marzo 29, 2007

De la boca sale, lo que abunda en el corazón

Muchas veces nos sentimos decepcionados de ciertas personas cuando actúan de alguna forma que no conocíamos de ella. Usamos frases de "uno nunca termina de conocer a las personas", "quién lo diría de Fulanito", "caras vemos...", etc. cuando la realidad es que ese tipo de aperciaciones siempre están delante de nuestra nariz, sólo es cuestión de observar y poner atención al "lenguaje no expresado".

En una reunión totalmente femenina con mis colegas mexicanas, el tema de sobremesa fué a dar con una noticia curiosa de actualidad sobre un hombre que, en la ceremonia religiosa de la primera comunión de su hijo, observó detenidamente al padrino de éste que se encontraba a su lado. Notó un parecido inmenso entre ellos dos y su locuaz idea lo llevó a la corte para exigir se les hiciera un examen de ADN a los tres. En efecto, el niño resultó ser hijo del "compadre", iniciando una batalla legal por desentenderse económicamente del adolescente y su madre. La corte desestimó la demanda argumentando que para ese tipo de casos, existe un tiempo límite de 5 años para hacer la denuncia y que como el supuesto hijo ya contaba con más de 10 años, estaba obligado a seguirlo manteniendo hasta que cumpliera la mayoría de edad aún no siendo su hijo biológico.

El debate surgió en nuestra mesa cuando una de mis compañeras argumentaba muy indignada, la estupidez de las leyes suizas en éste aspecto, basándose en el hecho del engaño sufrido por marido. Explicaba que no era justo que el hombre cargara con un hijo ajeno, que deberían de procesar a la mujer por el daño que le hizo AL MARIDO y que éste hizo bien al querer desligarse de los dos, madre e hijo. Cuando me tocó hablar a mí, les comenté que aunque no estoy de acuerdo con muchas de la normas jurídicas de éste país, me parecía que el gobierno con ésta ley trataba de proteger a los menores procurando que no se rompa el lazo afectivo que hubiera unido a los supuestos padre e hijo con los años en convivencia. Mi colega volvía a la carga, con que el hombre estaba en lo correcto, que no importa los años vividos con el escuincle porque al fin y al cabo ni suyo era, mucho menos darles dinero, que se ponga a trabajar la "mancornadora", etc etc.

Mi postura siempre fué la misma: que al final fueran o no de la misma sangre el creerlo su hijo y el cariño de tantos años no es posible borrarlo de un día para otro. Por muy indignado que estuviera con la esposa, como dejar de sentir el amor de padre hacia una criatura inocente? Además, los niños en éste caso quedarían desamparados aún conociendo la identidad del padre biológico que por desconocer ésta paternidad tampoco podría brotar de la noche a la mañana un sentimiento hacia él. En general, mi opinión se trataba de lo injusto de la situación para el niño, que es el que más perdió en ésta historia, pues el padre verdadero también se hizo el desentendido.

Pero la susodicha, seguía en sus trece con que lo más importante era el honor mancillado del marido engañado y qué éste tenía que hacer pagar de alguna forma a la culpable de tan horrendo crimen. Trataba de vernderme su idea, de convencerme que yo estaba equivocada, cuando lo único que había hecho era comunicar mi opinión al igual que ella. No quise seguir discutiendo, por temor a que me ganaran las vísceras y terminaramos mal, en un momento dado me detuve a pensar en la persona con la que hablaba y de pronto me di cuenta del meollo del asunto. Así que al final solo le dije: "respeto tu opinión, pero a mi manera de ver las cosas es lo más egoísta que he escuchado".

Situaciones como ésta hablan por sí solas de lo que puede llevar por dentro el alma de una persona centrada en sí misma, no se necesitan años para conocer a alguien, ni un análisis muy profundo; basta con poner atención a lo que hay detrás de la palabras y a unos ojos que nuncan miran de frente.

Ya es mitad de semana, hay que hacer un último esfuerzo!

7 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

Qué decirte nena,
que todos somos unas cabecitas y mundos tan raros que no siempre se acuerda algo.
Los países europeos ven la vida un poco más desentendida del lazo afectivo provocando ciertos choques con otros puntos de vista que siemplemente no estamos acostumbrados a ver.

Es curiosa esa experiencia que vivió ese señor al descubrir el hecho, sin embargol... hay tanto que sucede aqui que ya Kafka no sabe si fuera famoso aqui o no.

alba-dj dijo...

Cada cabeza es un mundo, y hay personas tan faltas de criterio y cerradas a mas no poder, que te dan ganas de agarrarlas a cachetadas, pero ni asi entienden jejeje,,,, lamentablemente no piensan en el daño a terceras personas, que mala onda por el niño que fue el perjudicado,

Nancy dijo...

En las situaciones complicadas y difíciles es cuando te das cuenta verdaderamente de que estan hechas las personas.
Saludos!!

Nancy

Engel Dafnè dijo...

Primero que nada, que enorme tristeza por la criatura! Y en segundo, ya me puedo imaginar la escena...! asi, como a quien tuviste ganas de darle una buenas guajoloteras!.... Jajaja No sè, si darte mis mas cordiales Felicitaciones (por haberte aguantado a no darselas) o decirte: Como no se las diste!!! jajaja....
PD: Lo que si es seguro, es que agradesco el no haber estado ahi!!
Engel Dafnè

Patricia dijo...

Hola!

antes que nada me gusta tu blog.

Ahora con el tema, te cuento que recientemente hubo un caso en que en el hospital cambiaron a los niños que nacieron solo con unas horas de diferencia, pasaron los años y de alguna manera algo les parecio extraño que una de las familias investigo. Una de las famlias era muy pobre, la otra rica y aunque se conocieron, tanto los padres como los hijos decidieron quedarse con quienes los habian criado, porque a ellos eran a quienes amaban, los otros en realidad eran unos desconocidos.

En mi caso personal te cuento que soy madre adoptiva y que con esto y conviviendo con otros padres adoptivos se con seguridad que el verdadero padre es el que cria, el que esta contigo cuando enfermas y cuando tienes exitos. Aprendes a amara a tus hijos una vez que los tienes junto a ti y cuando vives con ellos muchos momentos buenos y malos.


saludos!!

kerubin@ dijo...

@ Dra. Kleine: Creo que hasta el mismísmo Kafka se hubiera ruborizado con dos que tres eventos de nuestros tiempos!

@ Alba: En vez de falta de criterio, lo que tienen es uno bien definido: orientado hacia sí mismos!!

@ Nancy: Por eso digo que debemos ser muuuuuy observadores, para no llevarnos chascos después.

@ Engle Dafne: Ultimamente tengo mucho autocontrol, me estaré haciendo vieja???

@ Patricia: No me lo vas a creer, ese mismo ejemplo le di a mi interlocutora, pero ni eso la conmovió.
Espero que no suene a cebollazo, también a mí me gusta tu blog y me encanta tu narrativa!!

Saludos Chicas!

Avrilis dijo...

Llegué a tu ventana desde la de Paty, y la verdad es que me esa gustando mucho, sobre todo este tema que tocas, ya que recientemente me ha pasado algo similar con una persona y sabes... yo soy de las que dice que un dia se sorprenden, pero ahora que me has hecho pensar.... TIENES TODA LA RAZON DEL MUNDO!, esas personas se van mostrando y a veces nosotros somos quienes no queremos verlo.

Un saludo, me pasaré mas a menudo.

Por cierto, tenemos mas en comun... yo tambien soy mexicana, y tambien vivo en europa, solo que en mi caso, es que soy del D.F. y vivo en Barcelona (España). jejeje.