junio 23, 2008

El reflejo de tus actos

Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa. El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de subirlas se topó con una puerta semi-abierta, lentamente se adentro en el cuarto y para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían mil perritos más observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos. El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco, los mil perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos, el perrito se quedó sorprendido al ver que los mil perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él. Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para si mismo: "¡Qué lugar tan agradable ... voy a venir más seguido a visitarlo!".

Tiempo después otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró en el mismo cuarto pero, a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros mil se sintió amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva. Posteriormente empezó a gruñir, obviamente vio como los mil perritos le gruñían a él, comenzó a ladrarles ferozmente y los otros perritos le ladraron también a él. Cuando este perrito salió del cuarto pensó: "¡Qué lugar tan horrible es éste... nunca más volveré a entrar allí!".

En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: La casa de los mil espejos.

Got it?

5 comentarios:

Nancy dijo...

Muy buena historia y transmite perfectamente el mensaje.. siempre es mejor encarar los problemas con una sonrisa.. por simple probabilidad tienes mejores oportunidades de resultados positivos con ella en tu cara..

Keru, un abrazote y feliz inicio de semana!!

Besos!

Nancy

Ivi dijo...

que bonito relato y con mucha razón. Creo que es muy importante tomar la vida con mucho positivismo, eso contagia...lo contrario también.
te mando un abrazo y espero que estés disfrutando estos días de sol. ;)

Sergio dijo...

Bonita moraleja, nos enseña que de acuerdo a como enfrentemos la vida, esta nos dará su respuesta, si das amor recibes amor, si das alegría recibes alegría, si gruñes te gruñen.

saludos

kerubin@ dijo...

Gracias por sus comentarios chicos, efectivamente el mensaje era ese, en pocas palabras: "lo que siembres, recojes".

Anónimo dijo...

si pero, curiosamente hay ... personajes...que quieren convencerse de que eso que provocan en los demás es por que les tienen envidia, o por que son unos artistas incomprendidos, curioso sistema del ser humano con un ego enorme o con problemas psiquicos, propiciados tal vez por hartaaaa carencia afectiva.