enero 15, 2008

Arrogancia maternal

Ayer tuvimos la primera junta con la maestra de Christof y según ella era para hablar del rendimiendo escolar del niño durante el primer semestre, pero como se lo predije a mi maridis en el camino, se la pasó dando quejas, quejas y más quejas. Fuí yo la que en varias ocasiones le pregunté si el niño lee bien, o escribe mejor que al principio, o sabe sumar y restar, etc. Yo iba relajada, me propuse no enojarme ni sentirme agredida o discriminada como siempre, me dije a mi misma que ésta vez iba a ser más objetiva y no me dejaría llevar por mis complejos de extranjera que tantas limitaciones me han dado. Creo que en la primera parte de la entrevista lo hice bien, calladita, escuchando con atención, comentando de vez en cuando y tratando de ser lo más imparcial posible dándole la razón en algunas cosas ó compartiendo opiniones en otras. Todo bonito, mi maridis también participaba activamente pero yo lo veía algo incómodo cuando la señora parecía hablarle solo a él pues su mirada siempre estaba hacia su lado. Hasta me pareció un poco grosero de parte de él, voltearse hacia otro lado cuando ella le estaba hablando, pero luego en casa me aclaró que lo hacía para forzarla a ella a mirarme a mi. Bah! yo ni en cuenta.

Yo, aunque lo percibí bien, no le di importancia. Me esforzaba por estructurar lo mejor posible mis frases en alemán para no ser malinterpretada y mis intervenciones se hacían cada vez más frecuentes, todo fué en vano ella seguía en sus trece dirigiéndose solo a él. Ya entrados en materia nos hizo muchos comentarios de conductas indadecuadas de mi querubín, nada que ver que con lo académico pero igualmente yo seguía haciendo de tripas corazón ... hasta que me fué llenando el costal de piedritas. No me exhalté, pero le fuí cerrando los caminos de cada una de sus "anotaciones" sobre las incapacidades escolares de mi hijo. Que tiene problemas de motricidad fina, dijo ella, "cada semana recibe Ergoterapia", dije yo. Que en el recreo se junta con niños más grandes, dijo ella, "Christof siempre se desenvuelve mejor entre personas de más edad", dije yo. Que no desayuna antes de venir a la escuela, dijo ella, "es él quien no quiere comer nada, espera hasta el recreo porque dice que si no, le dan ganas de vomitar", dije yo. Que el niño es muy miedoso, dijo ella, "mi hijo siempre ha sido muy aprehensivo, es el primgénito y eso es muy normal" ... y así sucesivamente. Pero en el punto donde nos dice que tal vez necesite de más ayuda para que pueda desarrollarse perfectamente y nos sugiere que lo llevemos a Kinesoterapia, ahí le dejé bien claro su incapacidad para diagnosticar y dar tratamiento a un estudiante sin tener bases profesionales.

"Mire maestra, nosotros sabemos que nuestro hijo tal vez necesite más tiempo para adquirir las habilidades propias de un niño de su edad, pero estoy segura que no es un niño enfermo ni discapacitado y que esos pequeños déficits no son significativos. En lo que podamos ayudarlo y que consideremos importante lo hacemos y en lo que tengamos que corregirlo cuando afecte la vida de los demás también lo corregiremos, pero nosotros no queremos un niño perfecto. Queremos que su desarrollo siga su curso normal y no llenarlo de terapias que a la larga lo pueden dejar aún más confundido. Sabía usted que la Ergoterapia y la Kinesioterapia son métodos para "rehabilitar enfermos"? Si aceptamos la Ergoterapia fué porque tal vez le ayude en cuanto su desarrollo social, su interacción con otros niños, pero nunca ha sido diagnosticado con alguna lesión cerebral o incapacidad física. Yo misma a mis años, nunca me compro blusas con botones porque mi motricidad fina no es muy buena que digamos y tengo muchos problemas con ese tipo de tareas. Mi marido desde niño también tenía mucho miedo de cualquier cosa y mire usted hasta donde ha llegado. Ninguno de los dos recibimos terapia y se podría decir que somos personas "normales". Entiendo su preocupación por los alumnos de su clase, pero si damos terapia por cada "problemita" de las criaturas vamos a terminar por volverlos locos, y no perfectos como usted menciona, no cree?".

"Bueno" contesta ella con una sonrisa, "eso necesitaría decidirlo algún profesional". Su sonrisa se congeló cuando le dije "Yo soy psicóloga", aunque parezca increíble se quedó muda con la boca abierta así literalmente, "aunque antes que eso, soy su madre y nadie más que yo puede velar por el bienestar de mi hijo". A partir de ese momento, y hasta el final de la plática se dirigió a mi con su mirada, se esfumó por completo la presencia de mi marido y por momento llegué a pensar que hasta respeto hacia mí era lo que veia en sus ojos. Al final todos quedamos contentos con la promesa de volvernos a ver al final de año.

Nunca, ni siquiera cuando trabajaba allá en Monterrey, me presenté con alguien anteponiendo mi título profesional. Siempre he pensado que las personas que se muestran con medallas, logros ó posesiones por delante, es porque no tienen nada interior que ofrecer en la vida como personas. Desgraciadamente aquí, es la única forma que encontré de hacerme valer, la gente tiene la tonta idea que las personas que no hablamos de forma perfecta el idioma, somos estúpidos solo por no aprender la gramática o el vocabulario de una lengua con la que no nacimos. Después ya en casa, sentí vergüenza de haberlo hecho, pero al mismo tiempo un sentimiento encontrado de "haber ganado una batalla de respeto" me hizo sonreír un poco. Me prometí a mi misma no volver a dejar que nadie pase por encima de mi y los míos, aunque tenga que dejar a un lado el valor importantísimo que para mí es la humildad.

