junio 22, 2007

Crónica de una tormenta inesperada

Ayer por la mañana, al levantarme, lo primero que hice fué abrir las persianas de mi cuarto como todos los días para darme una idea de lo que sería el clima y escoger la ropa para mis querubines. Había un sol esplendoroso, con una luz blanca medio rara y me imaginé que tendríamos otro día caluroso, asi que a los dos peques les dí un par de bermudas, camisetas de algodón y sandalias para ir a la escuela. Pensé que el pronóstico meteorológico se habría equivocado de nuevo, pues la noche anterior que los consulté anunciaba lluvias, de las que no había ni rastro en el cielo tan despejado que nos acompañó en nuestro camino.

Para las 9 de la mañana, ya estaba yo en la bicicleta estática empezando el calentamiento de mi rutina diaria de ejercicio y con mis hijos cada uno en sus respectivos salones de clase. El area de calentamiento en el gimnasio, está de espaldas a los ventanales que dan a la calle y de frente a un panel de televisores, que a esa hora transmiten diferentes programas de entretenimiento matutino y uno que otro noticiero de Alemania. Hasta ahí, todo bonito.

Me parece que apenas llevaba unos 10 minutos pedaleando cuando recibí una llamada de mi maridis en la que, con voz un poco angustiada, me preguntaba si estaba en un lugar seguro ó si me encontraba en el coche de camino a algún lugar. Le dije lo que estaba haciendo y se tranquilizó un poco, pero me dió indicaciones de quedarme ahí hasta que pasara la TORMENTA!!! y que no me preocupara por los niños porque las maestras seguro no les dejarían salir si aquella tromba continuaba. Al principio pensé que había entendido mal "Cuál tormenta?" le pregunté. Y me dijo que en Zurich, donde él tiene su oficina, había oscurecido por completo y caía una tormenta inmensa acompañada de granizo.

Colgué y en ese momento desaceleré un poco el ritmo y volteé hacia atrás, para ver a través de las ventanas. El espectáculo era increíble, el cielo estaba totalmente cubierto por la nube más negra que he visto en mi vida, oscuro por completo y no se podía ver nada hacia afuera debido a la intensa lluvia que más bien parecía artificial, como se ve en las tormentas de las películas. Las personas a mi alrededor, curiosas de saber qué era lo que veía, voletaron también y algunas hasta dejaron lo que estaban haciendo para ir a pararse cerca de los cristales. Todos sin excepción, regresaban con cara de asombro, hasta hubo quién tomó sus cosas y salió a toda prisa.

Era como si fuera de noche, como un eclipse total, todo negro ahí afuera. Les llamé a las maestras de mis hijos para preguntarles si se encontraban bien y las dos me dijeron que todo estaba bajo control, seguí lo mío con toda tranquilidad. Dos horas y media después, alrededor de las 11:30 de la mañana, salí del edificio y todo estaba igual que cuando llegué: el sol brillaba intensamente, hacía un calor húmedo inaguantable y curiosamente no había ni una sola nube negra.

Más tarde, por los noticieros locales me enteraría de los estragos que causó el temporal en los escasos minutos que duró: desbordamientos de ríos, inundaciones (la más grave en un asilo de ancianos que alcanzaron a evacuar a tiempo en cuestión de segundos), autos flotando en las calles ante la incapacidad del drenaje pluvial de descargar la enorme cantidad de agua, árboles caídos provocando accidentes, retraso en los medios de transporte (de lo más grave, considerando la puntualidad suiza de trenes y autobuses) y muchos contratiepos más. Afortunadamente no hubo desgracias personales. Aquí una muestra:






Me comentaban que en Monterrey también llovió, pero no creo que ni por asomo se parezca a lo que se vivió acá, afortunadamente. Será el cambio climático, será el sereno, pero lo que si es seguro es que día a día ocurren fenómenos inexplicables como éste más frecuentemente.

Saludos y feliz finde!

7 comentarios:

alba-dj dijo...

Se puso feo ehh,, fijate que lei en la mañana que en Chile, un rio se secó en mas o menos uno o dos meses :S ... y si acá llueve, pero no tan feo

saludos y cuidate ;-)

Bere dijo...

No manches !! que barbaro llovío un chorro, ay keru pues que todo este bien, acá si llovio pero nada que ver, asi que no te angusties. Y quien sabe a que se deba, pero es alarmante la manera en que se presentan estos fenomenos. Un abrazote!.

Maclovia dijo...

Que feo, acá también llueve y llueve pero no así; lo malo es que amanece lloviendo y después se calma; a la hora de la salida de la escuela llueve, llueve y llueve, con el tráfico es lo peor.
Te deje una invitación en mi blog.
Un abrazo y buen fin.

ceronne dijo...

Lo mismo pasó por mis rumbos hace como 3 semanas. Como bien sabes aquí en esta época del año oscurece por ahí de las 9.30-10pm ... eran las 4pm y yo en la oficina que tiene 2 grandes ventanales. Todo se ponía negro y:

- le conté a mis compañeros "va a llover"
- uno respondió "no, ya está anocheciendo"
- Yo "A las 4 de la tarde en primavera?????"
- Los otros "es cierto"
- 10 mins más tarde estaba todo todo oscuro, caía una tromba de aquellas, los árboles parecían de juguete, incluso pensé que uno podría quebrarse.

Uy, ésto que pasó junto con le huracán de hace unos meses ..... cosas nuevas nuevas pa´mí

P´PITO dijo...

EL FIN DEL MUNDO ESTA CERCA....ARREPIENTETE Y CREE EN EL EVANGELIO

Roberto dijo...

Hola Keru, bueno si te había venido a leer, te tengo en mi feed reader, solo que no había comentado.

Uyyyyyy, aquí en Houston también ha estado nublado por 3 semanas, a veces hasta llueve pero nunca había visto yo tantos días nublados. Hace como un mes también aquí así de repente estaba el cielo limpio y decían que iba a pasar una mal tormenta por la tarde, pero yo no creí porque el cielo estaba todo limpio, en cuestión de 25 o 30 minutos que estaba en la PC en mi cuarto de repente se nubló y se puso todo oscuro, sopló un fuerte viento y el aguacero se dejo caer. De pronto bolas de granizo cayeron y yo me espanté porque nunca había visto algo así, de verdad que me espanté!.

P.D. Hay que usar salvadidas!.

kerubin@ dijo...

@ Alba: Y lo que no espera por ver!

@ Bere: Que bueno que no hay llovido así en Mty, porque cada que pasa eso hay muchas desgracias.

@ Maclovia: Pues ojalá que así siga y nunca pase ésto, porque los drenajes pluviales de México entero dejan mucho que desear y por eso ocurren muchas desgracias. Ya contesté tu invitación.

@ Ceronne: Igual yo, nunca había visto nada igual.

@ P'pito: Mira quien lo dice! No finjas demencia mi querido Leonardo Da Vinci.

@ Roberto: Fijate que ese día también cayó granizo, lo más feo fué que se está llevando a cabo el Tour de Suisse y los mas afectados fueron los ciclistas porque los tomó de sorpresa. Los pedazos de granizo eran tan grandes, que algunos de los competidores sufrieron heridas en la espalda.