febrero 04, 2007

Para doctores? los mexicanos!

No recuerdo si alguna vez hablé aquí sobre el sistema médico suizo, de cualquier forma comentaré que funciona como los Seguros de Gastos Médicos que conocemos, con la diferencia que acá es tan obligatorio tenerlo como un acta de nacimiento. Igualmente existen varios tipos de seguros que sólo varían en la atención hospitalaria (privado = cuarto de hospital individual, medio privado = cuarto de hospital con dos pacientes a la vez, y general = cuarto de hospital con más de tres pacientes a la vez), suponiendo que la calidad del "servicio" debe ser la misma por lo que cada persona escoge el doctor familiar que desea tener. Esto es el punto más importante, puesto que sin la autorización de éste NADIE puede consultar ningún especialista. Por consiguiente el enfermo tiene que ver primero a su doctor familiar, seguir un tratamiento general para su problema por lo menos algunas semanas y si luego no funciona, entonces se canaliza con el especialista en cuestión. Claro, ésto con la reserva que al galeno no se le ocurra usar un tratamiento alternativo, de ser así, la visita al doctor especializado demoraría muchísimo tiempo más puesto que hay muy pocos, las citas se dan para MESES posteriores porque normalmente siempre tienen la agenda llena o se atraviesa un período vacacional.

Cabe aclarar que en Suiza los doctores actúan como cualquier profesionista que preste un servicio, me explico: sus horarios de trabajo son muy limitados por ejemplo, las horas hábiles son de lunes a viernes de 8:00 am a 12:30 pm y de 2:00 pm a 6:30 pm, sin contar con que los jueves son sus "días libres" lo que prácticamente nos deja con sólo cuatro días disponibles a la semana (son muy contados los doctores que trabajan los sábados, por lo menos yo no conozco ninguno).

Pero, qué hacer cuando alguien enferma ó se accidenta fuera de éstos horarios? La respuesta es algo complicada, para empezar ningún doctor proporciona a su paciente algún otro número telefónico que no sea el del consultorio, nada de celulares o beepers con qué molestarlos a "deshoras". Entonces qué hacemos?: existe lo que se conoce como los "doctores de guardia regionales", lo que significa un doctor cada cuatro o cinco comuniades aledañas, en cada consultorio médico existe una contestadora telefónica que proporciona el número del doctor en turno al que se debe llamar en el momento de la emergencia. Lógicamante por no ser horario "normal", éstos médicos no se encuentran en el consultorio sino donde los pesque la llamada, por lo que se tendrá que desplazar el paciente a donde se encuentre el consultorio y si es necesaria la hospitalización, desplazarse de nuevo hasta donde haya el hospital que le corresponda (ojo, no el más cercano). Se imaginan la desesperación si por ejemplo, nos encontramos en la Colonia Las Brisas y tenemos que ir con un niño con un brazo quebrado hasta el municipio de Escobedo, para que éste dé fé que efectivamente el infante tiene un hueso roto y pueda dar su autorización de ingreso al Hospital de Zona (Traumatología hoy en día)? Por lo menos dos horas pasarían antes que la criatura recibiera la atención adecuada!

En los hospitales es otra historia. Si por "inconciencia" ó "ignorancia" el paciente se dirige directo al hospital, sin pasar primero por el médico general que lo canalice, es peor porque se pierden por lo menos de 30 a 45 minutos en la recepción llenando formas con datos generales y sobre todo el TIPO DE SEGURO que se tiene. Aqui hay algo más interesante, si el seguro es general (de los mas baratos) normalmente el paciente es atendido por enfermeras ó los asistentes de los doctores titulares o especializados (que también lo son, recién egresados ó a punto de serlo); pero si el seguro es medio-privado ó privado será atendido por los meros meros, resumiendo "dependiendo del sapo, es la pedrada".

En una consulta normal llamamos al consultorio y la asistente primero que nada pregunta qué le pasa al paciente, por ejemplo mi hijo tiene diarrea, vómito y temperatura desde ayer, en casos como éste ni siquiera se toman la molestia de checar la agenda para hacer una cita, la misma asistente nos dice "alimente al niño con pan tostado, dele mucha agua y báñelo con agua tibia para controlarle la calentura, si sigue así en cinco días entonces vuelve a llamar para darle una cita". Del precio de una consulta, eso no me lo van a creer, tienen un tabulador de precios que se divide en los primeros cinco minutos, los últimos cinco, los 10 minutos de rigor de enmedio, los minutos que la asistente hizo algo con el paciente, los minutos "extra" que no estan contemplados en los 20 que debe de durar, etc. Que cómo sé esto? pues viene todo desglosado en la factura que le llega a uno por correo, igualita a la de una ferretería!

Los antibióticos en los casos infecciosos son tema a parte, acá se tiene la creencia que al suministrarlos con frecuencia el paciente se va haciendo inmune a ellos y eso provocaría que en los casos donde sea realmente necesario emplearlos, éstos ya no tendrían efecto (aquí hablo de lo que ellos mismos me han dicho, si hay un doctor en la sala que los saque de mi error). Por lo que primero intentan por medios naturales de controlar cualquier infección durante una o dos semanas, haciendo sufrir a los pacientes hasta que "sea verdaderamente imprescindible".

Podría hacer un libro entero con detalles como éstos, porque existen miles, además de compararlos con el sistema de salud que se conoce en México y terminaría escribiendo casi una enciclopedia. Mi afán no es satanizar la medicina suiza (que es excelente, eso no lo dudo el problema es que son muy pocos), más bien me refiero al sistema con el que funciona, si a ésto se le llama funcionar. Pero lo que más me interesa recalcar, es que en México a pesar de encontrarse todavía "en vías de desarrollo" y con la situación tan violenta que se vive, tenemos muchas cosas de las que nos podemos sentir no solamente orgullosos, sino enormemente afortunados. Esto es el primer mundo, es ahora cuando aprecio más que nunca las bondades del IMSS ja! sin exagerar.



Así que, discípulos de Hipócrates desempleados, no se duerman en sus laureles: a estudiar alemán, francés o italiano y a buscar la fortuna suiza!!!

2 comentarios:

hipocratico dijo...

Y no nada mas en Suiza, en España, en Italia...los sistemas de salud haya son de "otro mundo", pero faltan galenos...buen post y no es mas que la verdad...

kerubin@ dijo...

Gracias por el comentario y por la visita!

Saludos!