12 comentarios:

Mimi dijo...

Hola Keru: Me parece que fuiste bastante prudente al rebatir todos sus comentarios. Y bueno, opino que estuvo muy bien que le pusieras un alto. Y si tienes que anteponer tu titulo pues ni modo, no eres psicologa de a gratis y lo vale con tal de hacer valer tu opinion y defender a tu kerubin.
Un saludo

Bere dijo...

KERUBIN@ SOY TU FAN!!!, no manches que de pelos la manera en la que la dejaste fría, que sepa la gente que no tiene que abusar , que no por no hablar un idioma correctamente no sabes, que bueno amigui, me da mucho gusto y ORGULLO!!, además Chris es super inteligente y a la larga como dices si las terapias no son necesarias lejos de ayudarlo lo podrían confundir , TE ADMIRO AMIGA TOTALMENTE!!

Nancy dijo...

Keru, me encantó primero que nada que le rebatieras a la maestra todas sus "quejas" con la confianza de una madre de saber que Chris es un niño perfectamente normal, que no es un robot y que tiene virtudes y deficiencias como todos, me alegra que ya no tengas dudas en cuanto a eso, la confianza tuya en él es lo que más fortalecera su autoestima, no la aceptación de la maestra.

Por otro lado que bueno que la dejaste callada, sabes? eso no sólo pasa allá Keru, aquí las maestras a veces se dirigen a las mamás como si fueramos estúpidas y ellas las sabelotodo, incluso creen conocer mejor a los niños que nosotras, ja ja ja, algunas veces me he pasado de rosca con algunas pues las he puesto en su lugar, la verdad es que a mi me super enchila que me traten como tonta, yo creo que te viste hasta buena gente, además si ya viste que eso te puede hacer ganas puntos y respeto allá, hazlo, todo se vale Keru, además no te pasaste tantos años estudiando para guardarte el titulo en secreto, sé que vales por muchas cosas mas y la gente que te conoce lo sabe también, pero si en la sociedad en la que vives es tan importante, do it Keru, estoy bien orgullosa de ti, te quiero mucho y te mando un besote.

Nancy

Patilu dijo...

A mi me pareció excelente que le callaras la bocota! por no decir otra cosa je!je!

Saludos! =)

Patilu dijo...

A mi me pareció excelente que le callaras la bocota! por no decir otra cosa je!je!

Saludos! =)

Dennile dijo...

Fuiste muy prudente, pero que bueno que finalemente la pusiste en su lugar.

Saludos

jenny dijo...

hola ! ya tengo un tiempo pasando por tu blog; me gusta como escribes.

y me encanta que sin ofender pusiste a la maestra en su lugar y defendiste a tu peque ! :)

hasta pronto.

Liz-en-Kansas dijo...

Estoy muy contenta por ti Keru!!
aunque entiendo que despues te sentiste mal por haber usado tu titulo para ganar respeto, lo importante es que le callaste la boca a la vieja loca esa!!!

Sigue adelante y no te dejes de nadie!

Anónimo dijo...

Hola Keru. Bravo por poner tu criterio y tu opinión tan acertada. Yo tengo hoy la plática con la profesora de mi hijo y ya veremos cómo me va. Con mi primer niño (ahora está en 3ro) recuerdo que la profra. siempre empezaba con los avances y después venían los "peros" y las opciones para mejorar. A mi siempre me da nervios, pero también he aprendido a dar mi opinión y a no siempre estar de acuerdo con ellos. Las madres también podemos tener una opinión objetiva sobre nuestros niños y su desarrollo, aún cuando no sea la misma que los profesores tienen. Haz hecho muy bien. Saludos desde Berna. Ivonne
meyiv@hotmail.com

kerubin@ dijo...

@ Mimí: Ya no estoy tan segura de haber hecho lo correcto, lo cierto es que me salió del alma, a lo hecho ... pecho.

@ Bere: No se necesita una carrera universitaria para buscar lo mejor para los hijos, pero a veces ayuda un poco aunque sea de dientes para afuera ji ji ji.

@ Nancy: Hasta cierto punto, es la forma en que ellos sondean la forma de vida de sus alumnos, al hacer este tipo de comentarios a los padres. Yo lo hice con ésta intención totalmente, que sepa que estamos al pendiente de nuestro hijo. Yo me fuí por un camino fácil, lo que si tiene mérito es lo tuyo, que ha sabido sacar adelante a tus hijos (que son buenos niños) tu solita. Yo tambien te quiero Inge!!!

@ Patilu: A mi también me gustó, pero después me arrepentí, chin!

@ Dennile: No fué con mala leche, solo pensando en mi hijo y después un poquito en mí.

@ Jenny: Gracias por tu comentario y bienvenida al blog.

@ Liz-en-Kansas: Gracias, welcomeback, se te extrañaba!

@ Ivi: Hay de todo, pienso que lo mío ha sido mala suerte, aunque también es cierto que el pueblo donde vivo es en su mayoría de lineamientos socialistas, capicci? Todavía tengo la esperanza que con el tiempo la cosa va a mejorar, o que podamos cambiarnos de casa, ja ja ja ja! Es broma.

Norma dijo...

Me alegra mucho que hayas puesto a la maestra en su lugar, sobre todo porque siempre que te leo me pareces muy prudente (recuerdo la historia de la vecina koreana o japonesa.......china?). hay ocasiones en las que la gente se merece que nos armemos de valor y soltemos educadamente tres o cuatro verdades!

Un saludo :)

kerubin@ dijo...

No siempre actúo de la mejor forma, pero hasta donde puedo trato de ser prudente, aunque a veces caigo en lo mensa! por decir otra cosa :-P