abril 09, 2007

Mami, me robaron a mi niña!

Estábamos en el centro comercial de siempre, tu jugabas a esconderte entre los vestidos y blusas pidiéndome que te encontrara y yo, acostumbrada a tus travesuras, te contestaba como autómata un "ya te ví" sin despegar mi mirada sobre el enorme surtido de jeans que son mi delirio. De pronto, tu voz se apagó sin darme cuenta, volteé a todos lados dejando caer el gancho con la prenda que tenía en mis manos. Desesperadamente comencé a recorrer cada uno de los pasillos de la tienda sin que mis ojos dieran con tu diminuta figura. Comencé llamándote quedamente y terminé gritando como loca ante la mirada de disgusto de los demás clientes. Corrí hacia la entrada buscando a alguien que pudiera ayudarme ó que te hubiera visto salir de la mano de algún desconocido. Traté de recordar el color de tu ropa sin conseguirlo de inmediato, presa de un pánico enorme, a ésta alturas mis lágrimas fluían como ríos desbordándose por toda mi cara. La gente mi miraba con miedo, con lástima, con curiosidad.

Cuando pude articular palabra, rogué a una empleada que utilizara los altavoces para llamarte, todas mis esperanzas estaban centradas en aquel micrófono; pero no apareciste. Mis manos temblorosas marcaron el número de la policía, pero me contestaron que no se podía hacer nada hasta pasadas 24 horas. Una señora muy mayor me dijo haber visto a una niña llorando en brazos de un hombre y dirigiéndose hacia el estacionamiento. Entonces exploté y empecé a llorar sin control gritando que me habían robado a mi princesita, que por favor alguien me ayudara. Nadie me escuchó, nadie me ayudó, estaba yo sola con mi angustia y desesperación; me salió del alma en perfecto español "!!!Mami, me robaron a mi niña!!!" "Mamiiii".

Como un bálsamo de alivio y ternura sentí la mano de mi marido en mi hombro diciéndome: "Mi amor, tranquila, tranquila ... es una pesadilla, despierta". Abrí los ojos y me sentí acostada en mi cama, mi cara empapada de lágrimas y tosiendo con fuerza debido al resfriado que comenzó hace unos días. Lloré como loca de alegría con la certeza de que todo había sido un maldito sueño, rápidamente me levanté y corrí al cuarto de mi adorada beba, la vi ahí con su carita de angel y con la boca entreabierta producto de "la música que sale de mis sueños" como ella le llama a sus pequeños ronquidos. Hubiera querido abrazarla y comérmela a besos, pero no quise robarle su inocente descanso. Cuando regresé a mi cama, me contó mi marido que lo despertaron mis gritos llamando a mi mamá, luego le conté lo que aquí acabo de relatar. Tomé el teléfono y llamé a mi madre sin importarme la hora y, como lo hizo desde siempre, me consoló con sus palabras de madre hacia otra madre. Así, como ha sido desde que tengo uso de razón, su voz me hizo olvidar mi dolor y mi desesperación por el hecho de sentir perdida a mi queridísima hija. Gracias Mamí y gracias maridis!

Zara, te adoro mi princesa.


11 comentarios:

Miriam dijo...

Los sueños son cabrones! nos hacen pasar unas.... Pero si hasta parecen realidad!!!
siempre Dios nos despierta cuando ya no podemos soportarlo!

Un saludo Kerubina!

Nancy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nancy dijo...

Kerubin@ viví algo parecido a tu sueño un verano en Plaza Sésamo, les compré unas paletas heladas a los niños me dieron cada uno la suya para quitarles el papel cuando volteé hacia el bote de basura mi hijo estaba frente a mi, de repente al voltear de nuevo ya no estaba, giré sobre mis talones buscándolo, no lo veía, le pregunté a la niña y no me supo decir nada, una amiga iba conmigo y le dejé encargada a la niña empecé a dar vueltas en el area donde estabamos y empecé a gritar su nombre y a llorar al mismo tiempo, no me importaba que la gente me viera, recorrí toda Plaza Sésamo corriendo y gritando, volví al lugar de donde partí y nada, luego mi mente me hizo pensar en la salida, mi corazón quería estallar del miedo pensando en que lo hubieran sacado del parque,pero garcias a Dios no fué así, ahí lo vi parado llorando junto a un guardia, me hinqué, lo abracé y lloré de alegría al tenerlo entre mis brazos, Kerubin@ ese rato de terror ha sido de lo peor que he pasado en la vida, no puedo imaginar la vida de los padres a quien les arrebatan un hijo, eso debe ser como estar muerta en vida.Desde esa vez no volvimos a Plaza Sésamo, siempre que lo menciono, me viene ese mal recuerdo. Saludos.

