noviembre 19, 2007

De estrellas y estrellados

Hasta la aparición de TV AZTECA como la empresa que rompió el monopolio televisivo para convertirlo en duopolio, Televisa era la única opción 'interesante' que existía en México. La competitividad hizo de ésta empresa su conversión al gigante de los medios masivos que es hoy día pero, no siempre fué así. La empresa giraba en torno a los programas televisivos en los que algunos noticieros, las incipientes (pero buenas) telenovelas y los programas musicales eran su plato fuerte.

Las estrellitas marineras de antaño estaban muy lejos de ser lo que ahora caracteriza casi todos sus espacios, lo que yo llamo la Triple P (pechugas, palabrotas y peladeces). Lo más fuerte que se podía ver en pantalla era el cuerpo perfecto de Tongolele en Siempre en Domingo, lo más irreverente era llamar Bomberito Juárez al Benemérito de las Américas (lo que le costó al Loco Valdés la cancelación de su programa nocturno y un veto de años) y los más morboso era conocer las casas de algunos actores y cantantes en Visitando a las Estrellas con Paco Malgesto. Jesús Gallegos decano de los periodistas de espectáculos, describe
en su columna para Grupo Reforma las tres generaciones por las que ha pasado la exclusividad de los famosos de la empresa:

En la época del señor Azcárraga Vidaurreta, quien medía cerca de 1.90 metros y usaba sombrero de fieltro, no había estrellas, sino estrellados. Les platico: Para quienes "se creían mucho" por aparecer a cuadro en la incipiente televisión, el señor mandó a hacer una silla gigantesca, quizá de dos metros de alto (metro y medio del asiento al piso), y sentaba en ella a quienes llegaban muy "mareados" por el éxito. Las piernas les colgaban ridículamente, y los hacía subir para que vieran lo "chiquito" que le quedaban a aquella despiadada silla que les aplastaba el ego.

Cuando muere Azcárraga Vidaurreta, el trato a los artistas cambió. El señor Azcárraga Milmo crea la empresa de comunicación más poderosa de habla hispana, que se convirtió en "la diversión de los jodidos", como le decía el mismo Azcárraga Milmo. Fue entonces cuando se creó el estrellismo: actores y actrices que ganaban un dineral, y a quienes se les daba lo que pedían, directa o indirectamente. Entre ellos: Lucía Méndez, Ana Martin, Érika Buenfil, Edith González, Rebecca Jones, Thalía, Adela Noriega y pocos más, que gozaron de grandes privilegios... Menos Vero, quien después dejó la empresa, porque la trataban a su tamañito, mientras a Lucía le daban todo.

El control absoluto de todo, desde los 70 hasta 1997, lo tuvo un solo hombre: el señor Azcárraga Milmo. Hoy, en las islitas de poder de Televisa, Emilio Azcárraga Jean les da voz de mando a sus ejecutivos, que antes era muy relativa. Por tanto, esta época me recuerda la del señor Azcárraga Vidaurreta. La empresa crea actores, actrices, estrellas, pero no permite el estrellismo... "¡Ay, qué tiempos, señor don Simón!".


Renovarse o morir no siempre significa calidad, ahora lo que importa es el control y el poder del campo en el que se compita, aun cuando se trate de entretener a "los jodidos". El mundo gira y avanza, pero parece que la decadencia de lo que un día fué arte y diversión es inversamente proporcional.

Todavía no acaba el finde, no? que lo sigan disfrutando!

6 comentarios:

Nancy dijo...

Keru hace un buen de tiempo que dejé de ver programas de Televisa o Tv Azteca, la verdad ofenden el intelecto de quien los ve, algunos programas que se salvan y que son producidos o hechos con gente de Televisa pero con un poco más de libertad son los que se transmiten por cable y ahí te puedo decir que si veo o he visto algunos, la tele abierta es un mugrero pero creo que ese problema tal vez pase en todos lados no crees?

Por otro lado, en aquellos años de los Emilios anteriores creo que las cosas se hacían tal vez con menos producción pero las telenovelas tenían algo ( o nosotros no teníamos cable jejeje) pero resultaban entretenidas, las de ahora a mi me enojan, solo veo monas posando, enseñando bubi, nacha y tipos sin camisa presumiendo pecho y piernotas.

Un Abrazo Keru aqui apenas vamos a iniciar la semana :)

Nancy

Diana dijo...

bueeh.. pues nunca fue ferviente seguidora de la tele abierta porque:
1. en mi pueblo bicicletero no llegaba la señal, pero pos como nosotros no nomás llegábamos a bicicleta (ouch!), teníamos antena parabólica para poder ver lo que fuera!, de vez en cuando, alguna telenovelilla.
2. luego que nació directv, fue nuestra salvación!. nos deshicimos de la antenota parabólica que hacía parecer la casa como centro de investigación de la vida extraterrestre. y bueno, me acuerdo que en un momento, con directv se podía entrar también a internet!. no sé si esto sea mi espejismo o sea verdad eh.. pero en mi casa se podía!.
3. sky sustituyó a directv y debo decir que es una mierda, bueno, aunque entre las mierdas quedan algunas cosas rescatables. es una lástima que en la programación de sky no tengan el canal ese de traveling and living o una onda así, mi mamá no ha podido ver nunca a tony bourdain!!.
en mi pueblo como sea, ya llegó prodigy infinitum, pero la tele, sin sky o cable, se sigue viendo fatal.

EMILIO AZCARRAGA JEAN dijo...

QUIERES UN APLAUSO O QUE?

Bere dijo...

Keru!!!, se que no viene al caso con tu post pero yo queria DECIRTE MIL GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!, quedo hermosa la imagen de mi post!!! GRACIAS GRACIAS GRACIAS!!!Te quiero mucho!!!

kerubin@ dijo...

@ Nancy: No toda le gente tiene acceso a la TV por cable y solo tienen opciones como ésta. Las telenovelas de antes si que eran originales, ahora son puros refritos de aquellas, exitos garantizados!

@ Diana: Privilegiada que eres, todavía en éstos tiempos hay gente que paga por ver aunque sean los canales de tele abierta, aunque usted no lo crea!

@ P'pito: Hazte el graciosito!!!

@ Bere: De nada, que bueno que te gustó.

P´PITO dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ.....BRUJA!!!!