enero 03, 2008

Morir un poco


Cuando nos alejamos nos creemos inmortales, imborrables, insustituíbles, pero en realidad no somos más que cadáveres que van descomponiéndose lentamente. Si, con la distancia y por mucho amor que uno crea que se le tiene, vamos muriendo poco a poco a través del tiempo en la memoria de aquellos que ayudaron a llenar páginas enteras del libro de nuestra vida. Atrás quedan los juramentos hipócritas de unión eterna disfrazados de amor y melancolía que una vez nos alentaron a seguir nuestras corazonadas. Nada queda, todo se lo lleva el viento convertido en malditos tiempo y distancia que todo lo borran... hasta el cariño más sublime, más filial, más sincero.

Cuando nos alejamos parece que todo se mueve y gira, mientras nosotros nos quedamos estáticos esperando que todo siga igual, pero no, solo nos queda eso que nadie nunca podrá borrar de nuestras almas y nuestra memoria ... un invaluable tesoro llamado RECUERDOS.

Cómo te explico corazón, que aquello por lo que sufres a nadie le importa? La vida sigue y los tuyos, los que de verdad te necesitan y te aman con los únicos por los que debes latir ... vivir. Seca esas lágrimas, no vale la pena, acuérdate de las risas y deja que pase; levanta el vuelo y sigue adelante, siempre adelante que para atrás ... ni para tomar impulso.



4 comentarios:

Nancy dijo...

Keru éste post me ha llegado mucho, a veces pensamos románticamente o más bien tontamente, que las cosas, los sentimientos, las relaciones son "para siempre" y a veces hasta las mas estrechas no resisten la prueba del tiempo y la distancia, y basta un ventarrón de malas situaciones, malos entendidos, para que todo se venga abajo.

Me ha llegado mucho principalmente el último párrafo, algo desesperanzado, pero lleno de verdad, hay que concentrarse en lo real, en lo tangible, en el aquí y ahora, lo demás como bien dices, se vuelve algo abstracto, algo que el viento y el tiempo, se llevó.

Besos, un abrazo.

:)

Nancy

Mimi dijo...

Muy cierto, nos damos cuenta de que hay personas a quienes no importamos nada o ya ni recuerdo somos en sus mentes y nosotros seguimos aferrados.
Pero duele entenderlo.
Buena reflexion para iniciar el año.
Felicidades!

Engel Dafnè dijo...

Hola amigocha! conociendote... se me hace que te dio uno de esos arranques que de vez en cuando te dan.... Creo que al decir que aquello por lo que sufres "a nadie" le interesa.. no creo que sea asi... sino mas bien...a ese alguien en especial que quisieramos que le interesara. Mejor pensar en todos los nuestros, no crees?! No vale llorar lagrimas nuevas de penas pasadas...! un beso!

fairy* dijo...

Keru*

vaya q me llegaste directo al corazón con este escrito

me quedará perfecto lo sé y lo tendré q leer muchas varias veces dentro de poco tiempo :(

esta precioso a pesar de lo triste y duro q es

besos