DNA dijo...

pa' sueñito paisa keru!!!, qué feo!.. menos mal fue sueño y todo está bien : )
cuando empecé a leerlo de plano pensé que se te había perdido alguien, menos mal luego dices que fue sueño porque estaba fatal!. yo cuando sueño una cosa así horrible, lo primero que hago es contarla, porque según yo, si la cuentas, no se cumple. igual estando aquí soñé eso de que se me caían los dientes y que se moría mi mamá, una mierda de sueño como ninguna otra que me he aventado en mi vida, tipo como película de guillermo del toro, todo oscuro, con monos raros y cosas así, la única cosa es que yo si me tuve que esperar un rato para llamar a mi mamá porque si le llamo y le digo qué soñé, no sabes la que se arma!, porque mi mamá también se avienta cada sueño y es super preocupona!, una vez me llamó a las 10 am de aquí, que serían las 3 am de méxico, para decirme que me había visto en su casa y ella misma me había vuelto a llevar a mi cama... no manches!, toda una paranoica mi mamá : P... pos ya le dije que estaba bien, entera y todo, que estaba en el trabajo y que pos la próxima vez se pusiera en otro canal de sueños porque ese estaba de la jodida!.

alba-dj dijo...

Yo tambien tuve pesadillas :( .. pero hay que darle gracias a Dios, que no paso de un mal sueño :D ...animo

saluditos

kerubin@ en dijo...

@ Miriam: Te doy toda la razón, lo malo es que cuando soltera, la única que me consolaba con ganas era mi mami y ahora la tengo lejísimos!!! Pero mi maridis no canta tan mal las rancheras :-)

@ Nancy: Ay amigocha, lo tuyo si estuvo feo porque fué realidad y eso lo pasé yo también hace unos meses en un parque de diversión de Alemania que es tres veces más grande que Plaza Sésamo. Ahí si que me senté en una banca de la salida a llorar porque se me hacía imposible encontrarlo entre el mar de gente, al muy cabrito estaba en una escuela de manejo tomando sus clases teóricas!!!! Lo encontró mi maridis y si, yo tambien cuando lo ví lo abracé fuertísimo y él con cara de What??? Por cierto, que le pasó a tu comentario anterior? por qué lo borraste si era igualito al que publicaste? Bueno, solo te preguntó por pura curiosidad :-P

@ Diana: Pobres de nuestras sacrosantas madres, creo que ellas tambien sufren lo mismo que nosotras por tenernos lejos!!!

@ Alba: En eso tienes muchísima razón, lo único bueno de las pesadillas es el momento de despertar de ellas!

Arriba el fuerte sexo débil!!!

Anónimo dijo...

Hola Keru bueno días, no habia podido leerte y aqui me tienes poniendome al corriente, comence con este post y ya mas tardecito leere lo que me falta, es horrible tener esos sueños a mi también me ha pasado pero que una de mis pequeñas se le perdia en el mar a una maestra, no sabes que horror, afortunadamente un sueño pero amaneci con dolor de estomago y con una aprehension terrible, que mis hijas ya me alucinaban , claro que no se los conte, estan chiquitas, pero te entiendo y es horrible, un abrazo grande y muchas bendiciones a tu familia y a ti.
Bere

kerubin@ en dijo...

Gracias Bere, bienvenida al club de madres soñadoras!

Nancy dijo...

Kerubin@ en el comment que borré tenia una linea mal redactada ( mas que el resto del comment) es casi imperceptible, lo borré le corregí la palabra y ya estufas.
Saludos de nuevo

Engel Dafnè dijo...

Fijate que hace poco yo platicaba precisamente con la mamà de una amiga. Y creo que aqui se confirma aun màs lo que me decia... Que toda madre aunque sea por unos minutos (que se nos hacen una eternidad) en algun momento nos llevamos el susto de nuestra vida... "Algunos de nuestros hijos se nos desaparece de la vista"! Lo bueno es que aqui solo fue en sueños, aunque creo que el susto de la realidad tambien ya lo hemos vivido... no! mas bien sufrido!! Asi que a amarlos a cada segundo de nuestras vidas!

Anónimo dijo...

esto es lo mas orrible que le puede pasar a una madre, a mi el dia de hoy mi niña de 4 años se me extravio por unos insatantes en un centro comercial y yo sentia que mi mundo se me derrumbaba , todos se movilizaron y al final mi hija aparecio yo solo gritaba su nombre no podia creer que se me hubiese perdido en un segundo, corri a todos lado hasta que por fin una señora me la entrego en los brazos y yo no podia hacer nada mas que abrazar a mi pequeña. nunca olvidare esta terrible experiencia.