octubre 25, 2006

Hay que buscarse un amante

Viajando con mi amiga O.E. me dí cuenta que siempre cargaba con ella un libro blanco, que leía las pocas veces que yo la dejaba, pues siempre tenía algo que preguntar ó algo que comentar. Una noche, en la que el cansancio no me dejaba caer en los brazos de morfeo pues sentía la adrenalina todavía corriendo por mis venas, su librito cayó al suelo. Por inercia hice lo mismo de siempre cuando tengo un libro desconocido en mis manos: leer la reseña de la pasta posterior y luego la semblanza del autor.

La verdad me pareció interesante porque describía métodos y prácticas para encontrar el amor ó una relación duradera "al segundo intento". Todavía más fascinante encontré la dedicatoria del autor, palabras más palabras menos, decía algo así: "A todas las mujeres que me han amado y a todas las mujeres que me han hecho el honor de amarlas, a todas y cada una de ellas dedico este libro". Este autor, del que no recuerdo su nombre, se dedica a dar terapia de pareja y la verdad no sé qué tanto éxito tenga en su praxis, lo que si comenta en el prólogo es que ha sido casado 5 veces, será?.

Hoy recibí por mail éste PP, su autor es Jorge Bucay, médico y psicoterapeuta argentino dedicado también, a parte de su consulta privada, a la escritura de cuentos, poesía y obras didácticas de superación personal. Este archivo habla de algo que a simple vista se ve escabroso, pero que al ir leyendo deja muchas enseñanzas. Tiene mucha similitud con el autor del libro que mencioné antes, hasta podría ser el mismo, pero en la bibliografía de Bucay que está disponible, no aparece. En seguida el PP completo, dedicado única y exclusivamente a Don Márgaro:

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, ó las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente éstas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes ó que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto ó los más diversos dolores.

Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en que ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas. Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro: "Depresión" y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ¡ES UN AMANTE! Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto.

Están las que piensan: ¿Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica? Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más. A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición:

Amante es: "Lo que nos apasiona". Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja, también solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby... En fin, es "alguien" ó "algo" que nos pone de "novio con la vida" y nos aparta del triste destino de durar.

¿Y qué es durar? - Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar cómo viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar, es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.

Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, sé tu también un amante y un protagonista... de la vida. Piensa que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie. Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante...

La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental:
"Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida."


Ya en éstos términos yo tengo varios, en orden de importancia: Mis hijos, la música, mi computadora y el deporte; y mi noviazgo será eterno!!!

Cuídense y pórtense bien!

4 comentarios:

Mimi dijo...

Hola Kerubina: Ya he leido buena parte de tu blog, muy bueno eh? Y si, hay que tener no uno sino muchos amantes, el esposo, la familia, los amigos.. Despues de todo solo se vive una vez. Un saludote, desde el bajio mexicano

Yo dijo...

Hola Kerubina: Muy cierto lo que plasmaste. La vida es muy corta como para perder el tiempo en cosas que no nos ayudan a "vivir".
Como dice la cancion "vive feliz ahora mientras puedas...", y esa felicidades consta de hacer o estar con lo que le da valor y sentido a nuestra vida.

Gracias Keru, mil gracias!

Saludos.... Yo.....

Lessien dijo...

Preciosisima...no sabes cuanto, cuanto...que va, invaluable lo que he aprendido con esto.

Muchisimas gracias!

Lessien y la luna.

saint dijo...

Hola Kerubin@, Jorge Bucay tiene muy buenos cuentos, que ayudan a encontrar respuestas...
Saludos y buen fin de semana!