del país siga el ejemplo de la Ciudad de México? Cuántas historias como la de mi comadre escucharemos en tierras aztecas a partir de hoy? Estamos preparados para sacarlas adelante?

Como éstas, se me ocurren muchas más preguntas, tal vez solo el tiempo las podrá responder o... serán preguntas para el infinito?

1 comentario:

Alex Corleone Mortem dijo...

Hola, pues me gusta leer tus entradas. Y a lo que te refieres sobre la chavita la caracteristica de que es "masculina" no se debe ciertamente a que es hija de lesbianas este fenomeno se llama Niña Tomboy, y yo soy una de ellas. Pues se puede investigar en internet, este termino y pues alla no se que tal sean las niñas pero creo que en mexico ahi muchas niñas tomboy o machorras como les dirian por aqui, las tomboy se definen como:

una "tomboy", una niña que gusta de vestir y jugar como los niños. Son chicas que odian el rosado, que rechazan las Barbies y que, definitivamente, parecen no encajar con ninguno de los roles tradicionalmente asociados a la mujer.

Un fenómeno que existe desde hace mucho, pero que está apareciendo cada vez con más frecuencia en una sociedad donde los roles femenino y masculino tienden a igualarse en muchas áreas: desde el fútbol hasta el "carrete" adolescente, pasando por la política y el mundo del trabajo.

Pues si quieres mas info la encuentras aca :D

http://www.taringa.net/posts/noticias/2023883/Las-ni%C3%B1as-_Equot;tomboy_Equot;.html